Golfo de Cádiz

Cerrado el caladero de la chirla tras superarse el tope máximo de capturas de 1.300 toneladas

  • La prohibición incluye capturar, mantener a bordo, trasbordar, desembarcar y comercializar la especie

Una embarcación con draga hidráulica para la captura de chirla. Una embarcación con draga hidráulica para la captura de chirla.

Una embarcación con draga hidráulica para la captura de chirla. / H. Información (Huelva)

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha cerrado este lunes la pesquería de la chirla en el Golfo de Cádiz al haber superado el sector el tope máximo de capturas de 1.300 toneladas impuesto en base a los criterios científicos.

Así se recoge en una Resolución firmada por el Director General, José Manuel Martínez Malia, publicada ayer en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), en la que se precisa que dicho cierre prohíbe el ejercicio de la actividad para las embarcaciones autorizadas para el uso de dragas hidráulicas.

Recuerda el documento que con fecha 30 de junio de 2017, se publicó la Orden de 29 de junio de 2017, por la que se regula el marisqueo de chirla desde embarcación con draga hidráulica en el Golfo de Cádiz, estableciendo medidas técnicas a fin de alcanzar niveles de rendimiento máximo sostenible y determinando los puntos de referencia biológicos de explotación dentro de unos límites biológicos seguros.

El cierre atiende a los resultados de los estudios de evaluación y seguimiento científico de la pesquería

La Dirección General de Pesca y Acuicultura, atendiendo a los resultados de los estudios de evaluación y seguimiento científico de la pesquería, adaptó aquellos puntos de referencia biológicos mediante Resolución de 30 de enero de 2019 por la que se procedió a a reapertura del caladero tras ocho meses de cierre.

En este sentido, de acuerdo con el dictamen del Instituto Español de Oceanografía, se amplió de las 1.100 a las 1.300 toneladas el tope máximo de capturas hasta el 30 de abril de 2019.

La resolución publicada en el BOJA recoge que tras analizar las capturas registradas en el sistema electrónico de remisión de notas de venta procedentes de las lonjas del litoral atlántico de la Comunidad Autónoma de Andalucía (Idapes), se ha comprobado que las ventas registradas han superado las 1.300 toneladas por lo que procede el cierre de la pesquería de la chirla.

Ello conlleva también la prohibición de capturar, mantener a bordo, trasbordar, desembarcar y comercializar la especie procedente del litoral del Golfo de Cádiz y la obligación de devolver inmediatamente al mar los ejemplares de esta especie capturados de forma accidental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios