HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

'El cisne negro'

Por supuesto el Covid-19 entra de lleno en la categoría de los cisnes negros

En verano suelo escribir uno de estos Surcos Nuevos recomendando la lectura de algún libro, pero es difícil encontrar un momento tan oportuno como este para invitar a la lectura, al menos como sucedáneo -en mi opinión, más valioso- de tantas formas de ocio que nos están vedadas ahora. Y no podría encontrar un título más adecuado a las circunstancias que El cisne negro (Paidós), de Nassim Nicholas Taleb (Amioun, Líbano, 1960), un profesor heterodoxo y provocador, que en 2007, en vísperas de la crisis económica que se desencadenaría al año siguiente, acuñó la teoría del Cisne Negro, en la que estudia fenómenos atípicos "que se encuentran fuera del ámbito de las expectativas regulares, porque no hay nada en el pasado que pueda apuntar de manera convincente a su posibilidad. Conllevan además un impacto extremo y, a pesar de su rareza, inventamos explicaciones a su existencia solo después de los hechos, nunca de forma prospectiva". Los cisnes negros impredecibles explican, según Taleb, desde el éxito de las ideas y las religiones hasta los elementos de nuestra vida personal. Y, por supuesto, el Covid-19 entra de lleno en esta categoría.

Pero es curioso saber de dónde proviene el nombre de la teoría: nada menos que del poeta romano Juvenal, quien, hacia el año 100 dC, se refirió a una rara avis, "tan extraña como un cisne negro". Todo el mundo sabía que no existían cisnes de ese color… hasta que un explorador holandés los descubriera en Australia, precisamente en el río Swan (cisne, en inglés). Viene al caso decir que Juvenal es autor de 16 sátiras de una sorprendente actualidad, que critican la corrupción, la hipocresía, la adulación al emperador (hoy, a quien corresponda), la gula, la codicia, la mala educación, las supersticiones… No estaría mal aprovechar el confinamiento para leer también a este y a otros clásicos de la antigüedad o de nuestro Siglo de Oro.

Volviendo a un Taleb más reciente, en 2016 publicó la última versión de su libro de aforismos El lecho de Procusto (Procusto: terrorífico personaje mítico al que también vale la pena conocer; matarlo fue la última aventura del héroe Teseo en su viaje a Atenas). Como muestra, selecciono este que merece una reflexión: "Eres rico si y solo si el dinero que rechazas es más agradable que el dinero que aceptas". Según eso, solo algún privilegiado -y no necesariamente acaudalado- es rico. Los demás somos pobres.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios