Amigos de Facebook vs amigos en la vida real

338. Esta es la media de amigos en Facebook. Al menos lo era hace tres años. Muy posiblemente la cifra haya incrementado. Hagamos una breve pausa en la lectura de esta columna para que vayas corriendo a tu perfil de Facebook y consultes tu número de amigos. Esperando… Esperando… ¿Ya lo tienes? Bien. Personalmente me ha parecido una media baja comparándolo con el número que tengo yo, y el que tienen mis amigos (He cotilleado un poquito).

Sin embargo son cifras muy altas para los expertos. Según Robin Dunbar, antropólogo de la Universidad de Oxford, el número máximo de amistades debería ser 150. Para él se resume en una cuestión de tiempo. A mayor número de amigos, menor tiempo de interacción con cada uno de ellos.

De pequeño me enseñaron la diferencia entre amigos y conocidos. Un amigo, según la RAE, es aquella persona con la que tienes un "afecto personal, puro y desinteresado, que nace y se fortalece con el trato". Un conocido es, pues eso, un conocido. Facebook parece haber ampliado el significado de amigo. Bueno, en realidad lo hemos hecho nosotros con el uso que le damos a la plataforma. Muchas veces agregamos sin muchos miramientos. El sentimiento de pertenencia nos tira mucho. También la sensación de popularidad, que da mucho gustito. "Ay Dios mío, qué rico Dios mío", como diría Karol G. Así que en Facebook tenemos a la vecina del tercero, a tus clientes y hasta al primo segundo del amigo de un amigo con el que un día coincidiste en una mesa y con el que no intercambiaste ni una sola frase más allá del "hola, encantado". Pero eh, tienes más de 1000 amigos en Facebook, eres la hostia. Pues ole tú, campeón. [Nota oculta del redactor de esta columna: tengo casi 1000 amigos en Facebook. Compañeros de Huelva Información, que no se entere nadie].

Pensándolo bien, ¿con cuántos de tus contactos de Facebook te irías a tomar una cerveza? A ver, es divertido tenerlos en tu muro de la red social. Está el que solo escribe de política de una manera muy exaltada (pensándolo bien esto no es tan divertido), el que solo aparece en fotos con su pareja (más conocido como "el empalagoso"), el que comparte los memes (gracias por todo), y el que nunca comparte nada ni actualiza su estado pero que siempre se entera de todo (podríamos llamarle "la vieja del visillo del siglo XXI"). ¿Tenemos entonces "amigos de Facebook" y "amigos reales"? Si es así estamos aceptando que hay una dualidad, que por un lado vivimos en el mundo on line y por otro en el físico. Leí en el libro Hiperconectados de Lucía Taboada que, según el sociólogo Nathan Jurgenson, a esto se le llama "dualismo digital": El mundo digital es virtual y el mundo físico es real. Jurgenson propone otro término, el de "realidad aumentada", ya que nuestros perfiles de Facebook y nuestra actividad en la red social también pertenece a la vida real. Tiene sentido. Y es que, queramos o no, las redes sociales son parte de nuestras vidas y de nuestra socialización.

Nos vemos la próxima semana, que voy a revisar las solicitudes de amistad pendientes.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios