Provincia

Alternativa Ciudadana pide la paralización del proyecto de ampliación del vertedero de Nerva

  • Esperan que el Plan Estatal de Inspección de Traslados Transfronterizos de Residuos acabe con el "abuso impune" de la gestora

El vertedero de Nerva. El vertedero de Nerva.

El vertedero de Nerva. / Hipólito (Huelva)

Alternativa Ciudadana Nerva, Salud y Dignidad eleva al Ministerio para la Transformación Ecológica y el Reto Demográfico una serie de propuestas para su estudio y consideración relacionadas con el vertedero de residuos tóxicos y peligrosos existente en la localidad minera entre las que se encuentran: fijar una fecha de clausura definitiva; conminar a la Administración autonómica a encontrar una alternativa adecuada de sustitución, con salvaguarda de los puestos de trabajo; proceder a la inmediata paralización del proyecto de ampliación e investigación y depuración de responsabilidades por traslados ilegales como el de Montenegro; y crear un plan de actuación en el que se incluya un fondo solidario que repercuta en el desarrollo de poblaciones degastadas tras soportar en su término municipal vertederos como el ubicado en Nerva.

Entre las múltiples razones que argumentan para fijar una fecha de clausura para la polémica instalación exponen las siguientes: capacidad sobrepasada, con más de 20 años de antigüedad, no adaptadas a las directrices europeas, implicada en oscuros procesos de traslados de residuos de otros países (el más reciente, 40.000 toneladas desde Montenegro), con larga trayectoria de expedientes sancionadores y accidentes, muy próxima a la población (700 metros del casco urbano de Nerva), y contaminadoras de entornos protegidos (Río Tinto).

En la misiva dirigida a la vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transformación Ecológica, María Teresa Ribera Rodríguez, Alternativa Ciudadana aprovecha la ocasión para felicitarla y mostrarle su agradecimiento por el Plan Estatal de Inspección en materia de Traslados Transfronterizos de Residuos 2021-2026 (PEITTR), recientemente aprobado en Consejo de Ministros, el pasado 19 de enero según lo acordado con el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Dirección General de la Guardia Civil.

El plan configura las bases de un marco de orientación estratégico en inspección de los traslados transfronterizos de residuos entre España y terceros países, así como los traslados en tránsito por territorio español, para garantizar una planificación periódica y coherente de las inspecciones en esta materia, que se desarrollarán anualmente a través de los programas anuales de inspección.

Alternativa Ciudadana Nerva, Salud y Dignidad se muestra convencida de que actuaciones como la creación de instrumentos “eficaces” como éste, permitirán fortalecer y garantizar el cumplimiento sobre la normativa relacionada con traslados de residuos, mediante inspecciones más eficaces, así como garantizar la protección de la salud humana y del medio ambiente: “La normativa que nos ocupa debe suponer un paso decisivo para acabar con el abuso que impunemente se viene perpetrando, desde hace años, por las empresas vinculadas a la gestión del vertedero de residuos tóxicos y peligrosos de Nerva que en la mayoría de las ocasiones ha venido contando con la complicidad de las administraciones”.

Los integrantes de esta plataforma ciudadana consideran que “esta tierra a la que defendemos está pidiendo a gritos, actitudes justas y valientes que nos permitan luchar contra las aberraciones que pretende la Junta de Andalucía, que intenta legitimar, ampliar y alargar los servicios y la utilización de un vertedero sobrepasado que, desde hace más de dos décadas, viene acumulando en condiciones indignas, gran parte de los peores residuos existentes, no sólo de Andalucía, sino de España y del resto de Europa”.

Para Alternativa Ciudadana, esta instalación, impuesta y presentada como temporal, supuso un quebranto de la paz social en Nerva que, aún con el devenir de los años, sigue mostrando heridas en la convivencia de los vecinos que condicionan la vida de del pueblo: “La ampliación del vertedero de Nerva, junto con las nuevas instalaciones, pretende vendérsenos como oportunidad de mejorar la gestión, el control y aprovechar la reutilización de residuos. Sin embargo, tras esa capa superficial de "buenas intenciones" o "mejores técnicas disponibles" se observa que la verdadera intención es aumentar en gran medida la capacidad de almacenar más residuos, tanto tóxicos como peligrosos y condenar a esta población a su nociva presencia”.

Según los miembros que integran la plataforma ciudadana, “Nerva, no sólo verá alargada indefinidamente su condena a seguir soportando un vertedero que nunca quiso, de más capacidad, con nuevos residuos amontonados sobre los actuales, sino que además, se convertirá en una multinacional del residuo en la que todo cabe, teniendo como objetivo recibir y vender algunos residuos como subproductos, tras ciertos tratamientos que también son altamente contaminantes”.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios