Antonio Sánchez de Piña | Presidente de la Hermandad de Huelva

"Nos preocupa la falta de concienciación sobre la inscripción de peregrinos"

  • Explica que se necesita conocer cuántas personas acompañan a la filial onubense por la responsabilidad, las infraestructuras y los avituallamientos oportunos

El presidente de la filial, Antonio Sánchez de Piña, junto a la carreta en la casa hermandad. El presidente de la filial, Antonio Sánchez de Piña, junto a la carreta en la casa hermandad.

El presidente de la filial, Antonio Sánchez de Piña, junto a la carreta en la casa hermandad. / Alberto Domínguez (Huelva)

A las puertas de la romería y con el recuerdo aún de la Magna Rociera, el presidente de la Hermandad del Rocío de Huelva repasa el transcurrir de la filial onubense, en un año marcado por el centenario de la coronación de la Virgen del Rocío y el inicio del año jubilar.

-¿Cómo vive el presidente la llegada de un nuevo e histórico Rocío?

-Todos los Rocíos son distintos y particulares. Este año ha sido muy especial para nuestra hermandad. La celebración del centenario de la coronación de nuestra madre del Rocío empezó en septiembre, con la salida extraordinaria de la Virgen; el trabajo silencioso de todas las hermandades, y la nuestra no podía ser menos, de la recogida de oro para la corona del centenario; y la importancia de la celebración del Rocío de Amor y Caridad, la Magna Rociera de la Diócesis de Huelva, que organizamos junto a Emigrantes. Ha ido marcando lo que iba a ser el culmen de la romería este año. El sábado tenemos un primer encuentro al que hemos sido invitados, que es la apertura de la puerta santa o del año jubilar que ha concedido el Vaticano a la devoción rociera y a la Hermandad Matriz de Almonte con motivo del centenario de la coronación y de la venida de la Virgen a su pueblo.

-La filial de Huelva fue una de las hermandades presentes en esa efemérides del 8 de junio de 1919. ¿Qué ha aportado y aporta Huelva a la devoción rociera?

-Considero que la aportación de la Hermandad de Huelva, de la ciudad y sus rocieros, es fundamentalmente el apoyo y el afianzamiento del movimiento durante toda nuestra vida de hermandad. Siempre hemos estado al lado de Almonte y de sus hijos, apoyando todo lo que ha significado la devoción a la Santísima Virgen del Rocío. Ese trabajo sigue invariable. Sí interpelaría a la importancia que tuvo la fundación de la Hermandad de Huelva en la vertebración del mundo rociero, por ser la hermandad de la capital de la provincia, que vino a asentar y expandir mucho la devoción rociera por la provincia. Tal es así que el paso de la hermandad por diversos pueblos fue generando fundación de hermandades como San Juan, Niebla, Bonares o Lucena. Al final, lHuelva fue semilla de otras.

-¿Y cree que se le es reconocida esa solera e idiosincrasia?

-Nosotros no nos sentimos agraviados en ningún momento ni creemos que nos falte reconocimiento. La Hermandad de Huelva es valorada en el mundo rociero por su forma tan particular de quererla y de mostrar nuestra fe y sentimiento a la Virgen. Nos sentimos satisfechos por el reconocimiento del mundo rociero y no rociero por la idiosincrasia de nuestra forma de sentir el amor a la Virgen, por ese estilo diferente que aporta a la romería, pero sí es cierto que Huelva siempre ha tenido claro el profundo respeto que le tiene al pueblo de Almonte, y en la romería no hay más protagonista que la Virgen y, por ende, su pueblo. Huelva no ha querido nunca ser protagonista de nada, solo va a rendirle pleitesía a Ella.

-A propósito de esto, ¿cuál cree que es el estado de salud del rocierismo choquero?

-Muy satisfactorio. Tanto que estamos preocupados de no morir de éxito, de tal manera que en la asamblea de romería de este año hemos anunciado que se va a crear una comisión de hermanos y destacados rocieros para analizar el futuro en los caminos. Nos preocupa la llamada tan importante que está efectuando las redes sociales, que están volcando la atención de personas de todo el mundo que quieren conocer la experiencia del camino. Estamos viendo que ya no es cuestión de sumar recursos. Se hace un esfuerzo tremendo y la eficacia, con los volúmenes de personas que nos estamos enfrentando, ya los resultados no son óptimos y nos preocupa. Vamos a intentar encontrar el equilibrio en todos los sectores que acompañan a la comitiva para ver cómo encauzar toda esa ola de fervor y devoción por conocer qué es lo que nos atrae de la Virgen. Todo dentro de una seguridad y de un cuidado del espacio natural.

El presidente de la filial onubense, con el Simpecado al fondo. El presidente de la filial onubense, con el Simpecado al fondo.

El presidente de la filial onubense, con el Simpecado al fondo. / Alberto Domínguez (Huelva)

-Este año la comitiva presenta algunos cambios en los recorridos de ida y vuelta por la ciudad. ¿Espera que la tradicional estampa por la Gran Vía se repita en 2020?

-La situación del cambio de recorrido ha sido motivada por una situación puntual en el mismo, que es una obra en un sitio muy particular que estrangula nuestra circulación, y que un accidente en ese punto bloquearía la salida de la hermandad por la ciudad. La hermandad, por su tamaño, corta la ciudad en dos durante horas. No podemos permitirnos que haya un parón en una zona tan céntrica como la plaza de las Monjas que nos impida estar fuera de Huelva sobre las 13:30 o las 14:00. Esperamos que para el próximo año todos los inconvenientes producidos con el cambio por avenida de Italia y avenida de la Ría se solucionen, pero no tenemos la menor duda de que la ciudad estará por donde camine nuestro Simpecado.

-Sobre la inscripción de peregrinos, ¿se nota aumento con respecto a 2018?

-Rondamos los mismos números que el año pasado, tanto peregrinos a pie como a caballo. No son significativos los datos. Nos preocupa la falta de concienciación sobre la inscripción de peregrinos, y sobre todo en lo que es la ciudad de Huelva y el entorno cercano a la hermandad. Necesitamos saber cuánta gente acompaña a la hermandad, por la responsabilidad, porque el permiso de tránsito es de la hermandad. Y tenemos unas infraestructuras y unos avituallamientos que exigen un conocimiento de las personas que vamos. Este mismo planteamiento nos lo exige también el Plan Romero y las administraciones. Toda la planificación de servicios de emergencias nos piden datos: número de vehículos de tracción mecánica y animal, de personas, de caballería y el monto total. Tenemos necesidad de que el que nos acompaña, lo mínimo es comunicar que viene. Falta cierta colaboración.

-¿Existe una mayor concienciación sobre la importancia de cuidar el entorno medioambiental por donde se transita?

-Se están produciendo en nuestra hermandad unos avances muy importantes, fundamentalmente en la conciencia de las personas, que saben que es un tesoro que tenemos que cuidar. La hermandad lo asumió y lo ha reiterado año tras año. Notamos que hay una mayor responsabilidad acerca de que hay que cuidar el paraje natural por donde transcurrimos en nuestro caminar hacia la aldea. Pero hay que seguir avanzando. No vamos a parar las campañas que viene haciendo la hermandad en las redes sociales. Y nos es muy grato que muchas hermandades estén siguiendo el modelo, porque es muy positivo que tomemos todos en general conciencia de que estamos usando algo que hay que pasar a las generaciones futuras mejor que lo hemos encontrado. La Hermandad de Huelva, además, lleva un servicio de limpieza, tanto a la idea como a la vuelta, que deja el camino impoluto, así como los lugares de sesteo y pernocta.

-¿Cómo van los proyectos futuros?

-Tenemos pendientes de presentar a la asamblea el proyecto de reforma de la Casa Hermandad en El Real, para que se adecue a las necesidades de espacio, dotación y de uso institucional que necesita una hermandad como es Huelva hoy en día. Y seguimos estudiando la posibilidad de proyectar una nueva carroza para el Simpecado, fiel copia de la actual, pero en plata de ley.

más noticias de EL ROCÍO Ir a la sección El Rocío »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios