Pasarela Huelva Flamenca

Torbellino de colores

  • La segunda jornada apuesta por la creación local. Lleno total en Las Cocheras

Tras un primer día con lleno en todos los desfiles, la segunda jornada de la pasarela Huelva Flamenca volvió a congregar ayer en las Cocheras del Puerto a un masivo y heterogéneo público que disfrutó de siete propuestas locales que marcarán tendencia en la moda.

Organizada por la Agencia de Moda y Comunicación Kilah, esta pasarela, en la que colabora Huelva Información, estuvo protagonizada por Micaela Villa, la paymoguera Flor de Jara, la lepera Bella Elvira, El Madroñal, de Tharsis; la granadina afincada en Lepe Úrsula Sánchez, Cinta Coronel y Revuelo-Ubaldo, de Huelva.

Trajes de alta costura fusionados con moda flamenca, lunares que nunca pasan de moda, estampados, rayas, coloridos fuertes y, en general, de todo un poco, según cada diseñador. Todo lo que se verá esta temporada, de la mano de diseñadores locales que, tal y como explicó Fernando Ponce, director artístico de Huelva Flamenca, constituyen el exponente más fuerte de y la materia prima esencial de un sector que está en auge y que crea estilo desde una provincia, la onubense, que es la que cuenta con más romerías, siendo la más universal la del Rocío.

No en vano, valoró que el sector de la moda ha evolucionado de forma significativa y la gente apuesta sin duda por los diseñadores para confeccionar su traje. Además, “se exporta mucho, sobre todo a Japón”.

Bien sabe de ese ascenso, por ejemplo, Bella Elvira, quien el pasado año ganó el Certamen de Diseñadores Noveles de Andalucía y ayer ofreció una propuesta inspirada en la Virgen de la Bella y en la que primaron los trajes “más flojos y con menos volumen porque se busca la comodidad y el movimiento”. A sus 23 años y con una sólida formación, la joven se está especializando en novias, tal y como puso de manifiesto al cierre de su pasarela.

La programación de Huelva Flamenca finaliza hoy con una pasarela infantil a las 13:00 y ya por la tarde las colecciones de Carmen Rodríguez, El Ajolí (con un desfile benéfico a favor de la Fundación Laberinto) Adelina Infante y José Manuel Valencia.

La entrada tendrá un precio de cinco euros. Los beneficios que se obtengan con este pase se destinarán al principal proyecto de la entidad Laberinto: la construcción de un centro polivalente para niños con discapacidad asociada a enfermedades raras, una aspiración por la que trabaja desde hace tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios