Huelva

Adesva y la Universidad de Huelva estudian cómo alargar la vida útil del arándano

  • Analizarán tratamientos que permitan que estos frutos lleguen a los consumidores en las mejores condiciones

Una plantación de arándanos. Una plantación de arándanos.

Una plantación de arándanos. / H. Información (Huelva)

El Centro Tecnológico Adesva y la Universidad de Huelva van a estudiar distintos tratamientos poscosecha en el arándano al objeto de alargar su vida útil y la calidad y, por consiguiente, lograr que lleguen a los consumidores en las mejores condiciones.

Para ello, los investigadores que participan en este proyecto, financiado por la Junta de Andalucía a través de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (Feder), aplicarán diversas tecnologías al fruto determinando las más idóneas para conseguir los objetivos, ha informado Adesva en un comunicado.

Previo al desarrollo del estudio, los técnicos de Adesva implicados en este proyecto han contactado con empresas tecnológicas y con productores de arándano de Huelva para captar las necesidades de ambos. De esta forma, Adesva actúa como punto neurálgico entre ambos, integrando sus necesidades para diseñar el proyecto de manera que beneficie a todos.

Estos estudios se dividirán en dos ramas; por una parte, se realizarán estudios analizando los parámetros de calidad de la fruta tras la aplicación de tecnologías poscosecha, que se llevará a cabo en el edificio Ciderta, ubicado en el Parque Empresarial de Huelva, donde Adesva cuenta con una planta piloto.

Por otra parte, de estas mismas instalaciones saldrán muestras que serán estudiadas por el Departamento de Química Analítica de la Facultad de Ciencias Experimentales (Universidad de Huelva).

El objetivo de esta segunda fase es estudiar el cambio en los metabolitos del arándano tras aplicarle diferentes tecnologías frente a fruta que no ha sido tratada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios