Recreativo

Monteagudo dice que el Recre debe ir a Mérida con "las orejas levantadas"

  • El técnico espera que su equipo haya aprendido de lo sucedido en las visitas a San Fernando y Villarrobledo y se muestre “sólido y serio” en el encuentro del domingo

Alberto Monteagudo, durante la rueda de prensa de esta mañana en el Nuevo Colombino. Alberto Monteagudo, durante la rueda de prensa de esta mañana en el Nuevo Colombino.

Alberto Monteagudo, durante la rueda de prensa de esta mañana en el Nuevo Colombino. / Canterla (Huelva)

Alberto Monteagudo, el técnico del Recreativo de Huelva, dice que su equipo tiene que afrontar “con las orejas levantadas” el encuentro de mañana en el Estadio Romano de Mérida, donde el Decano aspira a conseguir su primer triunfo a domicilio de la temporada. Pese a las ausencias confirmadas de Rubén Cruz, Óscar Ramírez e Irizo considera que el Decano tiene “elementos suficientes como para solventar cualquier problema que tengamos. Ya vamos con las orejas bien levantadas porque fuera de casa hemos perdido los dos partidos que hemos jugado. Conforme se dieron esos partidos creo que deberíamos haber tenido la capacidad para, al menos, haber puntuado como mínimo. Dimos la vuelta a dos partidos en los que íbamos perdiendo y se nos fueron. Tenemos que aprender de ello”.

El entrenador destaca que el feudo del conjunto emeritense “es un campo difícil. Allí están tomándoselo como una final y necesitamos ir activados y serios, dando la sensación que dimos en casa. Todos sabemos que arriba vamos a generar, pero tenemos que partir de la base de ser un equipo armado, serio, que no va a conceder mucho”.

Monteagudo puede optar por repetir el dibujo táctico que probó el pasado domingo frente al UCAM Murcia, un 1-4-1-4-1 que permitió al Decano reforzarse en el centro de la medular con Sergio Jiménez como pivote y Gustavo Quezada y Quique Rivero como interiores. “Los vi cómodos porque jugadores como Sergio, sobre todo si le metes dos jugadores cercanos, tiene menos espacio. A Rivero le gusta venirse, un 4-3-3. Ni Gustavo ni Quique son medias puntas tipo Carlos Martínez, Víctor Barroso o Isi Ros, son dos mediocentros que ocupan el espacio, uno tiene capacidad de conducción y el otro capacidad de pase y de jugar. A mí me gustó, vi cómodo al equipo aunque tuvimos la mala suerte que rápidamente tuvimos las lesiones que tuvimos pero bueno, puede ser una fórmula para ser un equipo más compacto que ocupe mejor el medio campo”.

A la pregunta de si Chuli está ya para ser titular responde que “sí. Venía de entrenar él solo, ya lleva unas semanas con el resto del grupo y cada día está más integrado. Coincide que cada vez que ha salido ha tenido una oportunidad o ha estado a punto de acercarse en el área. Tiene ese olfato y evidentemente Chuli tiene que ser muy importante con nosotros sin la necesidad que lo sea, que sea algo natural por lo que él es. Es un jugador que viene de otra categoría, que lleva muchos años en categorías superiores y no se lo han regalado. Yo lo veo teniendo cada vez más participación”.

También habla del ecuatoriano Gustavo Quezada, que cada vez está teniendo mayor protagonismo. “Como sabéis yo lo conozco. Sé sus circunstancias, tuvo una lesión de menisco que se complicó y se fue a muchísimo más tiempo de lo que requería su lesión. Conozco su potencial. Debutó en Primera con Bordalás en el Getafe con 19 años. Es un jugador que tiene mucho futuro y creo que va a ir creciendo mucho con el paso del tiempo por el tema físico. Es un jugador que necesita estar bien y cuando lo está es, como se dice en inglés, box to box (de área a área o de portería a portería). Es un chico que llega, pisa área, vuelve, aprieta, tiene capacidad con la pelota, es joven y al final esta Liga se hace larga y a los más veteranos los últimos partidos les va a costar más pero a él no le va a pesar... Es un buen complemento y hay que destacar lo que está haciendo”.

Vaticina que el encuentro en el Estadio Romano va a ser “complicado porque el sitio es apretado. Yo jugué en el Mérida y sé cómo es el campo y que la gente aprieta, pero para mí sobre todo, y con todos los respetos hacia el Mérida, es complicado por nosotros, porque demos la versión que tenemos que dar y demos el paso para que hay que dar en Segunda B para ganar fuera y ser un equipo serio, sabiendo que arriba tenemos cosas que van a salir y que podrán hacer daño en muchos momentos. Tenemos que partir de eso, de intentar ponernos por delante y no hacer ver al rival que puede llevarse el partido como nos pasó en Villarrobledo. Actualmente es un rival un poquito tocado. Allí están un poco las alarmas encendidas y necesitamos incidir en eso. Si nos ponemos por delante pueden ponerse nerviosos”, recalca.

Pese a que el conjunto extremeño es penúltimo en la tabla y aún no conoce la victoria, Monteagudo no se fía: “Yo tuve a Gaspar, que es un zurdo con mucha calidad, arriba tienen a Pino, que tiene capacidad goleadora, Espinar... En el centro del campo tienen a Curro, con 38 años y muchísima experiencia porque conoce bien la liga. También tienen a Cristo y a Melchor. De mediocampo hacia adelante tienen jugadores chisposos y con capacidad. Han podido hacer más goles que los que han hecho y es verdad que atrás han tenido dudas y esperamos incidir en eso y creárselas nosotros también”.

El entrenador recreativista destaca la importancia de ponerse por delante en el marcador. “El día del Villarrobledo tuvimos 10 o 15 minutos muy buenos, de llegar, de terminar la jugada arriba, de poner centros buenos sobre todo desde la banda de Nano, pero no hicimos gol y en el primer córner nos metieron el miedo y en el segundo nos marcaron, y ya eso en el fútbol hace que todo cambie. Y por ejemplo el otro día con el UCAM nos sacaron cuatro o cinco córners en los últimos minutos y los defendimos muy bien. Ese es el camino. El partido tuvo muchas cosas que el entrenador y los jugadores debemos analizar para saber qué tenemos que hacer: ponernos por delante, ser un equipo serio, esperar nuestro momento, en el momento malo de ellos apretarles, defender bien el balón parado... Son cosas que en la Segunda B son oro si las haces bien”.

Se espera que el domingo haya una notable presencia de aficionados recreativistas en la grada. “Nos hemos acostumbrado a que sea ya algo natural y ya digo yo que en otros lados no es tan natural. Es de agradecer, y siempre digo lo mismo y parece que es para quedar bien con la gente pero no es así, y es que tenemos que premiarle cada partido a la gente que viaja y nos sigue. Hay que alimentar el recreativismo, que ahora está más que nunca. Dios quiera que cada domingo podamos darles un premio por el esfuerzo y el seguimiento que hacen. Se lo digo a los futbolistas antes de los partidos: solo por los que han venido tenemos que dar un paso más, independientemente de que sea nuestra profesión. Claro que esperamos gente nuestra y sabemos que va a estar allí en Mérida. Ojalá podamos dedicarles el triunfo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios