Costa

Ayuntamiento de Lepe y Junta buscan soluciones a los desalojados del asentamiento en pueblos del entorno y entidades sociales

  • Son un grupo de 68 personas, la mitad de las que perdieron su chabola en el incendio del pasado 14 de octubre

Un grupo de inmigrantes que perdieron su chabola en el incendio del asentamiento. Un grupo de inmigrantes que perdieron su chabola en el incendio del asentamiento.

Un grupo de inmigrantes que perdieron su chabola en el incendio del asentamiento. / J. Landero (Lepe)

La Dirección General de Coordinación de Políticas Migratorias de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Lepe están buscando una solución habitacional para las 68 personas que aún siguen pernoctando en un polideportivo de Lepe desde que el pasado lunes, 14 de octubre, lo perdieran todo en el peor incendio sufrido por el asentamiento chabolista ubicado junto al cementerio municipal de dicha localidad costera, el cual fue posteriormente desalojado definitivamente.

Estas 68 personas se son aproximadamente el 50% del total de afectados, y la solución pasaría por la implicación de otras administraciones, sobre todo los municipios del entorno, y por las distintas entidades sociales que trabajan en la zona. Así lo señalaron ayer en Lepe la directora general de Coordinación de Políticas Migratorias de la Junta de Andalucía, Mar Ahumada, y el primer edil lepero, Juan Manuel González

Y es que según Ahumada el problema “no solo tenemos que centrarlo en Lepe, sino en toda la provincia”. En la misma línea se pronunció el primer edil lepero al señalar que “después de haber buscado solución a más del 50% de los afectados, mañana (por hoy miércoles) nos vamos a reunir con alcaldes de la costa porque esto no es un problema exclusivo de Lepe ya que, aunque pernoctan en nuestro municipio, trabajan en otros pueblos”.

Por otra parte y a preguntas de los periodistas tras el encuentro que ambos mantuvieron ayer en Lepe, el alcalde de esta localidad también quiso dejar claro que por el momento “no hay fecha tope para que estas personas abandonen el polideportivo”, aunque incidió en que “tampoco es un lugar digno para vivir”.En relación a la implicación en la búsqueda de soluciones a las entidades sociales, la representante del Gobierno andaluz indicó que la Junta “no tiene recursos para intervenir directamente, pero sí lo puede hacer a través de las entidades sociales con las ayudas que éstas reciben para ello”.

La directora general de Coordinación de Políticas Migratorias de la Junta de Andalucía, Mar Ahumada, atiende los medios de comunicación. La directora general de Coordinación de Políticas Migratorias de la Junta de Andalucía, Mar Ahumada, atiende los medios de comunicación.

La directora general de Coordinación de Políticas Migratorias de la Junta de Andalucía, Mar Ahumada, atiende los medios de comunicación. / J. Landero (Lepe)

La directora general de Coordinación de Políticas Migratorias también ofreció ayer al Consistorio lepero “toda la colaboración de la Junta de Andalucía para buscar soluciones y recursos habitacionales” a estas 68 personas migrantes. Así, en la línea de impulso a la colaboración entre administraciones que se ha marcado dicha Dirección General, Ahumada destacó que desde la Consejería “nos hemos puesto a disposición del alcalde”.

“Desde la Junta nos hemos ofrecido para la búsqueda de recursos para estas personas –prosiguió– buscando la colaboración no solo entre las administraciones, sino también en las entidades sociales, que sabemos que lo están haciendo”, a lo que añadió que la intención del Gobierno andaluz es “que estas personas puedan encontrar rápidamente un alojamiento fuera del polideportivo porque no es el sitio más apropiado para vivir”.

Asimismo, la directora general indicó que aunque “la Junta no tiene intervención directa con recursos propios”, sí los tienen las ONG que reciben subvenciones de la Dirección General. “Además, desde el Gobierno Central sé que también se han puesto recursos a través de entidades como Cruz Roja y Cepaim, que están haciendo una labor magnífica”, agregó. No obstante, uno de los escollos “que nos hemos encontrado es que algunas de estas personas, aunque trabajen en la provincia, no quieren irse de Lepe”.

“Las viviendas que se les subvenciona a las entidades están distribuidas en toda la provincia. Los recursos están, pero estas personas no quieren marcharse, lo que agrava el problema, pues dificulta aún más poder buscar una salida digna a su situación”, puntualizó.

Por último, sobre el hecho de que muchos de los afectados carezcan de documentación reglada, Ahumada trasladó que también ha mantenido “conversaciones con la Subdelegación del Gobierno, y sé que están colaborando para poder agilizar la tramitación de la documentación de estas personas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios