Provincia

El sindicato de Policía Local de Almonte exige la dimisión del concejal de Seguridad

  • Considera que Manuel Ángel Fernández “denigró y humilló” al colectivo al tacharlo de “chantajista” por negarse a negociar el precio de los servicios extraordinarios navideños

Protesta del Sindicato de Policía de Almonte en diciembre de 2019. Protesta del Sindicato de Policía de Almonte en diciembre de 2019.

Protesta del Sindicato de Policía de Almonte en diciembre de 2019. / Amelia Uceda (Almonte)

El Sindicato Profesional de Policías Municipales de España-Andalucía (Sppme-A) de Almonte, representante mayoritario de los agentes que conforman el Grupo de Seguridad Ciudadana de la Policía Local, ha solicitado formalmente la dimisión del concejal responsable del cuerpo, Manuel Ángel Fernández (PP), por considerar que los "denigró y humilló" en una reciente rueda de prensa alusiva a sus salarios.

Huelva Información ha accedido en primicia al documento en el que se reclama la dimisión del responsable de Seguridad Ciudadana, presentado telemáticamente en la tarde del miércoles ante el Servicio de Atención al Ciudadano (SAC) del Ayuntamiento almonteño y refrendado de forma "incondicional y sin fisuras" por las firmas de 37 de los 40 efectivos que conforman este área policial.

En el texto se incide en que los agentes del cuerpo municipal se han sentido "desacreditados y humillados por las desagradables manifestaciones vertidas en los medios de comunicación locales por parte del concejal". Se refieren de este modo a una comparecencia de la pasada semana en la que los ediles Manuel Ángel Fernández (PP), José Miguel Espina (PSOE) y José María García (Mesa de Convergencia) informaron sobre las dificultades para cubrir los servicios extraordinarios navideños policiales.

En dicha rueda de prensa, Fernández indicó que "una negociación es una cesión, no es un chantaje", haciendo referencia a lo que detalló el edil de Personal, José María García, a continuación: "El Sppme-A se sentó con nosotros para llegar a un acuerdo sobre el precio para los días de Navidad y Reyes; pedía 420 euros, les dijimos que eso no podía pagarlo el Ayuntamiento, que podíamos llegar a 200 euros, y la respuesta fue que rotundamente no, que por debajo de esas cantidades no estaban dispuestos a hacer nada".

García agregó que tras el acuerdo histórico del pasado verano, por el que se incrementó el complemento específico y se eliminó el plus de productividad de los efectivos, el "aumento medio de la nómina de un policía y un oficial es de 500 euros mensuales; es decir, a día de hoy cobran en torno a 7.000 euros más por año".

La conclusión del Sindicato de Policía Local de Almonte, como hace constar en su solicitud de dimisión para Manuel Ángel Fernández, es que siendo "el máximo responsable del colectivo denigró y humilló intencionadamente al colectivo de la Policía Local cuando manifestó abiertamente que sus representantes sindicales eran unos chantajistas", a lo que suma su "refrendo hacia las manifestaciones incompletas, falsas e interesadamente seleccionadas por su compañero de corporación en referencia a los sueldos".

La fuerza sindical estima que los datos ofrecidos por García "han podido provocar un fuerte rechazo de la población hacia la Policía Local de Almonte y, por ende, llegar a ocasionar repercusiones personales contra los mismos".

La maniobra emprendida por el Sppme-A –por segunda vez en lo que va de mandato– tiene como objetivo, si Fernández no dimite, que la alcaldesa, Rocío del Mar Castellano, "proceda a su destitución por otra persona más capacitada para dirigir y gestionar esta Policía Local".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios