Provincia

Condado de Huelva prevé pérdidas del 63% en la vendimia de 2020

  • El calor de este año ha secado gran parte de las cosechas, lo que agrava la situación generada por el ataque “con una virulencia impresionante” del hongo mildium en las viñas

Trabajador recoge uvas durante la vendimia de 2019. Trabajador recoge uvas durante la vendimia de 2019.

Trabajador recoge uvas durante la vendimia de 2019. / Alberto Domínguez (Huelva)

El Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen Vino, Vinagre y Vino Naranja ‘Condado de Huelva’ prevé unas pérdidas de hasta el 63 por ciento de la cosecha de uva en la vendimia de este año debido a la climatología, ya que el calor ha provocado que parte de la cosecha se haya “secado” y que el hongo mildium haya venido este año “con una virulencia impresionante”. Una situación que considera “grave”.

Así lo ha indicado su presidente, Manuel Infante, quien ha apuntado que lo que se ha salvado hasta ahora --cuando quedan unos días para el final de la campaña, que termina a finales de mes-- es “de calidad” y que esa uva está “sana”, pero que tiene “poco caldo” debido al intenso calor de este año.

De este modo, ha subrayado que en 2019 se recogieron 31,5 millones de kilos, de los que este año se van a perder cerca de 20 millones --más de 19.800--, por lo que las pérdidas serán grandes “sobre todo para los agricultores”.

En este contexto, ha indicado que han pedido ayuda la Consejería de Agricultura para “que los agricultores se animen” porque, asevera que “lo peor no es lo que se ha perdido, sino que ahora hay que sanear la planta que tiene el mildium” para evitar que el año que viene se produzcan de nuevo complicaciones.

En este sentido, ha apuntado que se necesitará aún “más dinero” que lo que se había planteado en un primer momento en el informe técnico que presentaron el pasado mes de julio a la Consejería, y en el que se analiza la situación socioeconómica y ambiental causadas por las enfermedades de la vid y que han afectado directamente a los viticultores.

Por esto, piden “esa ayuda” para que “por lo menos se puedan mantener los viñedos, porque sino va a haber muchos que van a tener que arrancar plantas”. En concreto, en el estudio socioeconómico presentado a la Junta, se detallaba que la media gastada por un agricultor era de 2.800 euros por hectárea, más otros 500 euros que se necesitarían por hectárea y por cada agricultor para sanear la planta para el próximo año, teniendo en cuenta que son 2.400 hectáreas de cultivo.

De esta manera, Infante ha señalado que es “una realidad” que han visto desde la propia Consejería de Agricultura ya que el propio delegado territorial, Álavaro Brugos, y el secretario general han visitado algunas de las explotaciones, así como los técnicos de la Red de Alerta de Información Fitosanitaria que consideraron “un desastre” la situación”, según ha indicado el presidente del Consejo Regulador.

Infante ha recalcado que “normalmente a la planta se le realizan siete tratamientos al año contra el hongo mildium y este año se han llevado a cabo hasta 14 o 15”, pero que, aún así, “se terminaba de curar un brote y rebrotaba a los tres días por las condiciones climatológicas”.

Finalmente, el presidente del Consejo Regulador ha aseverado que llama habitualmente a la Junta para conocer la situación de las ayudas y que la respuesta es que “lo están estudiando”. Por esto, entiende que les quieren ayudar pero que después del informe “ocurrió el incendio de Almonaster y mucha gente necesita ayudas y no hay”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios