La Línea

La Royal Police ataca con gas pimienta a pescadores linenses

  • Un agente de Medio Ambiente salta a un barco que estaba faenando junto a la Roca y la emprende a puñetazos con un marinero

Comentarios 14

Tres pescadores de La Línea fueron agredidos ayer mientras faenaban por un agente de la Royal Police y otro del departamento de Medio Ambiente de Gibraltar y presentaron horas después del incidente una denuncia ante la Guardia Civil. El Gobierno español presentará una "protesta enérgica" a las autoridades británicas, mientras que la Policía gibraltareña comunicó a los pescadores una denuncia por desacato a la autoridad, pero no por ejercer la pesca en las aguas que rodean al Peñón.

Dos de estos pescadores, los hermanos Eduardo y Miguel Ángel, del barco Los Cabezas, fueron rociados por un agente gibraltareño con un spray de pimienta. Al segundo de ellos le afectó en los ojos y cayó al suelo, momento en el que se lastimó una pierna. Estuvo varias horas en el hospital de La Línea hasta que fue dado de alta tras comprobar que no sufría daños graves. Un tercer pescador recibió varios puñetazos de un agente de Medio Ambiente de Gibraltar que llegó a abordar el barco aprovechando la confusión.

El grave incidente ocurrió, según relató a Europa Sur uno de los afectados, pasadas las 8:00 cuando estos tres pescadores, como cada día, se encontraban faenando desde hacía un par de horas a unas dos millas de la costa del Peñón, frente a la zona de La Caleta.

Primero, como afirman que es habitual, se presentó una patrullera del departamento de Medio Ambiente que les recriminó su presencia en la zona. Acto seguido aparecieron tres barcos de la Royal Gibraltar Police que comenzaron a rodear a Los Cabezas y a impedirle el paso.

Los linenses hacía rato que, al ver acercarse primero al barco de Medio Ambiente de El Peñón, habían dado aviso a la Guardia Civil. Los policías reclamaron los carnets a los pescadores y estos les pidieron que esperaran unos minutos hasta que llegaran los agentes españoles. Fue entonces cuando un policía gibraltareño atacó con spray de pimienta a dos de los pescadores. Otro policía quiso abordar el barco de pesca, aprovechando la confusión, y terminó cayéndose al agua. Mientras uno de los pescadores estaba cegado en el suelo del barco y el otro -que fue rociado de refilón por el spray- intentaba rescatar al policía, el agente de Medio Ambiente saltó a la embarcación linense y la emprendió a puñetazos con el tercer pescador.

El incidente no fue a más gracias a la llegada de la Guardia Civil, que consiguió mediar e imponer la calma. No obstante, según relatan los pescadores, algún agente de la Benemérita mantuvo una agria discusión con el agente de Medio Ambiente, al que culpan de tener siempre una actitud provocadora y desafiante. Según explican los pescadores es habitual que los funcionarios de este departamento hostiguen a los barcos linenses cuando se encuentran faenando en la zona, aunque no lo es que la Royal Police intervenga, al menos de la forma que lo hizo.

La Policía de Gibraltar remitió ayer por la tarde un comunicado en el que afirma que el barco estaba pescando "en contravención de la Ley de Protección de la Naturaleza (Nature Protection Act) y se negaba a acatar sus instrucciones". "La Policía Real de Gibraltar confirma que utilizó spray incapacitante y tuvo que tomar medidas sobre uno de los tripulantes en respuesta a su comportamiento agresivo, que abandonó de inmediato. Cuando se tranquilizó y la tensión disminuyó, se procedió a denunciar a los tres miembros de la tripulación", reza la nota.

El alcalde de La Línea, Juan Franco, se puso en contacto inmediato con el patrón mayor de la Cofradía de la ciudad, Juan Morente, para conocer el estado de salud de los pescadores, a los que les deseó una pronta recuperación. Además, Franco telefoneó al ministro principal de la Roca, Fabián Picardo, para comunicarle "la gravedad de los hechos que denuncian los pescadores". "Me ha traslado que reclamará información al respecto y estaremos en contacto para poder dilucidar estos hechos", dijo el regidor. "Hoy expondré el problema que se está produciendo con nuestros pescadores en la Mesa técnica de seguridad. Espero que se reinstaure la calma y no vuelva a haber incidentes de este tipo, que el uso de la fuerza no se produzca en situaciones de esta naturaleza", sentenció.

El alcalde de Algeciras, presidente del Partido Popular de esa ciudad y Senador, José Ignacio Landaluce, mostró ayer "todo el apoyo a los pescadores linenses". Los populares preguntarán al Gobierno y a la Guardia Civil "por este hecho impermisible que ha roto la paz social que existía en este aspecto". "No se pueden tolerar este maltrato y hostigamiento a estos trabajadores de la mar", explicó Landaluce, que pide a la Guardia Civil que este más alerta ante estos hechos y al ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, "que controle a su Policía, abra expediente y sancione está actitud agresiva e intolerable contra unos pescadores y vecinos de la ciudad de La Línea".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios