Recreativo

Gerard Vergé convence a Claudio Barragán

  • El rendimiento del catalán en la pretemporada abre la puerta a su continuidad en la plantilla

  • El técnico señaló en rueda de prensa que no contempla la marcha de ningún jugador

Gerard Vergé, durante un partido de la pasada temporada. Gerard Vergé, durante un partido de la pasada temporada.

Gerard Vergé, durante un partido de la pasada temporada. / Josué Correa (Huelva)

Su nombre estaba en todas las quinielas para salir del Decano durante este verano como cedido. Gerard Vergé fue una apuesta del club la temporada pasada. Llegó avalado por el técnico Alberto Monteagudo como un futbolista con enorme potencial y futuro. Su condición de sub-23 en una competición que limita las fichas sénior a 16 fue un elemento clave para su contratación. Sin embargo, con la salida del técnico albaceteño y la llegada de Claudio Barragán perdió todo el protagonismo.

El actual entrenador no mostró ninguna confianza en su juego, lo que dejó al catalán en la rampa de salida al inicio de la pretemporada. No era ningún secreto que el club le buscaría una cesión para no cortar su proyección y recuperar así a un futbolista más maduro a corto plazo. Una operación habitual en situaciones así.

Sin embargo, las pretemporadas, y más en una circunstancia tan especial como la que marca esta campaña, presentan siempre oportunidades a quienes están dispuestos a aprovecharlas. Así lo ha hecho Gerard Vergé. Fuentes de la entidad albiazul señalan que el técnico está “muy contento” con el trabajo del centrocampista. Tanto que parece descartada su salida. De hecho, el propio entrenador señaló el pasado miércoles en rueda de prensa que no contemplaba ninguna salida en la plantilla y contaba con todos sus efectivos.

Su continuidad además da un respiro a la dirección deportiva, en la medida que le libera de buscar un futbolista para un posición delicada como es la mediapunta. Además, su perfil se adapta a jugar en banda o como segunda punta.

Vergé llegó al Decano a prueba durante la pretemporada pasada, y sus buenas actuaciones (destacó en Lepe en el Trofeo de La Bella marcando un gol al San Roque), su calidad y su juventud convencieron al club, que apostó por este jugador sub23 formado en el Nástic de Tarragona y que ha militado también en el Almudévar, Monzón y Rapitenca.

Con el conjunto albiazul disputó en la Liga 18 partidos, 14 como titular, aunque sólo dos completos: en casa ante el Cartagena (0-1) y en la visita al Sevilla Atlético (1-3), sumando 974 minutos, 4 tarjetas amarillas y un gol (en casa ante el Recreativo Granada, con derrota por 1-2). En la Copa jugó dos encuentros, ambos saliendo desde el banquillo, con 49 minutos ante el Fuenlabrada y 22 ante Osasuna. En total, 1.045 minutos con el Recre.

A pesar de no gozar de continuidad, siempre estuvo en los planes del técnico Alberto Monteagudo, su gran valedor. El albaceteño le dio minutos en el arranque y posteriormente acudió a él cada vez con menos frecuenta. Su último partido titular fue en Murcia ante el UCAM (derrota por 1-0) en la jornada 23. Ese 2 de febrero fue su último partido como recreativista.

Monteagudo no contó con él en sus dos últimos partidos como entrenador del Recreativo, y la llegada de Claudio Barragán no le ayudó, ya que no disputó ni un minuto tras el cambio de técnico. Las circunstancias en las que se encontraba el equipo así como la presión a la que estaba sometido el grupo pesaron en la toma de decisiones del preparador, que prefirió consolidar un bloque fuerte para garantizar la permanencia.

Con el reloj a cero de la pretemporada, las tornas pueden cambiar para Gerard Vergé.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios