Tribunales

Los 22 narcos de la Sierra asumen los hechos y quedan en libertad provisional

  • El caso se zanja con un acuerdo de conformidad con los acusados, que finalmente serán condenados a penas de entre tres y cinco años de prisión

Algunos de los acusados a su llegada al Palacio de Justicia de Huelova. Algunos de los acusados a su llegada al Palacio de Justicia de Huelova.

Algunos de los acusados a su llegada al Palacio de Justicia de Huelova. / Josué Correa (Huelva)

Comentarios 0

El macrojuicio por narcotráfico que estaba previsto que se celebrara durante toda esta semana en la sala de vistas de la Audiencia Provincial de Huelva finalmente no ha llegado a materializarse. Las 22 personas que venían siendo acusadas de delitos contra la salud pública, de tenencia ilícita de armas y de pertenencia a grupo criminal han asumido esta mañana en bloque la autoría de los hechos que les imputaba la Fiscalía.

Han alcanzado, pues, un acuerdo por conformidad que les ha procurado una considerable rebaja de las penas: entre tres y cinco años de cárcel, en vez de entre cinco y nueve años, como la acusación pública solicitaba de inicio. En global, caen de los 176 años y medio a los 84 años y tres meses, algo menos de la mitad.

Entre fuertes medidas de seguridad han llegado al Palacio de Justicia en un furgón de la Policía Nacional los tres hombres considerados los máximos dirigentes de la banda, J.A.R.S. (el cabecilla), J.M.M.G. y P.J.N.S. (los lugartenientes), en prisión provisional por esta causa, amén de otros dos encausados que están cumpliendo condena en el penal por otros asuntos.

El trajín de letrados, testigos y acusados en la primera planta del Palacio de Justicia de Huelva barruntaba lo que sucedería más tarde (la gestión se retrasó porque uno de los acusados se presentó en el juzgado de Aracena en vez de en Huelva): la llegada de un acuerdo que desembocó en una sentencia de conformidad dictada in voce en la sala de vistas.

Así, como ha podido saber Huelva Información, el considerado el cabecilla de la banda, J.A.R.S., asumirá cinco años de prisión (4 por narcotráfico, 6 meses por pertenencia a grupo criminal y otros 6 por tenencia ilícita de armas), frente a los nueve a los que se enfrentaba por petición del fiscal. Los lugartenientes han sido condenados en lugar de a ocho años de reclusión, respectivamente, a cuatro años y tres meses J.M.M.G., y a cuatro años P.J.N.S.

Para E.P.P., que admite su papel fundamental en la distribución de la droga por la Sierra de Huelva, los siete años que le pedían se le quedan en cuatro.

Más perjudicados salen del acuerdo dos de los vendedores de la droga en Cortegana, J.A.J.R. y M.J.P.S., puesto que ambos son reincidentes en el delito contra la salud pública. De este modo, aunque la Fiscalía pedía para ellos ocho años de prisión, son condenados a cinco años cada uno.

Se abre la vía de la suspensión de la pena si no delinquen y se desintoxican de las drogas

Seis años era la petición que el Ministerio Público hacía para M.R.F., D.R.D., E.R.V., E.S.M., A.S.R., J.T.G. y P.M.M.M., aunque finalmente todos han aceptado una pena de tres años y medio de cárcel.

Las personas a las que la acusación pública sitúa fuera de la organización y que, por tanto, se libran del delito de pertenencia a grupo criminal, son M.A.C.T., R.O.T., J.A.B.G, N.E.M.P., J.M.P.C., F.J.P.C., N.P.S. y S.J.V.R. Estos se enfrentaban a penas de cinco años de presidio que ahora se han quedado en solo tres.

Finalmente, al único acusado en exclusiva por tenencia ilícita de armas, J.A.G.C., la pena de un año que reclamaba la Fiscalía Antidroga se le reduce a seis meses.

Todos los condenados menos este último tendrán que abonar multas de 5.000 euros por persona o sustituirlas por trabajos en beneficio de la comunidad o similares.

Los 22 procesados han quedado en libertad provisional a la espera de que "se tramite el incidente", detalla a este diario el abogado de dos de los acusados, Juan López Rueda. Esta misma tarde incluso los tres que estaban en prisión por este asunto pudieron abandonar la penitenciaría de Huelva y regresar a casa.

El letrado celebra que el fiscal Antidroga, Justo Gallardo, haya reconocido la adicción a las drogas de los encausados en el momento de los hechos (entre enero de 2016 y marzo de 2017). Esto, avanza, "abre la vía de la suspensión extraordinaria" de las condenas durante cinco años para sus clientes, el jefe y uno de los lugartenientes de la banda, con la condición de que no delincan durante el próximo lustro y de que "se sometan a controles con los que demuestren que ya no consumen drogas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios