Salud La Junta inicia la reparación de los daños que en 2018 ocasionó al Chare de Lepe el temporal Emma

Deportes

David Sánchez: “Mi próximo reto es el Mundial de Madeira y ahí quiero ya la medalla”

  • David Sánchez es el único deportista onubense en las Paraolímpidas de Tokio 2020

  • En sus cuatro pruebas logró tres diplomas y tres records de España 

David Sánchez, ante la piscina de los Juegos de Tokio.

David Sánchez, ante la piscina de los Juegos de Tokio. / M. G. (Huelva)

David Sánchez Sierra ha sido el único nadador paralímpico onubense que ha llevado la bandera de Huelva al país nipón para estos ya pasado Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. El camino hasta poder conseguir tres diplomas y tres récords de España no fue fácil.

–¿Como empezó esta aventura?

–Hace 6 meses yo no estaba bien ni a nivel físico, ni mental. Tuve muchos problemas con mi anterior entrenadora, la pandemia, estuve casi ocho meses sin entrenar... Pero la cosa cambió cuando en enero hable con Alberto, mi actual entrenador. Le propuse un reto que era una locura. Llevarme en 16 semana, ya no con el ritmo con el que estaba nadando antes si no nadando mucho más rápido para coger la mínima. La respuesta fue empezamos mañana.

–¿Por qué se decidió por Alberto como entrenador?

–Por que sé que Alberto es de los entrenadores más formados a nivel andaluz, y a nivel español.

–¿Donde empezó a forjarse tu billete para Tokio?

–Cuando empezamos a formalizar todo con mi entrenador fue sobre marzo. Y a las dos semanas teníamos el Campeonato de España por comunidades autónomas. Yo ni siquiera quería ir, pero me servía para saber a qué nivel estaba nadando en ese momento. Mi objetivo no era otro que bajar un poco las marcas con las que llegué. Bajé un pelín las marcas y seguimos entrenando siempre con el objetivo claro. La primera prueba decisiva fue Open Internacional de natación adaptada de Castilla y León en Valladolid. Iba con 3 pruebas. 50 espalda, 50 mariposa y 50 braza. Hago 50 espalda, récord de España. Me tiro al 50 mariposa, y los ritmos que llevaba calentando no los había hecho en los entrenamientos de los últimos 5 meses. La mínima que me pedían era 33:51. Hice 33.36. Salí del agua llorando porque había conseguido mi billete para Tokio

–Ya con su pase camino a Tokio la temporada iba rodada ¿no?

–Sí, además la siguiente prueba de fuego fue el Campeonato de Europa de natación WPS donde volví a nadar por debajo de la mínima y conseguí ser tercero de Europa. Aunque no quedara segundo por una centésima, fue una experiencia increíble. Lo malo fue que me trajo una lesión importante que me dejó sin campeonato de España.

–¿Qué lesión fue y como la afrontó de cara a los Juegos?

–Estrés costal, me llevé 15 día sin poder respirar bien. En ese momento Alberto me planteo dos opciones o íbamos al nacional en Lloret de Mar nos podíamos quedar sin llegar a Tokio o sacrificamos este campeonato por el futuro. Al final me quedé obligado en casa pero porque estaba en muy mal estado

–¿Ha sido tu peor momento durante su preparación de cara a las paralímpiadas?

– Sí. Me dolía hacerlo todo. De bajarme a ponerme los pantalones y subir llorando por que no podía respirar del dolor. Todo dolía, hasta comer. Ha sido uno de los peores momentos de este 2021.

–Después de eso consiguió un récord de España que llevaba invicto 13 años y oficialmente la selección paralímpica te convoca, ¿como fue ese momento?

–Me acordaré toda la vida de ese 14 de junio, cumpleaños de mi abuela y de mi padre. Lauren, el seleccionador, me manda un mensaje que ponía simplemente enhorabuena. Me emocione muchísimo. Oficialmente iba para Tokio, y todo el trabajo se veía recompensado. A partir de ese momento empezó la gloria y el infierno a la vez.

–¿Por qué el infierno?

–Porque cuando los tiempos no salían empezaban los agobios el ver que no vas a llegar como quieres, es mucha presión. Pero desde que llegamos a la concentración en San Cugat del Vallés todo fue rodado. Nunca había nadado en esos ritmos. En 6 días me había hecho 38 kilómetros, a más de 6 por día.

–Ya en los Juegos, ¿cual es su mejor recuerdo?

–El momento de entrar en la piscina de competición en la que iba a nadar mis primeros juegos. Cuando entre, hasta ahora al contarlo, se me ponen los pelos de punta. Lo primero que me dijeron prohibido llorar, y nada más entrar se me cayeron las lágrimas. Por que una cosa muy diferente es ver la piscina donde han estado nadado tus ídolos por fotos a estar allí y que yo sea al que van a ver.

–Nadaste casi todas las finales que podías haber nadado, ¿se lo esperaba?

–No. Nadie contaba con la final de 100 espalda, yo el que menos, por que nunca había estado por debajo de 1:24, y la final iba a estar por debajo de 1:21. Hice 1:21. En la final termino la prueba por debajo del 1:19. Había conseguido un nuevo récord de España por 11 centésimas.

–Además, de todas las alegrías que le han dado estos Juegos Paralimpicos, ¿ha habido decepciones?

–Mi mayor decepción de los juegos entre comillas fueron los 50 estilo. Fue un pinchazo porque no gestioné bien la prueba. Pero que en mis peores pruebas sea octavo del mundo, no está nada mal para ser la primera vez.

–¿Como vuelve de estas paralímpiadas?

–De los juegos vuelvo muy contento. de 4 pruebas, 3 finales y 3 récord de España.

–Después de conseguir sus objetivos en Tokio, ¿qué es lo siguiente?

–Mi siguiente meta es el Mundial de Madeira 2022, buscando ya medalla, la“chapa”. Mi objetivo es ir mejorando las marcas, y si mejorando las marcas consigo títulos bienvenidos sean.

–¿Su proyecto incluye París 2024 en tus futuras paradas?

–Alberto y yo tenemos un proyecto que llega a los Ángeles 2028. Él me pregunto si yo solo quería ir a estos juegos, pero el mínimo París 2024. Tenemos un proyecto muy ilusionante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios