Oferta de empleo Mercadona busca candidatos para 28 puestos de trabajo en la provincia de Huelva

La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Toscano, hada madrina de Montero

Sin Vox y sin Toscano, Montero se tambaleó. Con Vox y con Toscano hasta tiene pedestal de mártir

Había que hacer tanto ruido como fuera necesario para tapar la escandalera provocada por las consecuencias de la controvertida ley: "Al menos 36 condenados se han beneficiado ya con la ley del sólo sí es sí y 10 han sido excarcelados". No bastaba con acusar a los "fachas con toga". Había que restaurar la resquebrajada figura de la ministra tras las consecuencias -terribles para las víctimas, escandalosas para la sociedad, desmoralizadoras para quienes luchan contra toda forma de abuso o violencia contra la mujer- de una ley que ha logrado que en la manifestación del 25-N se coreara en Madrid "Irene Montero dimisión" y se portara una pancarta en la que se leía "Basta de leyes misóginas y chapuzas", razón por la que, supongo que avisada, Irene Montero eludió esta manifestación para darse un baño de adhesiones inquebrantables en un acto organizado por Podemos en Vallecas en el que se coreaba "Irene, hermana, aquí está tu manada", "Si tocan a Irene nos tocan a todas" y "Esto nos pasa por unos jueces fachas".

Culpar a los "fachas con toga" era la única arma a la que Irene Montero y Unidas Podemos podían recurrir. Hasta que Vox le hizo el regalo de la grosera y machista intervención de su señoría sin señorío (perdonen la expresión patriarcal) Toscano que, buscando ofenderla y descalificarla aludiendo a su vida privada, resultó ser el hada madrina de esta Cenicienta que logró convertir la calabaza de su fracaso y los ratones de las críticas abiertas de muchas feministas y las veladas de ministras del PSOE en la carroza y los caballos en la que pasearse como mártir de los fascistas y los machistas, mientras los perros que le ladraban se convertían en los lacayos que cantaban sus loas.

Así Montero se convirtió en una Cenicienta sin medianoche que devuelva carroza, caballos y lacayos a su anterior condición de calabaza, ratones y perros. Su imagen ha sido reconstruida y restaurada por la torpeza y la zafia grosería de Vox. Al día siguiente, nuevo baño de adhesiones en el Círculo de Bellas Artes donde Montero alcanzó el punto máximo de su reconstrucción como mártir de la "violencia política" que pretende "destruirla", reduciendo las críticas a un "precio que nos hacen pagar los reaccionarios". Podemos y Vox se necesitan el uno al otro como populistas que se retroalimentan. Sin Vox y sin Toscano, Montero se tambaleó. Con Vox y con Toscano hasta tiene pedestal de mártir.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios