Recreativo

La larga espera del capitán

  • Diego Jiménez apenas ha contado para Claudio Barragán en lo que va de temporada

  • El zamorano ya revirtió una situación parecida con Salmerón y terminó siendo clave en el título

Diego Jiménez besa el brazalete de capitán tras marcar un gol con el Decano. Diego Jiménez besa el brazalete de capitán tras marcar un gol con el Decano.

Diego Jiménez besa el brazalete de capitán tras marcar un gol con el Decano. / Alberto Domínguez (Huelva)

Era difícil, o más bien imposible, adivinar que Diego Jiménez iba a tener un papel tan residual en las primeras cinco jornadas de Liga. El zamorano es uno de los jugadores que mejor rendimiento ha dado en las últimas temporadas, mostrando un nivel que parecía ser más que suficiente para ser titular no solo en el Decano, sino en cualquier equipo de la categoría de bronce.

Sin embargo, el canterano del Villarreal solo ha iniciado un encuentro en lo que va de campaña, el de la jornada inaugural ante el Atlético Sanluqueño. A partir del empate en tierras gaditanas, donde tuvo una actuación notable, el defensor albiazul solo ha participado en otros dos encuentros. 25 minutos tuvo el zaguero ante Las Palmas Atlético como lateral derecho, en los que, además de su aportación a nivel defensivo, sumó una asistencia a Chuli en el tanto que sirvió para cerrar el choque y cinco ante la Balompédica Linense.

Es cierto que el capitán recreativista también figuraba en el once que facilitó el Decano en la cuarta jornada ante el San Fernando, pero el choque se suspendió cuando el cuadro albiazul iba a salir a calentar. En total han sido 120 minutos de los 450 que se llevan acumulados, una cifra que se antoja demasiado corta.

Llama la atenc ión que Claudio no haya tenido al de Benavente en consideración para acumular minutos en el lateral zurdo ante la continuada baja de Luis Madrigal, ya que su perfil es totalmente diferente al de David Alfonso y es una posición conocida de sobra para el defensor recreativista, que ha sido en las últimas temporadas el multiusos de la plantilla albiazul en la línea de retaguardia.

A pesar de su escasa participación en las primeras jornadas, Diego Jiménez es consciente de que tendrá la oportunidad de cambiar su rol. Ya en la campaña 18/19 el central tuvo que esperar para estabilizarse en el once de Salmerón. Igual que en la presente campaña, fue titular en la jornada 1, acumuló minutos en la jornada 4 y ya no volvió a ser titular hasta la jornada 7. Desde entonces en adelante se convirtió en una de las piezas claves del conjunto recreativista que se coronó como campeón del Grupo IV de Segunda B. Diego Jiménez actuó en todas las posiciones de la defensa y se ganó su sitio con actuaciones notables a nivel defensivo, pero también con varios tantos que terminaron siendo determinantes en la consecución del título liguero. En aquella temporada fue uno de los talismanes del equipo, en esta, de momento, no ha participado en niguna de derrota, ¿casualidad?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios