Semana Santa

Argentina reza con su cante pasional

  • La cantaora conmueve con su voz en la XXVI Exaltación a la Saeta que organiza ‘Huelva Información’ y El Corte Inglés

  • Eduardo Sugrañes pone la literatura y la Sinfónica, la música

Argentina durante una de sus interpretaciones. Argentina durante una de sus interpretaciones.

Argentina durante una de sus interpretaciones. / Alberto Domínguez

El aroma cofrade rebrotó ayer como lo hace ya la primavera en la Cuaresma onubense. Lo hizo en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús y además, en uno de los momentos álgidos de estos días en los que se mezcla la solemnidad preparatoria de la Semana Santa con el rezo a unas imágenes que se envuelven en incienso. Y ayer en el templo del Polvorín se rezó cantando gracias a la voz flamenca de la cantaora Argentina. Su voz iluminó un espacio de oración enmarcado en la XXVI Exaltación a la Saeta organizada por Huelva Información y El Corte Inglés.

La celebración de esta consolidada cita cofrade de la Cuaresma onubense tuvo el privilegio de contar con la voz devocional de la cantaora, con la intervención literaria del jefe de sección de este periódico, Eduardo Sugrañes, y la música de la Banda Sinfónica Municipal con el maestro Francisco Navarro Lara en la dirección. La elección del escenario del evento no fue casual sino que estuvo ligado al 75 aniversario fundacional de la Hermandad de las Tres Caídas con el Señor de las Penas presidiendo el altar mayor tras la celebración de sus cultos estos días atrás. Su hermano mayor, Fabián Tello, fue el encargado de abrir un acto en el que mostró su “gran admiración” por el trabajo de Argentina, que con solo decir su nombre “ya está dicho todo”.

La Exaltación a la Saeta tuvo un guión innovador con la mezcla de la literatura, la música y el cante. “Estamos ahora, como en la tarde del Lunes Santo, en ese preámbulo de inquietud y de deseos porque esperamos lo mejor de la cofradía”. Eduardo Sugrañes puso en la imaginación de los presentes el comienzo, el desarrollo y el final de la estación de penitencia de la Hermandad de las Tres Caídas cada Lunes Santo. “Se desbordan nervios e ilusiones. Se abre el gran portalón de la iglesia y viene un resoplo desde fuera mientras la cruz de guía avanza”.

Eduardo Sugrañes recita a la Hermandad de las Tres Caídas. Eduardo Sugrañes recita a la Hermandad de las Tres Caídas.

Eduardo Sugrañes recita a la Hermandad de las Tres Caídas. / Alberto Domínguez

Virgen del Valle sonó a continuación en una magistral interpretación por parte de la Sinfónica. El acto, al igual que la cofradía avanzó en su recorrido por Isla Chica, la Alameda Sundheim y las hermanitas de la cruz donde “a las puertas del zaguán de su iglesia están ellas para vivir ese instante de complicidad que va más allá de una tarde de Lunes Santo”.

Sonó Amarguras, de Manuel Font de Anta, –que este año cumple un siglo de historia– para el deleite de todos. Entre sus notas, Argentina –vestida de mantilla– le puso la letra cofrade: “To’ las mares tienen penas y amarguras”. Tras las notas, la cantaora interpretó una saeta para María Santísima del Amor entre la emoción contenida y muchas lágrimas de los presentes. Continuó el ritmo de la Exaltación cuando el recorrido literario de Sugrañes llegó hasta la cuesta a la que da su nombre el Señor de las Penas. “Aquí lo que se siente es el desmedido cariño de Huelva, que se transforma en un crisol de sentimientos. En un querer formar parte de su caminar, porque aún sin vestir el hábito nazareno, sí llevamos impregnado el sentimiento de esta cofradía”.

Francisco Navarro Lara dirige a la Banda Sinfónica Municipal. Francisco Navarro Lara dirige a la Banda Sinfónica Municipal.

Francisco Navarro Lara dirige a la Banda Sinfónica Municipal. / Alberto Domínguez

La Saeta de Serrat brotó de la voz de Argentina con la música de fondo. Una delicia clásica que removió los sentimientos en una magistral sinfonía de arte cofrade. Continuó una saeta a Nuestro Padre Jesús de las Penas en sus Tres Caídas. Un momento especial para Argentina, quien comenzó cantando saetas a la imagen titular de la cofradía y que continúa haciéndolo. Y ayer, de nuevo, tuvo la ocasión de dirigirse al Señor en una fecha tan importante para la hermandad, como es su 75 aniversario fundacional.

Y regresó el cortejo hasta Isla Chica de la mano de Eduardo Sugrañes. “El Lunes Santo es un día grande en la Huerta Mena, en la Isla Chica, en este Polvorín que es cielo de Huelva, donde el Amor anidó para quedarse ilusionado a tantas generaciones”. Y es que cuando María Santísima del Amor se va “queda un vacío de ausencias. Nada es igual, sin embargo todo respira a ella y en cada casa, en cada cofrade. Se queda esa fuerza que tiene aromas de mujer y consuelo de madre”.

Argentina, ya sin mantilla, entonó el Ave María de Schubert con el acompañamiento de Joaquín Brito a la guitarra y de José Carlos Roca al violonchelo. Atronadora ovación para una voz que busca el cielo cuando reza cantando.

Lleno en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús. Lleno en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús.

Lleno en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús. / Alberto Domínguez

La despedida por el jefe de sección de este periódico llegó con los agradecimientos y el recuerdo a los noventa años que cumple la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, “que impulsara el párroco de la Inmaculada Concepción, don Pedro Román Clavero”. Por su parte, Feliciano Sousa, párroco del Corazón de Jesús dio unas palabras de agradecimiento por el evento, así como al aniversario de la Hermandad de las Tres Caídas, que con el paso de los años continúa creciendo la devoción a sus imágenes y el número de hermanos.

Los Mellis pusieron las palmas y coros a Argentina para finalizar la XXVI Exaltación a la Saeta con el Aleluya de Leonard Cohen. Cientos de personas abarrotaron ayer la parroquia onubense durante todo el acto. Estuvieron presentes la directora de Huelva Información, Ana Vives; el director de El Corte Inglés, Manuel Vargas; el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, así como numerosas autoridades tanto institucionales como cofrades para vivir de nuevo una cita imprescindible en el calendario onubense, como es la Exaltación a la Saeta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios