Manuel Domínguez, director ejecutivo de Giahsa “La depuración de aguas residuales es un problema que nos preocupa”

  • Partidario de una gestión eficiente del ciclo integral del agua en un territorio con poblaciones muy dispersas como es Huelva, cree conveniente la aplicación de nuevos planteamientos

El director ejecutivo, Manuel Domínguez, en la sede de Giahsa en Aljaraque. El director ejecutivo, Manuel Domínguez, en la sede de Giahsa en Aljaraque.

El director ejecutivo, Manuel Domínguez, en la sede de Giahsa en Aljaraque. / Josué Correa (Aljaraque)

– ¿Cuál es la situación actual de Giahsa? ¿Goza de buena salud?

–Giahsa es una empresa pública, instrumental de la Mancomunidad de Servicios de la Provincia de Huelva (MAS) que la forman en la actualidad 66 municipios. Los propietarios de la empresa son pues los ciudadanos de esos municipios, aunque también presta servicio a otros que no pertenecen a la mancomunidad. Giahsa acaba de cumplir recientemente 25 años de existencia, si bien a partir de 2010 podemos hablar de la nueva Giahsa. Fue tras el acuerdo de los grandes partidos de Huelva para que fuera esta empresa la que gestionara los servicio públicos de abastecimiento de agua en la provincia. Con anterioridad, Giahsa solo era de la Mancomunidad de la Costa. Posteriormente se fusionó con la Mancomunidad del Condado y al mismo tiempo prestó servicio al Andévalo y la Sierra. En el 2012 se produjo una crisis, con la salida de algunos ayuntamientos de la mancomunidad (Valverde del Camino, Cartaya, Cortegana y San Juan) lo que motivó una inestabilidad institucional, económico y financiera, y la salida de algunos trabajadores. También se registraron problemas en el pago a los proveedores y en la devolución de los préstamos financieros. En definitiva, hubo una crisis que derivó en social, económica y de credibilidad con las instituciones financieras. En 2014 se recurrió a dos fondos internacionales que otorgaron a Giahsa financiación y a partir de ahí se marcaron las nuevas reglas de juego. Desde entonces atraviesa por la mejor época, que se traduce en la vuelta de algunos municipios que se salieron, como el caso de Gibraleón. Por otra parte, ahora Linares de la Sierra ha firmado su incorporación, así como Lucena del Puerto y Santa Ana la Real.

–¿En qué se traduce esta estabilidad financiera?

–En varios puntos. El primero en el pago a los proveedores con los plazos por debajo de lo que permite la ley. Ahora los trabajadores tienen estabilidad a través del convenio colectivo firmado hasta 2021, y han recuperado derechos y retribuciones. Además, la solvencia económica y los beneficios han tenido un reflejo entre los usuarios con la bajada de las tarifas, que en 25 años nunca se había producido. La reducción media es el 9% pero algunos tramos han bajado hasta un 15%, incluso otros hasta el 30%, porque el recibo también integra la tasa de la basura. La reducción de la tarifa se aplicó a partir del 1 de enero de 2019. También vamos a dejar de aplicar una subida del 2,5% prevista para 2019 y 2020.

Manuel Domínguez Limón Manuel Domínguez Limón

Manuel Domínguez Limón / Josué Correa (Aljaraque)

–Aparte de la baja de las tarifas, ¿qué otras actuaciones realizó la empresa el año pasado?

–Una de ellas ha sido la integración de Aguas de Valencia, es decir la gestión de las depuradoras de la Costa, Condado y Andévalo, un servicio que se había externalizado con la crisis. El contrato de seis años ha terminado y por tanto hemos asumido el servicio y sus trabajadores, ya que además se han incorporado nuevas estaciones de depuración como las de La Puebla de Guzmán, San Bartolomé de la Torre, Aroche y Zalamea la Real. En total son 43 empleados, 26 depuradoras y 122 estaciones de bombeos. Ahora Giahsa gestiona la depuración en los 66 municipios.

–¿Y en el apartado social?

–La filosofía de la empresa no es solo ser eficiente y eficaz, sino también solidaria. Entendemos que el agua es un recurso público de todos los ciudadanos y para aquéllos que no puedan pagarla, ya sea por desempleo, por ser pensionista, por cobrar menos del salario mínimo interprofesional, por situación de emergencia en el hogar o por pobreza energética aplicamos bonificaciones y otras medidas. Así, en total se han bonificado 38.000 recibidos. Somos estrictos con los que estafan y roban agua pero también solidarios los ciudadanos que no pueden pagarla de ninguna manera. Tenemos varias fórmulas, el fraccionamiento, las bonificaciones y un fondos social.

"El desdoble del túnel de San Silvestre es fundamental para garantizar el suministro"

–Sobre la pérdida de agua por las fugas, ¿qué medidas se han tomado? ¿Se ha procedido a la renovación de las redes?

–El mantenimiento y la renovación de las redes corresponde a los ayuntamientos. Nosotros hemos firmado convenios para solucionar el problema de los puntos negros, es decir zonas donde se registran excesivas averías. En este, caso nuestra intervención se refiere a los materiales y la asistencia técnica, a la dirección de la obra.

–¿En depuración también prestan financiación y asistencia?

–En este apartado, el sector está preocupado por el problema. Nosotros pagamos un canon de inversiones a la Junta de Andalucía para la depuración. La cuestión es que hay varias estaciones de depuración por hacer, como las de Rosal de la Frontera, Galaroza, El Cerro-Calañas, Sanlúcar de Guadiana, El Granado, Campofrío y la de la Cuenca Minera. La obra de construcción de ésta última está a punto de comenzar, pero el conjunto es insuficiente porque hay déficit de infraestructuras y otras se han quedado obsoletas. Además, las tecnologías han cambiado. Giahsa, que pertenece a la Asociación de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento y en la Asociación de Abastecimiento y Saneamiento de Andalucía, viene demandando al Gobierno de la Junta, y ahora también al nuevo, que agilice la inversión del canon en depuración, porque además la directiva europea del agua es cada vez más exigente y contempla cada vez más sanciones. Nosotros no podemos gestionar aquello que no tenemos, y si no tenemos depuradora no podemos gestionar la depuración de las aguas. Ni se puede cobrar ni se puede gestionar, por lo que sector, ya sea público o privado, está preocupado para que estas obras que están perfectamente definidas se pongan en marcha cuanto antes a través de convenios público-privado o público-público y pueda invertirse así el dinero en depuración.

–¿Qué hay del anillo hídrico de la Sierra?

–En la Sierra tenemos también un déficit de infraestructuras sobre todo en depuración. Lo de anillo hídrico es una cuestión que se ha perpetuado en el tiempo y no cuesta mucho. El Gobierno ha sacado ya la primera fase, licitando las obras de 6 millones de euros. Falta la segunda, que está en torno a esa cantidad. Si fuesen capaces de completarlo tendríamos garantizado el abastecimiento en la Sierra, sin restricciones de ningún tipo. Se ha mejorado y se ha invertido mucho pero es insuficiente. Desde Giahsa hemos facilitado la redacción de los proyectos de ejecución al Gobierno andaluz saliente, pero queda la segunda. La primera fase va a beneficiar a Aracena y sus aldeas, Puerto Moral e Higuera de la Sierra. Con el anillo hídrico se garantizaría a toda la Sierra suministro con agua superficial.

El director ejecutivo de Giahsa. El director ejecutivo de Giahsa.

El director ejecutivo de Giahsa. / Josué Correa (Aljaraque)

–¿Le preocupa el túnel de San Silvestre?

–A todo el mundo. Es una construcción que se hizo hace cincuenta años y de la que dependen la industria, la agricultura, el turismo y el abastecimiento urbano. Con el tiempo, la demanda del agua se ha multiplicado por cinco en treinta años y el túnel sigue ofreciendo el mismo servicio. El coste de la obra es insignificante, 60 millones, para un obra tan importante y por lo que está en juego. La Administración puede asumirlo perfectamente ya que nosotros ya pagamos un canon, al igual que los regantes y la industria. Giahsa se ha adherido a la plataforma por el desdoble del túnel de San Silvestre. Lo haremos mañana, porque es un tema de interés general, debido a que el sistema está colapso.

–Hablamos de agua, pero ¿y la recogida de residuos?

–En la Sierra vamos a instalar 900 contenedores de sistema easy para envase ligeros y papel y cartón, con el fin de unificar la imagen del espacio natural y lograr ser más eficientes en cuanto al mantenimiento del medio ambiente y la sostenibilidad como reclamos turístico. También vamos a llevar una campaña de sensibilización de la basura selectiva, sobre todo en Aracena, donde vamos a incorporar contenedores de orgánica easy.

–Creo que han hecho una encuesta de satisfacción de los ciudadanos sobre el servicio que presta Giahsa.

–Cierto. Se hizo antes de bajar las tarifas y en la misma tanto en atención, como en prestación del servicio integral del agua y la recogida de residuos sólidos urbanos el resultado es un aprobado. Si embargo, donde los ciudadanos dicen que hay que mejorar es en el precio, que hemos mejorado, y en el tema de las averías.

–Las tecnologías van avanzado y cada vez es más frecuente el uso de internet y aplicaciones. ¿Piensan ustedes implantarla alguna en su servicio?

–Era una asignatura pendiente y a partir de ahora nuestro clientes van a poder pagar o gestionar sus facturas a través de una aplicación. Inicialmente desde ayer martes está funcionando para sistema android y en los próximos días será operativa para iphone. En ella se podrá gestionar las facturas e incluso pagarlas, aportar la lectura del contador, recibir avisos de averías y en general atención al público que tener que desplazarse hasta la sede de Aljaraque.

–¿Qué proyectos tienen para este año?

–Principalmente la automatización de la planta de residuos selecctivos en Trigueros y la implantación del sistema easy en la Sierra, con una inversión de algo más de 3 millones de euros, porque el resto de las infraestructuras no tenemos que hacerlas nosotros sino que corresponde a la Junta de Andalucía: el anillo hídrico que está en información y las depuradoras que están licitadas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios