Crimen de Almonte Las víctimas piden amparo a la Fiscalía para que cesen los ataques

  • Aníbal Domínguez denuncia a una mujer por insinuar en Facebook que él puede ser el asesino de su hermano

En primer término, Aníbal Domínguez camino del Palacio de Justicia de Huelva durante la celebración del juicio del doble crimen de Almonte. En primer término, Aníbal Domínguez camino del Palacio de Justicia de Huelva durante la celebración del juicio del doble crimen de Almonte.

En primer término, Aníbal Domínguez camino del Palacio de Justicia de Huelva durante la celebración del juicio del doble crimen de Almonte. / Canterla (Huelva)

La familia de Miguel Ángel y María Domínguez, padre e hija asesinados a cuchilladas el 27 de abril de 2013 en su propia casa de Almonte, ya no puede más. Está cansada de recibir ataques indiscriminados en las redes sociales y "no vamos a dejar pasar ni una más", afirma el hermano y tío de las víctimas, Aníbal Domínguez, diana desde hace años de las embestidas de algunos desaprensivos por ejercer la portavocía de los Domínguez Olmedo.

Él mismo denunció este lunes ante la Guardia Civil de La Palma del Condado a una usuaria de Facebook que insinuó en su muro un día antes que él podría ser el autor del asesinato de su hermano. Dicho mensaje, ya eliminado pero a cuya captura ha tenido acceso Huelva Información, señalaba literalmente que "por qué toda la culpa al que no es y no buscáis al culpable de una vez, a ese señor que habla" (apuntando a Aníbal Domínguez) "puede ser hasta él porque nunca ha querido a su hermano, lo conozco desde pequeño".

En la denuncia ante la Benemérita el hermano y tío de Miguel Ángel y María aporta a un testigo. El Instituto Armado "me ha transmitido que va a perseguir este delito hasta que la autora responda por ello", remarca.

Las víctimas van a pedir, por este acoso que viene siendo una constante desde hace años, el amparo de la Fiscalía y reuniones con la subdelegada del Gobierno, Manuela Parralo, y con la delegada del Gobierno andaluz, Bella Verano.

Captura del mensaje objeto de la denuncia de Aníbal Domínguez. Captura del mensaje objeto de la denuncia de Aníbal Domínguez.

Captura del mensaje objeto de la denuncia de Aníbal Domínguez. / H. Información (Almonte)

"Esto ya está sobrepasando los límites de la normalidad y se está generando una situación insostenible y peligrosa", remarca Domínguez, que agrega que "no es de recibo que al dolor acumulado, al sufrimiento que padecemos diariamente, se le sume que cualquier energúmena o energúmeno se levante con la fría, endiablada y asquerosa intención de hacer un daño tan gratuito y tremendamente grave".

El almonteño señala que desde que terminó el juicio (contra Francisco Javier Medina, con resultado absolutorio) "desde el entorno del entonces acusado se ha orquestado una campaña sin fundamento alguno de ensuciar mi imagen y mi honor por el mero hecho de ser el miembro de las familias que se pone delante de los medios de comunicación para pedir justicia y evitar la impunidad del doble crimen".

Aníbal Domínguez tiene "el dolor clavado en todo mi ser desde hace seis años y a ese calvario no tengo por qué sumar que individuos injurien y calumnien mi honor y mi persona por el mero hecho de que pida justicia".

Pero lo "peor de todo" es, afirma, "el desamparo que en el que vivimos y vivo. Esto no se ha visto en ningún otro sitio". Recuerda que recientemente se ha detenido a dos individuos en Sevilla y Salamanca por "proferir comentarios deleznables contra Laura Luelmo y la intervención de la Fiscalía fue rapidísima". Por ello exige "el mismo derecho como familiares víctimas y el amparo de la Fiscalía y del resto de autoridades con competencias sobre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para que actúen, para que no consientan ni una intromisión más en nuestro honor, imagen y dolor". Considera que el Estado "no puede consentir que se vapulee más a las víctimas, exigimos el amparo de la Fiscalía como Ministerio Público", reitera.

Domínguez reclama que la Fiscalía, la Subdelegación y la Junta de Andalucía (que gestiona el Servicio de Asistencia a Víctimas en Andalucía) "de una vez por todas protejan nuestros derechos, nuestro honor y nuestro dolor y no admitan, como garantes de la seguridad y derechos de la ciudadanía que son, ningún atropello más a unos familiares que están atravesando por la mayor de las amarguras, máxime cuando encima no hemos tenido ni una resolución del caso y el autor de los hechos goza de la impunidad".

Recuerda que no solo "no hemos obtenido respuesta por parte del Estado", sino que para más inri "hemos sido condenados a pagar unas costas y hemos cumplido".

El almonteño se pregunta además "qué tiene que ocurrir más, si es que no ha sido bastante el doble crimen, para que nos amparen y nos den una respuesta convincente de que esto se tiene que parar, que parece el mundo al revés: a ver si las instituciones públicas se enteran de que somos víctimas, que no pueden girar la cabeza para otro lado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios