Huelva

La Policía Judicial y los buzos de la Guardia Civil se unen a la búsqueda de las dos personas desaparecidas

  • El dispositivo amplía el perímetro de rastreo de los dos hombres perdidos en Huelva

Batida de un grupo de voluntarios en la búsqueda del hombre desaparecido en La Antilla. Batida de un grupo de voluntarios en la búsqueda del hombre desaparecido en La Antilla.

Batida de un grupo de voluntarios en la búsqueda del hombre desaparecido en La Antilla. / Jordi Landero (Huelva)

Después de varias jornadas de rastreo sin éxito, la Guardia Civil mantiene activos los dos dispositivos de búsqueda que tienen por objeto encontrar a un hombre de 70 años enfermo de alzheimer que desapareció el sábado en La Antilla (Lepe); y a otro de 64 años de Minas de Riotinto que se encuentra en paradero desconocido desde el miércoles de la pasada semana.

Según informó ayer lunes el Instituto Armado, en ambos operativos participan, además de agentes de este cuerpo, efectivos de Protección Civil y de las Policías Locales de Lepe y Minas Riotinto. En el caso de Lepe también participaron hasta ayer en las labores de búsqueda varias decenas de jóvenes pertenecientes al grupo de voluntariado turístico ambiental del Consistorio lepero. 

En el caso del hombre de 70 años desaparecido en La Antilla ayer quedó suspendida la búsqueda con voluntarios tras registrarse todo el triángulo forestal entre la carretera de la Antilla y la de el Terrón. Hoy se queda Protección Civil repasando las zonas y se hará cargo la Policía Judicial de la investigación para pedir las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona, los movimientos de cuenta y cualquier otra acción que pudiera arrojar información sobre su paradero. Además, se sumarán efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas para ampliar el perímetro de búsqueda a los humedales cercanos, confirmaron fuentes del dispositivo de búsqueda. 

La búsqueda de Francisco Javier Milla Arias, que según informó la Policía Local de Lepe responde en sus momentos de lucidez al nombre de ‘Kiko’, se siguió circunscribiendo ayer en principio a los alrededores de su vivienda de la calle Sotavento, en La Antilla, donde fue visto por última vez a las 15:00 del sábado, así como al entorno de la urbanización ‘Pinares de Lepe’, donde lo ubicaron posteriormente varios testigos en las inmediaciones de la carretera interurbana que la atraviesa, la A-5056, que conecta Lepe con La Antilla. Hasta el momento, las fuerzas y voluntarios desplegados no han encontrado nada en la zona ni ninguna pista de que estuviese o hubiese estado, confirmaron fuentes consultadas por este diario.

En el marco de la búsqueda de este vecino de La Antilla se están realizando batidas a pie y en vehículos motorizados, que van ampliando el radio de acción a medida que van transcurriendo las horas, al tiempo que se realizan gestiones complementarias para descartar o confirmar la sospecha de la familia de que podría haberse marchado a la capital hispalense, de la que es natural, como había manifestado en alguna ocasión.

Según también han indicado fuentes del Instituto Armado, en las labores de búsqueda de ambas personas están participando tanto perros del Servicio Cinológico de la Guardia Civil, como helicópteros de la Benemérita.

En el caso del desaparecido en La Antilla, del que no se tienen noticias desde hace ya más de 48 horas, están participando en las labores de búsqueda casi medio centenar de personas en un operativo coordinado por la Guardia Civil y en el que también participan la Policía Local y miembros de la Agrupación de Protección Civil de Lepe, y al que se suman diariamente jóvenes del grupo de voluntariado turístico ambiental lepero.

El coordinador de uno de los grupos de búsqueda en que se divide a estos jóvenes, indicó ayer por la tarde a esta redacción que éstos “se están volcando en los rastreos”, así como precisó que sobre las 18:30 de ayer lunes “la policía nos desalojó de una de las zonas de búsqueda para entrar ellos con los perros”.

Los voluntarios son divididos en varios grupos de aproximadamente una decena de personas cada uno, los cuales están peinando el triángulo de pinar y marismas comprendido entre Lepe, El Terrón y La Antilla.

Según fuentes de Protección Civil de Lepe se trata de una zona “muy amplia”, con lugares de “difícil acceso” dada la densidad de la vegetación y las numerosas fincas, casas y pozos diseminados por la zona, muchos de ellos situados dentro de fincas privadas. Hoy se incorpora al dispositivo un Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS) para ampliar el perímetro y sumar más efectivos al operativo.

Kiko tiene 70 años y en el momento de su desaparición vestía camiseta negra y gorra del mismo color y pantalón vaquero corto. Además tiene bigote, el pelo canoso y gafas.

Por otra parte, la búsqueda del hombre de 64 años vecino de Minas de Riotinto se está centrando por la zona de La Dehesa y, por el momento, tampoco se ha obtenido ninguna pista o rastro que haya permitido saber algo de su paradero o lo que le ha podido pasar. Esta persona fue vista por última vez a las 23:30 del miércoles, 4 de septiembre, por un familiar en su domicilio con pantalones vaqueros y camisa azul.

Además de la Guardia Civil, están interviniendo en su búsqueda Protección Civil, Policía Local de Minas de Riotinto y un vigilante privado.

Desde la Guardia Civil se ha vuelto a pedir la colaboración ciudadana para obtener alguna información que pueda facilitar la localización de ambas personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios