Vivir en Huelva

Una nueva cara arquitectónica

  • La iglesia de San Sebastián de Higuera de la Sierra abre sus puertas tras las obras de rehabilitación

  • José Vilaplana descubre una placa conmemorativa en el templo del s.XVIII

El obispo de Huelva descubre la placa conmemorativa. El obispo de Huelva descubre la placa conmemorativa.

El obispo de Huelva descubre la placa conmemorativa. / G.Salas (Higuera de la Sierra)

Tras culminar las obras de rehabilitación del exterior del edificio, la iglesia parroquial de San Sebastián de Higuera de la Sierra, construida en el siglo XVIII y declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en 2007, ha abierto sus puertas coincidiendo con la festividad del patrón. Con este motivo, el obispo de Huelva, José Villaplana, descubrió ayer una placa conmemorativa en un lateral de la puerta del sol, en el exterior del templo.

Además del titular del Obispado, en el acto estuvieron presentes el presidente de la Diputación provincial, Ignacio Caraballo; el alcalde de Higuera, Enrique Garzón, junto a miembros de la corporación municipal; el diputado de la Sierra, Ezequiel Ruiz; el párroco, Jaime Cano; el arquitecto, Carlos Hermoso; representantes de la Fundación Cajasol, junto a los aparejadores y constructores de la obra, entre otros, así como numerosos higuereños que no quisieron perderse el memorable acontecimiento.

Con posterioridad, el obispo ofició una misa de acción de gracias por el buen desarrollo de las obras. La autoridad eclesiástica señaló que los trabajos de restauración han sido posibles “gracias a los numerosos y generosos donativos de los vecinos y personas cercanas a la parroquia, la colaboración del Ayuntamiento de la localidad y la Fundación Cajasol, por mediación de la Diputación Provincial de Huelva”.

Así, tras un laborioso proceso de reforma en el exterior del edificio, que ha estado a cargo de la empresa local Construcciones Ballesteros Márquez S.L, las fachadas y la majestuosa torre de iglesia principal de Higuera, de la que se ha suprimido el cuerpo adosado para el antiguo reloj, lucen ya en todo su esplendor, al igual que la zona colindante del templo, que se ha convertido en peatonal, tras los acuerdos suscritos entre el Obispado de Huelva y el Consistorio higuereño.

Foto de familia junto a la placa de la iglesia de San Sebastián. Foto de familia junto a la placa de la iglesia de San Sebastián.

Foto de familia junto a la placa de la iglesia de San Sebastián. / G.Salas

Según explicaron los técnicos, las obras han consistido en la “limpieza total del exterior con máquina hidro limpiadora de pulverización a baja presión. Se han repasado todos los desperfectos del cerramiento con mortero de cal y en otras zonas con jabelga de cal acabando con pintura al silicato en elementos destacados en su primitivo color”. Además, se ha suprimido el cuerpo lateral adosado a la torre donde se alojaba la antigua maquinaria del reloj, con lo que se ha logrado embellecer la silueta de la torre.

Otro de los trabajos realizados en la iglesia de San Sebastián(principal hito arquitectónico y urbanístico de la población) es que se ha abierto el compás (espacio descubierto) que rodea el edificio mediante convenio con el Ayuntamiento, al colocar una reja para que en su momento pueda ser visitado por las personas que lo deseen en un horario que se determinará cuando se finalicen estas intervenciones necesarias en la zona.

La iglesia parroquial es Bien de Interés Cultural (BIC) desde el año 2007

En este sentido, cabe destacar que la zona circundante al edificio parroquial estará destinada a uso público peatonal por un periodo de 25 años, según el convenio firmado con el consistorio. Se trata, según fuentes municipales, de un primer paso para una reforma de la zona anexa a la parroquia, que se prevé integrar en la emblemática Plaza de la Constitución, para ampliar la superficie del paseo, y contribuir al lucimiento del propio edificio.

Del mismo modo, se ha suprimido un almacén adosado a la sacristía que no pertenecía a la estructura primitiva del edificio y, para que la parroquia siga contando con almacén, se ha restaurado uno existente, adosado a la vivienda parroquia, fuera del entorno de la iglesia y se ha construido un servicio en la parte de la sacristía para que lo puedan usar los fieles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios