Dispositivos

Consejos para un uso seguro de la 'webcam'

  • Evitar los accesos malintencionados a la cámara del ordenador, portátil y dispositivos de Internet de las Cosas ahorrará al usuario problemas con su privacidad

El usuario debe controlar qué aplicaciones tienen acceso a la 'webcam'. El usuario debe controlar qué aplicaciones tienen acceso a la 'webcam'.

El usuario debe controlar qué aplicaciones tienen acceso a la 'webcam'.

La cámara del ordenador, tablet o smartphone puede convertirse en un espía silencioso. Los cibercriminales pueden acceder de forma remota a las webcams para recopilar imágenes e información personal de la víctima sin que ésta sepa que está siendo grabada.

"Lo más importante a la hora de proteger un dispositivo como la cámara en un móvil o en un PC es ser proactivo y vigilar qué aplicaciones tienen acceso a ella", asegura Josep Albors, director del laboratorio de la compañía de seguridad informática ESET España. "Otra forma de proteger nuestra intimidad es hacer como Mark Zuckerberg y tapar la cámara cuando no la estemos usando. También es útil contar con herramientas que nos protejan de forma constante, avisándonos del uso que se realiza o de si se conecta de forma malintencionada".

ESET ha recopilado una serie de consejos para poder disfrutar de las webcams de forma segura y evitar la tentación a los ciberdelincuentes:

-Coloca el ordenador en una zona neutra de la oficina o de la casa para que no se difundan imágenes no deseadas -como fotos de los niños colgadas en la pared- y apaga la cámara cuando no estés delante del ordenador.

-Deshabilita el botón de Permitir llamadas de cualquier persona en las aplicaciones de videoconferencia para evitar que se encienda la cámara sin aprobación previa o sin conocimiento.

-Utiliza contraseñas seguras para acceder a aplicaciones en las que se utiliza la webcam y actualiza las aplicaciones de videoconferencia para que sean lo más seguras posible.

-No aceptes archivos adjuntos de remitentes desconocidos ni pinches en enlaces que resulten sospechosos.

-Si tienes hijos, controla con quién hablan en internet y cuándo encienden la webcam. Lo mejor en estos casos es controlar el uso del dispositivo y contar con una solución de control parental.

-Utiliza soluciones de seguridad que incluyan módulos de protección de la webcam, que controlen los procesos y aplicaciones que se conectan a la cámara y muestren notificaciones cuando aplicaciones no deseadas intentan acceder a ella.

Kaspersky Lab recuerda que si la webcam es externa, podemos desconectarla del USB y enchufarla sólo cuando la utilicemos. Pero no es posible seguir este hábito cuando está integrada en el portátil. Casi todos los modelos están equipados con una señal luminosa que se enciende cuando la cámara está funcionando. Si la luz está encendida y no la has activado; desconecta la wifi del equipo y comprueba que el ordenador está limpio de virus.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios