Apuntes de cabildo

El retablo de la Vera Cruz y Oración

  • La restauradora que lo desmontó lo conservó hasta hoy en su taller en Calañas

  • La parroquia de la Concepción recupera la belleza vistiendo sus paredes desnudas

Virgen de los Dolores y Cristo de la Vera Cruz. Virgen de los Dolores y Cristo de la Vera Cruz.

Virgen de los Dolores y Cristo de la Vera Cruz. / Canterla

El retablo no estaba perdido, es una suerte que la restauradora que lo desmontó lo guardara hasta hoy en su taller.

Es Inmaculada Garrido Márquez la portadora de tan grata noticia y a quien se le encomienda la restauración que comenzará a primeros de año, con un tiempo de ejecución entre 12 y 14 meses. No hemos perdido el retablo, no estaba tan malo como se pretendía hacer ver. Nos confundieron entonces.

Lo cierto es que uno de los más prestigiosos restauradores onubenses ya dijo cuando la Concepción estaba en obras que todos los retablos eran recuperables.

Ocurre que luego fueron muchos los criterios que se barajaron y al final los retablos de las hermandades no volvieron ninguno, al menos hasta ahora.

En azul se puede ver las piezas que se conservan y en marrón las que faltan. En azul se puede ver las piezas que se conservan y en marrón las que faltan.

En azul se puede ver las piezas que se conservan y en marrón las que faltan. / H. I.

No es cuestión ahora de buscar culpables pues saldrían muchos, cuando esto es motivo de gran alegría. El que vuelva el retablo a la Concepción es una gran satisfacción. Hay que felicitar al hermano mayor, José Carlos García Castillo, por la iniciativa. Dejaremos de ver la tela roja y la idea de un nuevo retablo en un proyecto inalcanzable.

Lo más sorprendente es que se conserva un 60% de las piezas y todas ellas recuperables. Seguro que quedarán tan espléndidas como los otros retablos que regresaron en distintos momentos a la parroquia como el del Perpetuo Socorro, la Virgen del Carmen, San José y, por último, el retablito de la Virgen del Rocío.

Sin duda alguna, la iniciativa tomada en los últimos años por el párroco Diego Capado Quintana habrá sido motivo para alentar la recuperación del retablo de la Vera Cruz y Oración. Con ello es una satisfacción que se conserve el patrimonio artístico de la hermandad y de la propia parroquia, que va vistiendo sus paredes desnudas.

Lo hace con el retablo que se bendijo en enero de 1950, una obra del Taller de Miguel Hierro Barreda que reconstruyó y amplió el trabajo inicial ejecutado por Antonio Delgado Jiménez.

Dibujo de cómo quedará tars la restauración. Dibujo de cómo quedará tars la restauración.

Dibujo de cómo quedará tars la restauración. / H. I.

Además, ahora lo más destacado es que el Cristo de la Vera Cruz presidirá el retablo como históricamente, hasta que fue destruido en la Guerra Civil. A sus pies la Virgen de los Dolores y a ambos lados el Señor de la Oración y el Ángel.

La comisión encargada de esta obra de restauración la preside el hermano mayor, José Carlos García Castillo, el secretario, José Morón; el mayordomo, Francisco Contreras; así como José Antonio Márquez, Diego Morón, Juan Ignacio Gómez, María del Carmen Benito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios