Huelva

Solidaridad cofrade entre hermandades

  • Los costaleros de La Borriquita de Punta Umbría acuden a la llamada de auxilio del Gran Poder de Nerva. La cofradía nervense pide a sus hermanos que se sumen a los ensayos

La Hermandad del Gran Poder agradece el gesto de los costaleros de Punta Umbría. La Hermandad del Gran Poder agradece el gesto de los costaleros de Punta Umbría.

La Hermandad del Gran Poder agradece el gesto de los costaleros de Punta Umbría. / J. A. Hipólito (Huelva)

A poco más de un mes para la Semana Santa, ya huele a incienso y se escuchan marchas procesionales en la casa hermandad de Nerva. Todos se esmeran en los preparativos previos para que nada falle.

Los costaleros de la Virgen y del Crucificado afrontan los primeros ensayos con sus respectivas cuadrillas como si fueran una piña. Mientras, los pocos del Gran Poder que han acudido a la llamada de su hermandad se quedan con los ganas. Ante esta situación, la llamada de atención a los costaleros para que acudan en auxilio de su cofradía vuelve a repetirse un año más.

La veteranía de la cuadrilla de costaleros del Gran Poder, salvo alguna excepción, espera siempre hasta el último momento. El año pasado se presentaron 24 horas antes de la salida procesional del titular de la Hermandad por la calles de la localidad minera. La complejidad de la entrada y salida de la Iglesia de San Bartolomé, en la que los costaleros tienen que arrodillarse para sacar los pasos por la puerta, a excepción del Crucificado, necesita de tal esfuerzo y precisión que ha de ponerse en práctica una y otra vez.

En esta ocasión, la hermana mayor de la Hermandad del Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima del Mayor Dolor de Nerva, Rocío Domínguez, primera mujer en hacerse cargo de esta cofradía en sus más de treinta años de historia, no quiere arriesgarse. A su llamada de auxilio han acudido los costaleros de la Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús del Amor, María Santísima de la Estrella, San Juan Evangelista y San Pedro Apóstol, más conocida como La Borriquita de Punta Umbría.

Ensayo con el paso de palio entrando en la iglesia. Ensayo con el paso de palio entrando en la iglesia.

Ensayo con el paso de palio entrando en la iglesia. / J. A. Hipólito (Huelva)

Los puntaumbrieños se han comprometido a echar una mano a los nervenses en caso de necesidad, y estos les devolverán el favor el Domingo de Ramos.

Domínguez, que agradece la solidaridad mostrada por sus hermanos de la Costa, confía en que los costaleros del Gran Poder de Nerva no esperen hasta el último momento y aparezcan por la casa hermandad para el próximo ensayo, por eso les hace el siguiente llamamiento: “A mis hombres más veteranos, como cada año os espera vuestro Gran Poder. Si no estáis, se quedará en casa".

Indica que eso "sería algo muy duro, no sólo para el pueblo de Nerva, sino para vosotros mismos, que lleváis más de treinta años luchando por esta Semana Santa. Así que, mucho ánimo y os esperamos con las puertas y los brazos abiertos. Estamos aquí para luchar por ustedes y vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos”.

Miguel Brioso es uno de los costaleros del Gran Poder más veteranos que hay en Nerva. Durante veintiséis años ha procesionado con su titular por la calles de la localidad minera cada Semana Santa. Una lesión en las rodillas hizo que se retirara el año pasado. Ahora forma parte de la junta de gobierno como vocal. Tanto él como los hermanos Campos, Manuel Ángel y Javier, jóvenes costaleros de la Virgen y del Crucificado, formados en la cantera de la Cruz de Mayo Infantil, animan a sus hermanos a formar piña por la Hermandad. “Todos los viernes nos damos cita en la casa hermandad para ensayar. Os esperamos”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios