2011 Elecciones

El PP de Benalmádena muestra "sorpresa e indignación" ante el acuerdo

  • Enrique Moya iba a comenzar "esta misma tarde" una ronda de reuniones con las distintas fuerzas políticas tras mantener "intensos contactos telefónicos"

Comentarios 2

El presidente del PP de Benalmádena y alcalde en funciones de este municipio, Enrique Moya, ha mostrado su "sorpresa e indignación" ante el acuerdo alcanzado entre el PSOE, IU y Unión Centro Benalmádena (UCB) para formar gobierno en la localidad, donde la fuerza más votada en los comicios del pasado domingo fue el Partido Popular.

Moya, según ha indicado a través de un comunicado, iba a comenzar "esta misma tarde" una ronda de reuniones con las distintas fuerzas políticas tras mantener "intensos contactos telefónicos".

Es más, según Moya, una de las reuniones acordadas era un almuerzo con el candidato socialista, Javier Carnero, y su coordinador de campaña, que "ha sido cancelado por él mismo a media mañana, argumentando problemas de salud de su padre".

Los populares han subrayado que "7.395 vecinos, el 35,58 por ciento de los votantes, respaldaron en las urnas al PP de Benalmádena y dijeron no al gobierno socialista".

El PSOE, IU y Unión Centro Benalmádena han llegado a un acuerdo para formar gobierno en Benalmádena. En total, los tres grupos políticos suman 13 ediles, de los que siete son socialistas, cuatro de UCB y dos de la coalición de izquierdas.

El PP obtuvo 11 concejales, frente a los cuatro de 2007. Sin embargo, a pesar de los intentos de los 'populares' por alcanzar un pacto con UCB, éste se ha declinado por los socialistas y la federación de izquierdas.

Precisamente, este pasado martes Moya consideró que "lo más lógico" era pensar en un pacto con UCB, cuyo cabeza de lista es Francisco Salido: "es lo más normal, es el grupo que hace de bisagra entre los dos".

Por su parte, el responsable de UCB apuntó que quería "reflexionar con tranquilidad para iniciar la próxima semana las conversaciones y, posteriormente, decidir".

En Benalmádena, tras los comicios de 2007, se produjo un pacto entre los socialistas, IU y Movimiento por Benalmádena (MpB). Sin embargo, casi dos años después de esta coalición el Ayuntamiento cambió de color y fue el 'popular' Enrique Moya quien se hizo con la Alcaldía merced a una moción de censura, con 13 votos a favor de los 25 concejales, entre ellos los del líder del MpB, José Luis Moleón y la edil del grupo mixto, que se presentó a los comicios por el MpB, María del Carmen Romero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios