Semana Santa

La gubia de Sebastián Santos

  • En la Sala de la Provincia se ofrece la oportunidad de acercarse a la obra del artista de Higuera de la Sierra

  • Un reconocimiento en su 125 aniversario

Nuestro Padre Jesús Nazareno, obra de Sebastián Santos. Nuestro Padre Jesús Nazareno, obra de Sebastián Santos.

Nuestro Padre Jesús Nazareno, obra de Sebastián Santos. / JOSUÉ CORREA

La exposición abierta en la Sala de la Diputación de Huelva ofrece la oportunidad de descubrir a un personaje bastante importante de esta provincia: Sebastián Santos.

Desde Higuera de la Sierra su trayectoria artística salta y se desarrolla en Sevilla, gracias a esa comunicación natural que tuvo siempre la zona norte de Huelva con la ciudad hispalense. Es el momento también muy productivo por todo lo perdido en la Guerra Civil con los asaltos y quemas de iglesias; había que reconstruir lo que otros destrozaron.

Aquel joven artista tendría hoy 125 años y llega ahora a Huelva para conocerlo aún más, gracias a la oportunidad que ofrece la exposición comisariada por Rocío Calvo y Jesús Ricca.

La obra de Sebastián Santos aparece cercana en la que no solo se aprecian los matices de su policromado, sino que se sienten más íntima las miradas de sus imágenes, los sentimientos que consigue un buen artista trasmitir, el dolor, la resignación, la alegría...

Cirineo de la Hermandad de Pasión de Sevilla. Cirineo de la Hermandad de Pasión de Sevilla.

Cirineo de la Hermandad de Pasión de Sevilla. / JOSUÉ CORREA

Es lo que se obtiene de una gubia en manos de un buen escultor.

La exposición viene a mostrar a un artista hoy de libro, para estudiar y aprender. Un artista -y eso es lo más importante- de las iglesias, donde le da vida a los sentimientos de la fe, con la profundidad que lleva el conseguir ante una imagen realizada en su taller que en la casa de Dios le hable al corazón de los hombres.Ese es Sebastián Santo, al que conocemos y reconocemos su trayectoria artística en este tiempo en el que está en la sala de la Gran Vía.

Un artista que hace que rebosen sentimientos cuando la imagen devocional recorre las calles de la ciudad. Desde el Sebastián patrón de su pueblo que hoy vemos en la exposición, o ese cirineo que acompaña al Señor.

Una producción escultórica que abarca desde 1930 hasta 1977

Es una alegría que alguien de nuestra provincia pudiera gubiar el rostro hermoso del Señor de la Madrugada eterna, Jesús el Nazareno. El que se alza en la parroquia de la Inmaculada Concepción y recibe tantas plegarias, oraciones sencillas y peticiones tan difíciles del día a día.

Sebastián Santos nos marcó su rostro, seguro concebido en una mirada interior al cielo que guardan los corazones devotos de esta Huelva que lo tiene como Señor de sus vidas y consuelo para tanto sufrimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios