Bádminton

Carolina Marín vuelve después de más de siete meses lesionada

  • Reaparece el miércoles en el Open de Vietnam. Ocupa el puesto 25 del ranking mundial y su objetivo es ser cabeza de serie en los Juegos de Tokio

Carolina Marín, a las puertas del Palacio que lleva su nombre, donde estos días está entrenándose Carolina Marín, a las puertas del Palacio que lleva su nombre, donde estos días está entrenándose

Carolina Marín, a las puertas del Palacio que lleva su nombre, donde estos días está entrenándose / Carolina Marín twitter

Nueva vida para Carolina Marín. La jugadora onubense deja atrás unos meses para olvidar y vuelve de nuevo a la competición. La campeona olímpica, tricampeona mundial y cuatro veces campeona de Europa ha estado más de siete meses apartada de las canchas debido a una lesión que se produjo a finales de enero y tiene previsto volver este miércoles en el Open de Vietnam.

Para su regreso a la competición la onubense ha elegido un torneo de nivel bajo, siendo su primera rival la tailandesa Supanida Katethong, número 69 del ranking mundial. Será el primer enfrentamiento entre ambas y comenzará a las 15:10 hora española.

Carolina ocupa actualmente el puesto 25 en el ranking, pese a lo cual parte como cabeza de serie número 2 del torneo. La favorita es la escocesa Kirsty Gilmour. Ellas son las dos únicas participantes que están entre las 25 mejores de la clasificación, ya que las chinas, japonesas, taiwaneses, indias... se han reservado para la semana siguiente, cuando se disputa uno de los grandes torneos de la temporada, el Open de China, donde estará Carolina.

Han sido siete meses duros, sobre todo al principio en los que tuvo la pierna inmovilizada, pero gracias a su constancia, trabajo y tesón, esa lesión ya es historia. Desde el 19 de septiembre la onubense, junto al resto de jugadores del Centro de Alto Rendimiento de Madrid, estuvo entrenándose en el Palacio de Deportes de Huelva, ultimando su puesta a punto.

En rueda de prensa en Huelva, Carolina dejó claro que todas sus miras están puestas ahora en los Juegos Olímpicos de Tokio que se celebrarán el año que viene. Su primer objetivo es ser cabeza de serie, pero no lo tendrá fácil.

Tiene prácticamente asegurada su presencia en Tokio, ya que en el hipotético caso de que no lo lograra por ranking, siempre podría recibir una de las invitaciones que se guarda la organización. Otra cosa es ser cabeza de serie y evitar así partidos difíciles desde el inicio.

Carolina ha bajado actualmente al puesto 25 del ranking mundial. Los meses que ha estado sin competir le han dejado con sólo 43.000 puntos, lejos de las tres primeras: la japonesa Akane Yamaguchi (93.930); la china Yu Fei Chen (92.765) y la jugadora de Taipei Tzu Ying Tai (92.625).

Esos 43.000 puntos le llegan del Victor Open de China (donde fue campeona y sumó 12.000), del Open de Dinamarca (cayó en primera ronda y sólo sumó 2.660), del Open de China (semifinalista, 7.700), del Open de Hong Kong (cuartos de final, 5.040), y de los Masters de Malasia e Indonesia, donde fue finalista en ambos casos, sumando 7.800 puntos en cada torneo. No obstante, hay que tener en cuenta que Carolina sólo ha puntuado en seis torneos (los únicos que ha jugado en el último año), mientras las primeras han disputado 18 (Yu Fei Chen) o 20 (Yamaguchi) y han podido descartar los peores resultados, quedándose con los diez mejores, que son los que puntúan para la clasificación. El puesto de Carolina Marín probablemente empeorará el mes que viene, ya que tiene que defender los 12.000 puntos conquistados en China, pero a partir de ahí casi todo será sumar.

La campeona olímpica ‘debutará’ en Vietnam el miércoles en un torneo 100 (donde en teoría se encontrará rivales débiles y no estarán las mejores); la semana siguiente irá al Open de China (Máster 1.000) donde se darán cita las mejores del mundo y será una buena piedra de toque para conocer su estado de forma; para cerrar la gira asiática a partir del día 24 de septiembre en Korea. Luego volverá a Europa, estando inscrita en el Open de Dinamarca (comienza el 15 de octubre).

En definitiva, una larga carrera que concluirá en los Juegos Olímpicos de Tokio, y en la que tiene poco margen de error si quiere ser cabeza de serie. La clave estará en saber si Carolina recupera o mejora su nivel; en ese caso, todo es posible... En rueda de prensa declaró que va a ser una jugadora diferente y esperemos que mejor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios