Teatro | 35 Festival Castillo de Niebla El cartel que se alimenta del público

  • El programa de este año aumenta en espectáculos y días tras los grandes resultados de la pasada edición 

  • Excepcional propuesta de teatro clásico con variedad para todos los públicos

Prácticamente un 80% del aforo en las gradas del Patio de Armas del Castillo de los Guzmán se cubrió de media en los espectáculos del programa oficial en el verano de 2018. Desde 2007 no se daban datos tan buenos de público, aunque esta vez el número general de asistencia llegó a casi 7.000 espectadores, gracias a los programas paralelos Atrévete y A escena!. Los mismos que ahora han llevado al Festival Castillo de Niebla a crecer en su 35 edición, en número y días de espectáculos, siguiendo esa demanda creciente del público en Huelva. El presupuesto este año alcanza los 360.000 euros, de los que 250.000 corresponden a la Diputación, más el 16% que procede de la taquilla, y un 7% aportado por el Ayuntamiento de Niebla.

El presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo, hablaba ayer en su presentación de cómo este ciclo de teatro clásico y danza, “el acontecimiento cultural mejor valorado y uno de los más esperados” en Huelva, es también un importante reclamo turístico, de esa oferta cultural que enriquece el ocio de sol y playa asociado al estío onubense. Los aficionados de Huelva se preparan ahora para comprar sus entradas anticipadas, pero también aquellos que pasan sus vacaciones en las playas de su costa. Incluso muchos de los que duermen esos días en provincias limítrofes pero no son ajenos a la “calidad de las compañías y espectáculos que han pasado todos estos años por Niebla”.

También este 2019, que cuenta con un programa oficial con reclamos para todos los públicos y citas en las que casi se da por hecho el lleno. Las secciones paralelas completan ese salto cualitativo que ha dado el Festival en las últimas ediciones, con Atrévete, que suma una sesión más, y A escena!, que prologa las propuestas oficiales los dos sábados previos.

El arranque oficial llega el 13 de julio con Rafael Álvarez El Brujo, un habitual de Niebla que asegura el lleno, esta vez con un monólogo inédito, Dos tablas y una pasión, que se estrena en Cáceres.

El aporte iberoamericano lo pone este año la Compañía Nacional de México con Lope de Vega y El perro del hortelano el 20 de julio. Se verá en Niebla, aunque también en Almagro y Olmedo, entre otras citas del verano, gracias al acuerdo al que han llegado para su programación.

El último sábado de julio, como es habitual, la danza toma el castillo, aquí con el Ballet Flamenco de Andalucía y Naturalmente flamenco, de Rubén Olmo y Úrsula López, directora de la compañía.

Molière y El enfermo imaginario, clásicos excepcionales, vistos ya en Niebla, repiten el 3 de agosto con Morboria Teatro, en su tercer paso por el Festival onubense.

El resto del mes, tres propuestas tan singulares como extraordinarias, que contribuyen a dar realce al cartel. El día 10, Shakespeare desconocido con Pericles, príncipe de Tiro, y un montaje muy especial de Hernán Gené que será estrenado este verano en Mérida.

El 17 de agosto, teatro renacentista en su máxima expresión, cuidado y virtuoso, con Nao d’amores y la Nacional de Teatro Clásico en Comedia Aquilana, de Torres Naharro. Y para acabar, comedia disparatada, alocada pero consistente, que triunfó en Mérida hace un año: Ben Hur, de Nancho Novo. Ésta será, además, la que ponga a prueba, por primera vez en Niebla, un sistema de audiodescripción y subtítulos para personas con dificultades auditivas y visuales, que podría ser ampliado el próximo año a más espectáculos.

En total, 13 días de espectáculos y 24 actuaciones, incluida la presentación de anoche en el castillo de Niebla, con Producciones Imperdibles y Los niños de Murillo. Son 18 obras de teatro y 6 de danza, 18 profesionales y 6 aficionadas; una selección variada y valiosa al alcance de pocos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios