Celebración El Rocío refuerza su seguridad este fin de semana con motivo de la celebración de la Candelaria

Provincia

Lola Flores: la historia jamás contada sobre sus raíces en La Palma del Condado

María Dolores Huelva Flores, prima hermana de Lola Flores

María Dolores Huelva Flores, prima hermana de Lola Flores / Rafa Del Barrio (Huelva)

María Dolores Flores Ruiz, más conocida como Lola Flores, nació en Jerez de la Frontera el 21 de enero de 1923 y murió el 16 de mayo de 1995 en Madrid. Y aunque 'La Faraona' vivió durante toda su vida en tierras gaditanas, sus raíces también son onubenses. En concreto, de La Palma del Condado. De allí era su padre, Pedro Flores Pinto (1897-1973), 'Perico el Comino', lo llamaban en el pueblo por su baja estatura. 

Mucha gente está convencida de que Lola era de pura raza gitana por sus facciones marcadas, su arte, muy atado al de los gitanos, y su poderío. Sin embargo era mestiza. Su madre, María del Rosario Ruíz Rodríguez (1901-1989), natural de Sanlúcar de Barrameda, sí tenía raíces gitanas, pero su padre era payo. La artista era la mayor de tres hermanos. Su hermana, Carmen Flores (nacido en 1936, en Jerez de la Frontera) también se dedicó al mundo del espectáculo. Su hermano, Manuel (nacido en 1933 en Sevilla) falleció con 16 años de una peritonitis. Y aunque los tres eran muy especiales, "como Lola ninguno". Así lo cuenta a este periódico su prima hermana, María Dolores Huelva Flores, mientras repasa con sus dedos la silueta de "la más grande" en una retrato que ella misma le regaló en una de sus últimas visitas al pueblo palmerino.

Rosario y Pedro, padres de Lola Flores, junto a Lola y su hermana Carmen Rosario y Pedro, padres de Lola Flores, junto a Lola y su hermana Carmen

Rosario y Pedro, padres de Lola Flores, junto a Lola y su hermana Carmen / Rafa del Barrio

Lola veía a su familia palmerina todos los años

Pocos saben de esta historia pero Lola frecuentaba cada año la provincia de Huelva para reencontrarse con sus orígenes. “Con La Palma tenía un vínculo especial”, relata con añoranza María Dolores. Su padre, Pedro, vivió toda su vida en la localidad junto a sus siete hermanos: María, la mayor (la madrina de Lola Flores y a la que tenía un enorme cariño), Antonio, Salvador, Rosa, Rosalía, Benito y Encarnación, la más pequeña y madre de María Dolores, quien narra a Huelva Información su estrecha relación, a pesar de la gran diferencia de edad entre ambas.

Pedro Flores Pinto nació en el seno de una familia modesta. Cuenta la prima de Lola que su tío Pedro, a pesar de haberse criado en La Palma, nació en el pueblo vecino, en Bollullos, pero de manera fortuita: “El abuelo de Lola Flores era panadero y mientras trabajaba, su mujer se puso de parto allí mismo, dando a luz a Pedro. Por eso apuntaron su nacimiento en Bollullos, pero tal como nació se regresó a La Palma, lugar en el que residió siempre junto al resto de su familia en la Calle San Antonio”. 

Calle San Antonio en La Palma del Condado, donde residió el padre de Lola Calle San Antonio en La Palma del Condado, donde residió el padre de Lola

Calle San Antonio en La Palma del Condado, donde residió el padre de Lola / Rafa Del Barrio (Huelva)

La única familia directa de Lola que aún vive en el pueblo onubense tiene ahora 78 años. Se llevaba 22 años de diferencia con la artista y su madre, Encarnación, tía de Lola, 10. Sin embargo, nunca perdieron el lazo que les unía debido al carácter cercano y cariñoso de Lola Flores, quién cuidó con mimo hasta el final la relación con la familia de su padre. "Mi madre, Encarnación, a la que Lola llamaba 'tata' y mi tío Pedro tenían un trato muy cercano. Cuando mi tío enfermó y se puso malito fue mi madre la que se marchó a cuidarlo al hospital a Madrid hasta que murió. Por eso, siempre Lola mantuvo tanta relación con nosotros y cada vez que venía a actuar a la provincia de Huelva nos llamaba y nos venía a visitar. Además, le tenía un profundo afecto a mi tía mayor, María. Era su madrina y solía mandarle fotos a lo largo de su carrera, de sus películas y actuaciones. Todas firmadas. Incluso mi tía María solía hacerle muchos de sus trajes con las telas que le sobraban. Se adoraban", recuerda.

Pedro Flores, el padre de Lola Pedro Flores, el padre de Lola

Pedro Flores, el padre de Lola / Rafa Del Barrio (Huelva)

Aunque su prima María Dolores era muy joven, conserva de manera muy viva infinidad de anécdotas que marcaron su infancia. "Cada vez que Lola venía revolucionaba las calles. Quería bailar y cantar siempre. Luego hubo una época en la que estuvo sin venir porque se marchó fuera, a América, durante seis años. Tenía mucho trabajo". Algo que no siempre era positivo para la familia. Dice María Dolores que no todas las historias fueron felices. "Mi madre (su tata) y mi tía María (su madrina) sufrían mucho por ella porque su gran éxito despertaba muchas envidias y se escuchaban cosas duras que no eran ciertas. Una vez llegó a nuestros oídos que le habían dado una puñalada y mi madre y mi tía lloraban y lloraban. De todo eso me acuerdo, aunque era pequeña, porque se vivía con mucha intensidad", rememora con los ojos brillantes la palmerina.

María Dolores tiene muy presente "la infinita bondad" de su prima Lola. "Una vez llamó a mi madre para preguntarle cómo estaba. Se interesó por nuestra vivienda, por cómo eran nuestras condiciones. Aunque teníamos para comer, en aquella época vivíamos de manera muy humilde, en frente de una bodega, en una pequeña casita de una sola habitación. Mi prima Lola al enterarse nos compró una casa. Y no solo eso, también nos enviaba algunas veces 500 pesetas".

Lola Flores tenía un gran parecido a su tía María. Se parecía más a su madrina que a su propia madre. Además, le tenía tanto aprecio que la llamaba cada fin de año, aunque la de La Palma no tuviera teléfono. "Cada año nuevo Lola llamaba a mi tía María a casa de la vecina, que sí tenía teléfono, para felicitarle el año. Además siempre le escribía y enviaba fotos con dedicatorias para mantenerla al tanto de sus éxitos y de lo que le iba pasando en su vida, como el nacimiento de su hija Lolita", asegura.

Padrinos de Lola Flores, María y su marido José Montes Padrinos de Lola Flores, María y su marido José Montes

Padrinos de Lola Flores, María y su marido José Montes / Rafa Del Barrio (Huelva)

El padre de Lola Flores siempre quiso ser torero

A modo de anécdota, María Dolores cuenta que su tío Pedro era camarero, pero le gustaban mucho los toros y aunque siempre quiso dedicarse a ello, nunca pudo por ser "muy bajito". Rosario, la madre de Lola, trabajaba como costurera.

Entre risas y con un carisma especial propio de la familia de los Flores, María Dolores confiesa la peculiar manera que tuvieron de conocerse los padres de la bailaora. Su tío Pedro se fue a trabajar a un bar a Sanlúcar de Barrameda. Rosario entró, pidió un café "solo" y tuvieron un flechazo. Él, al servirle el café a la muchacha le dijo: "solito me voy a ir yo contigo". 

Rosario y Pedro, padres de Lola Flores Rosario y Pedro, padres de Lola Flores

Rosario y Pedro, padres de Lola Flores / Rafa Del Barrio (Huelva)

Lola Flores fue 'Capataz de Honor' en la Fiesta de la Vendimia 

El 18 de septiembre de 1993 fue uno de los días más recordados para el pueblo de La Palma y para la familia Flores. Lola fue nombrada Capataz de Honor de la XXXIII Fiesta de la Vendimia del Condado. 

Un día del que, además del testimonio de quienes vivieron ese momento en el pueblo, se conservan fotografías y escritos como el saluda de la cantaora en la revista de la Feria de La Palma de ese mismo año.

Lola Flores en la Fiesta de La Vendimia de La Palma del Condado el 16 de septiembre de 1993 Lola Flores en la Fiesta de La Vendimia de La Palma del Condado el 16 de septiembre de 1993

Lola Flores en la Fiesta de La Vendimia de La Palma del Condado el 16 de septiembre de 1993 / Archivo de Huelva Información (La Palma del Condado)

Mandarles un saludo a los palmerinos es para mí un orgullo, y más aún con motivo de mi nombramiento como capataz de la Fiesta de la Vendimia, honor que me produce una inmensa alegría.

Una vez que me comunicaron el interés de la corporación municipal en que yo desempeñara las tareas de capataz, yo contesté que para el pueblo de mi padre no me podía negar a nada. Además, sus gentes han estado ligadas a mí a lo largo de toda mi vida, y guardo con cariño recuerdos de la infancia.

Espero que pasemos todos unas fiestas lo más agradables y divertidas posibles.

A todos los paisanos de mi padre y míos os envío todo mi cariño y un beso para La Palma del Condado", recogía la artista.

Lola Flores junto a su tía María (hermana de su padre) y el resto de su familia durante su visita a La Palma en septiembre de 1993 Lola Flores junto a su tía María (hermana de su padre) y el resto de su familia durante su visita a La Palma en septiembre de 1993

Lola Flores junto a su tía María (hermana de su padre) y el resto de su familia durante su visita a La Palma en septiembre de 1993 / Rafa Del Barrio (Huelva)

Ese día Lola se hospedó en casa de su prima María Dolores acompañada de figuras icónicas como Juanito 'El Golosina' o Pedro Pérez Flores (natural también de La Palma, amigo y artista de la Compañía de Lola, conocido como 'el Cazolito' en el pueblo).

"Fue un día único. Esto se llenó de gente. Recuerdo a Juanito 'el Golosina' y a todos. Ella, en particular, ya estaba mayor y enferma pero eso no le impidió estar guapísima y radiante. Iba con un pantalón blanco y un chalequillo negro de flecos que la hacía más joven. Nunca lo olvidaré. Estuvieron aquí comiendo. Le encantaba el potaje que hacíamos en La Palma y fue una noche muy feliz", cuenta su prima mostrando fotografías del emblemático momento.

Imagen de Lola Flores durante su visita a La Palma en septiembre de 1993 Imagen de Lola Flores durante su visita a La Palma en septiembre de 1993

Imagen de Lola Flores durante su visita a La Palma en septiembre de 1993 / Rafa Del Barrio (Huelva)

Su gran amigo Pedro Pérez Flores, 'El Cazolito'

Gracias al archivo del Ayuntamiento de La Palma del Condado y a la colaboración del técnico Juan Jerez, este periódico ha rescatado icónicas imágenes de Lola Flores aquel día de 1993 y algunas otras que reflejan su vínculo especial con el palmerino Pedro Pérez Flores. El artista y creativo que fue quien la presentó en el acto como Capataz de la Fiesta de La Vendimia, estableció una gran amistad con Lola. Ambos se decían "primos".

Lola Flores junto al artista y creativo Pedro Pérez Flores, que fue quien la presentó en la XXXIII Fiesta de la Vendimia del Condado ANTES de que la nombraran Capataz de Honor. Lola Flores junto al artista y creativo Pedro Pérez Flores, que fue quien la presentó en la XXXIII Fiesta de la Vendimia del Condado ANTES de que la nombraran Capataz de Honor.

Lola Flores junto al artista y creativo Pedro Pérez Flores, que fue quien la presentó en la XXXIII Fiesta de la Vendimia del Condado ANTES de que la nombraran Capataz de Honor. / Fototeca Municipal del Ayuntamiento de La Palma del Condado (La Palma del Condado)

De su profunda amistad con Lola se conservan también las palabras que su 'primo' escribió en la revista de la Feria en 1994, al año siguiente de recibir a Lola en la localidad:

Después subió al escenario abriendo sus brazos, cual paloma morena que fuese a iniciar el vuelo y, clavando la vista en el negro crespón de la noche, dijo:

"-Es mi padre de quien heredé casta y temperamento y la bondad de buena persona que tengo; quien desde allá arriba está llorando de gozo y satisfacción por la emoción tan grande de esta noche. Por él me encuentro yo aquí y por su sangre adoro a La Palma y a todas sus cariñosas y buenas gentes".

Lola caló muy hondo en el corazón de los palmeri­nos y La Palma entera vibró, se entusiasmó y elogió la amable presencia de Lola".

Cuenta Juan Jerez, que el artista pintaba los escenarios de Lola, diseñaba sus vestidos e, incluso, le componía canciones. El de La Palma se marchó en los años 50 a Madrid para buscarse la vida y terminó formando parte de la Compañía de Lola Flores. "Incluso aparece de extra en una película junto a Manolo Caracol", cuenta. Pedro, 'el Cazolito', fue quien acompañó a su tía Encarnación, cuando Lola falleció. Le tenía un inmenso cariño.

Nombramiento de la Capataz de Honor de la Fiesta de la Vendimia, Dña. María Dolores Flores Ruiz, «Lola Flores», en presencia del alcalde D. José Miguel Pavón Díaz y de la reina, la Srta. Rocío del Valle Ávila Lepe. Nombramiento de la Capataz de Honor de la Fiesta de la Vendimia, Dña. María Dolores Flores Ruiz, «Lola Flores», en presencia del alcalde D. José Miguel Pavón Díaz y de la reina, la Srta. Rocío del Valle Ávila Lepe.

Nombramiento de la Capataz de Honor de la Fiesta de la Vendimia, Dña. María Dolores Flores Ruiz, «Lola Flores», en presencia del alcalde D. José Miguel Pavón Díaz y de la reina, la Srta. Rocío del Valle Ávila Lepe. / Fototeca Municipal del Ayuntamiento de La Palma del Condado (La Palma del Condado)

Y el palmerino, al igual que la familia de Lola, era devoto de una de las cruces del pueblo. Pedro Pérez Flores de la Cruz de la Calle Sevilla, mientras que Lola y su familia, de la Cruz de la Calle Cabo. Por eso no era raro verla en algunas de sus visitas al pueblo, sobre todo de niña, bailando en la romería, cantando y festejando en torno a esta tradición. Cuenta su prima que cuando la actriz estaba malita, llegó a decirle "que le pidiera a la Cruz de la Calle Cabo para que se llevara la piquiña que le recorría el cuerpo". 

Con todo, la belleza, el desparpajo, el arte y la autenticidad de Lola nunca dejaron que su enfermedad le absorbiera la energía ni arriba ni abajo de las tablas. "Tenía unas piernas espectaculares que no eran propias de su edad. Unas piernas que llamaban la atención, así como sus rasgos, su carácter y sus ocurrencias", rememoran quienes tuvieron la suerte de conocerla.

Lola Flores, Pedro Pérez Flores y Juanita Reina. Teatro Calderón. Madrid. Lola Flores, Pedro Pérez Flores y Juanita Reina. Teatro Calderón. Madrid.

Lola Flores, Pedro Pérez Flores y Juanita Reina. Teatro Calderón. Madrid. / Fototeca Municipal del Ayuntamiento de La Palma del Condado (Madrid)

Pedro Pérez Flores (primero a la izquierda), Lola Flores y Carmen Sevilla Pedro Pérez Flores (primero a la izquierda), Lola Flores y Carmen Sevilla

Pedro Pérez Flores (primero a la izquierda), Lola Flores y Carmen Sevilla / Fototeca Municipal del Ayuntamiento de La Palma del Condado (La Palma del Condado)

Huelva también corre por la sangre de una de las artistas más relevantes de todos los tiempos. Lola Flores marcó una época. 'La Faraona', 'Lola de España' o 'La más grande', como todos la conocen, también dejó su impronta en la provincia onubense. Fiel testigo de ello son sus escritos, sus fotografías y un testimonio único de sus familiares más cercanos que desde hoy, Huelva Información, conservará en su archivo para la posteridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios