San Juan del Puerto

La diplomacia española respalda la causa de la familia de Rubén García

  • El cónsul español acompañará en el juicio al padre que reclama a su hija en Perú. San Juan muestra su apoyo a la familia con dos concentraciones en la plaza del pueblo

Concentración en apoyo a la familia Rubén García en San Juan del Puerto. Concentración en apoyo a la familia Rubén García en San Juan del Puerto.

Concentración en apoyo a la familia Rubén García en San Juan del Puerto. / Josué Correa (San Juan del Puerto)

La esperanza se abre camino en medio de la indignación y el pesar que padece la familia de Rubén García, el padre de la pequeña que su madre se llevó a Perú el pasado mes de febrero sin el consentimiento del progenitor, de San Juan del Puerto y que desde entonces no sabe de su paradero ni de su estado de salud.

Ayer, Rubén junto a su hermano José Ángel y su abogado, Luis Raúl Serrano, se reunieron en el consulado de España en Lima para que el cónsul conozca el caso de primera mano, tras haberle manifestado éste su apoyo con anterioridad, y donde los sanjuaneros explicaron y detallaron con documentos acreditativos la odisea que llevan viviendo desde el mes de febrero. En el encuentro, el cónsul de España en Perú, Víctor Murcia, les reiteró su apoyo y les aseguró que estará presente en el juicio del próximo viernes, lo cual ha sido un soplo de esperanza para la familia.

Así, el pasado día 6 de octubre Rubén viajó con su hermano José Ángel hasta Lima para acudir al juicio que se celebrará el día 11 donde se dirime si se dicta la orden de búsqueda sobre la pequeña para que su padre pueda encontrarla, en virtud del Convenio Internacional de La Haya sobre Sustracción de Menores. Para llegar a este punto ha sido necesario un periplo de acciones judiciales en España y en Perú, además de poner en marcha el citado convenio. Mientras llega el juicio, Rubén y José Ángel están en Lima con la única compañía de su abogado, Luis Raúl Serrano, especializado en este tipo de procedimientos internacionales con menores.

Serrano manifestó a este diario las irregularidades que el Ministerio de Mujer y Personas Vulnerables del país (órgano administrativo de protección a personas en riesgo) ha efectuado al remitir el pasado 16 de septiembre un escrito a la juez encargada del caso para que se tuviese en cuenta la valoración del Ministerio, que entiende que la menor no tiene acreditada “fehacientemente la residencia habitual y centro de vida en España”, según recoge el documento al que ha tenido acceso Huelva Información.

El padre y el tío de la menor están en Lima a la espera del juicio de restitución de menores, el próximo día 11

La gravedad del asunto radica en que el Ministerio no tiene potestad para valorar una situación de este tipo ni para decidir nada sobre ello, ya que es que “es el juez al que corresponde decidir dónde tiene acreditada la residencia habitual la menor”, que en cualquier caso “deciden los padres”, como hicieron al ubicarse en San Juan, apostilló Serrano.

Además, la misma jueza que recibió el documento presuntamente irregular, es la que dictó una resolución donde declaraba a la madre de la pequeña “en rebeldía”, ya que ésta no ha contestado a los requerimientos judiciales iniciados en Lima para la celebración del juicio sobre la vuelta a España de la menor. Serrano presenta entre las alegaciones para que así sea, que los dos padres y la pequeña se habían empadronado en San Juan del Puerto y habían matriculado a la niña en una escuela infantil de la localidad, sobre lo que aporta los documentos acreditativos de los hechos, tal y como ha conocido Huelva Información.

Mientras tanto, en San Juan del Puerto vecinos de la localidad, amigos y familiares de Rubén y su familia se concentraron ayer, tanto por la mañana como por la tarde, para prestar su apoyo a la familia, la cual está pasando por momentos muy duros desde que pasó el hecho. Alicia, cuñada de Rubén, explicó a este periódico que su cuñado se encuentra “en tratamiento psicológico” desde que no puede ver a su hija ni conocer su paradero y de seguir así tendrá que darse de baja en su trabajo.

Carteles con la foto del padre y su hija. Carteles con la foto del padre y su hija.

Carteles con la foto del padre y su hija. / Josué Correa (San Juan del Puerto)

Isabel, abuela paterna de Gabriella, señaló a este diario el sufrimiento por el que está pasando su familia y su hijo. “Los estamos pasando muy muy mal”, enfatizó, para indicar que su malestar se ha traducido en 14 kilos menos de peso. “Ver a tu hijo sufrir así es muy duro”, señaló Isabel, que manifestó que se ha sentido arropada por las decenas de vecinos que se concentraron en la plaza de España para dar su apoyo a la familia.

La abuela de la pequeña contó que la niña iba a la guardería y que los abuelos la recogían y participaban de su día a día. Además, la madre tenía un comportamiento aparentemente normal en su relación con los familiares de San Juan, según comentó, hasta que empezaron a aparecer problemas cuando Rubén volvió a Perú a cerrar cuentas bancarias y clausurar temas laborales, fue entonces cuando descubrió que el dinero de dichas cuentas había desaparecido, explicó Isabel.

Después pudieron comprobar que fue la madre de la pequeña quien lo había transferido a otra cuenta ajena, según relató. Para entonces, en España, después de una denuncia de la madre por violencia de género que, tras un juicio rápido, se archivó, la madre de la menor consiguió un salvoconducto para la niña en el consulado de Perú en Sevilla y pudieron salir del país, a pesar de que los pasaportes de la niña los tenía el padre que, aunque denunció ante la Guardia Civil la posibilidad de que pudieran salir de España, le dijeron que no era posible sin los citados pasaportes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios