Cine

El Festival de Cine Iberoamericano se abre al público en su 44 edición

  • El director, Manuel H. Martín, destaca la renovación de la imagen y la apuesta digital para llegar a espectadores más jóvenes

Gala inaugural en un Gran Teatro repleto de público Gala inaugural en un Gran Teatro repleto de público

Gala inaugural en un Gran Teatro repleto de público / Alberto Domínguez

A falta de sólo cinco días para que arranque la 44 edición, una de las pocas certezas que hay del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva este año es que dedicará al público una atención muy especial. Lo dice su director, Manuel H. Martín, tratando de justificar ese cambio de imagen drástico que ha fulminado un icono del diseño y el cine, como es el molinillo de celuloide que ha acompañado durante décadas el certamen onubense. Pero asegura Martín que era “importante” hacer un cambio en busca de una imagen “más fresca, más joven”. Detrás de esa silueta de Colón hecho estatuilla de premio cinematográfico se encuentra el propósito de “acercarse más al público de calle y al espectador fiel”. En apenas dos semanas se sabrá si el vínculo se estrecha, como espera el director del Iberoamericano.

De entrada, afinando la estrategia, imagen al margen, el certamen onubense introduce en la programación de este año una sección novedosa con toda intencionalidad. El especial Comedia Iberoamericana, que aspira a perpetuarse en próximas ediciones, es una puerta abierta a “un público más abierto, más generalista”, con el anhelo de que cualquiera en Huelva “pueda encontrar su película, su comedia, y se acerque más al festival”.

Manuel H. Martín, joven cineasta onubense, de la capital, premiado participante en el Iberoamericano en sus inicios, afronta su tercera edición como responsable ejecutivo del certamen redoblando su objetivo en el público joven con una línea que confluya en una mayor presencia de los estudiantes. Es razón, por ejemplo, de una mayor apuesta “por lo digital” a través de canales de información y publicidad más cercanos a los principales consumidores de nuevas tecnologías, redes sociales e internet.

El director del Festival, Manuel H. Martín, posa junto al nuevo logo en la Casa Colón El director del Festival, Manuel H. Martín, posa junto al nuevo logo en la Casa Colón

El director del Festival, Manuel H. Martín, posa junto al nuevo logo en la Casa Colón

Dice, con esa cierta satisfacción de los datos de respaldo, que la última edición, la de 2017, fue la más taquillera del festival onubense en los últimos años. “La más taquillera en cuanto a entradas compradas”, puntualiza. Ya hace unos días se avanzó que sólo la sección Infantil y Juvenil, destinada a escolares de toda la provincia, aumentará al menos un 8% los espectadores respecto al año pasado. Martín los excluye en ese cómputo positivo de la 43 edición y del público objetivo marcado, con el que también quiere conectar otras secciones y algunos de los homenajes, como los Premios Luz.

“Hay contenidos pensados especialmente para los jóvenes, como el ciclo de Cine y Valores o los encuentros con creadores del IAJ y la SGAE, de acceso gratuito la mayoría. Hay interés en acercar a creadores de toda Iberoamérica y en particular andaluces y españoles”.

El director explica que asumió el cargo dispuesto a ofrecer un “modelo estable de festival acorde al presupuesto”, definiendo una línea de trabajo y estructura que espera “se siga trabajando en un futuro”. “Éste es un evento cultural en el que hay que buscar su importancia más allá de los números. A nivel de imagen funciona bien, con una buena proyección nacional e internacional”, subraya del impacto promocional que destaca para Huelva, a cuyo “tejido laboral y empresarial, local y provincial, repercute la mayor parte del presupuesto”.

El pago de la deuda trae el "sosiego necesario" antes de la inauguración del viernes

Habla, además, con la tranquilidad de llegar al inicio de esta edición con los deberes cumplidos en lo económico, después de que la aportación de los patronos del Festival haya propiciado el abono de la primera parte de la deuda a proveedores heredada de la dirección anterior, a cargo de Pedro Castillo. Después de “tres años bajo la sombra de la deuda”, asegura, llega “el sosiego necesario” para empezar una nueva edición sin lastres ni sobresaltos.

“Ésta y la siguiente deben ser ediciones para la estabilidad”, sostiene Martín. “Habrá que pensar en crecimiento presupuestario a partir de 2020, cuando se debiera iniciar un plan lógico de crecimiento”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios