HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Huelva

Los rocieros aguardan la salida de la Virgen con gran expectación

  • La procesión extraordinaria se celebra la madrugada del sábado sin que se conozca el momento de su inicio

  • La aldea almonteña tiene todo listo para un momento histórico

Todo está listo en El Rocío, salvo los nervios. A ellos cuesta mantenerlos a raya en unas horas previas a llevarse a cabo uno de los eventos más esperados por los rocieros: la procesión extraordinaria de la Virgen del Rocío el 8 de septiembre de 2018, justo un siglo después de que la patrona de Almonte se coronara canónicamente. Quizá por la nueva imagen que presenta la Blanca Paloma -emulando las antiguas procesiones en las que los exornos eran flores preparadas con esmero por los rocieros de entonces-, quizá por suceder en un septiembre que es época de cambios -de comienzos y finales-, en la aldea hay como un lazo invisible más potente que nunca que une a conocidos y no tanto. Se refieren a Ella, a cómo luce, a la serenidad de su mirada, mientras todos quienes la visitan en las horas previas esperan impacientes a que esté de nuevo en la calle, recorriendo las arenas rocieras.

No se sabe cuándo ocurrirá. Como dice la alcaldesa almonteña, Rocío Espinosa, la Virgen y el pueblo de Almonte se comunican entre ellos y son quienes deciden. El pueblo, no entendido como un conjunto de personas, sino como un solo ente colectivo. Éste es el que decide junto con la Blanca Paloma cuándo es el momento de traspasar la reja y posteriormente salir juntos, los almonteños y su Patrona, por la concha peregrina de la puerta del santuario a repartir bendiciones por toda la aldea.

La decisión está en el pueblo almonteño, ese ente colectivo que dialoga con la Virgen

La expectación es máxima, y el presidente de la Hermandad Matriz, Juan Ignacio Reales, ha sido claro también al decir que la Virgen saldrá cuando los almonteños quieran. Aun así, Reales ha sido sincero al expresar que a la hermandad le gustaría que la Reina de las Marismas se pudiera lucir con los rayos del sol, hecho que traería a la memoria las procesiones de hace un siglo. Muchos vecinos de Almonte declaran a Huelva Información su deseo, también, de que la Virgen procesionara al alba, aunque lo principal para ellos es que la Virgen estará con su pueblo y con todos los rocieros que han venido a verla.

A las once de la noche se llevará a cabo hoy el acto inaugural del Centenario de la Coronación Canónica con la lectura de la Bula Pontificia y el rezo del Santo Rosario por el párroco de Almonte, Francisco Jesús Martín Sirgo. El lugar no podía ser otro que El Real de la aldea, donde un monumento a la Virgen preside intemporalmente en recuerdo de la coronación, que se llevó a cabo en este lugar hace un siglo. La escultura aparece ahora rodeada de un bello arco dorado, uno de los numerosos adornos que pueden contemplarse desde hace varios días en la aldea.

Este acto, según Reales, no se prevé que dure más de 40 o 45 minutos. A partir de entonces, todo puede suceder: desde que la Virgen salga muy rápido hasta que se prolongue su estancia en la ermita esperando a que pasen algunas horas para que la luz del nuevo día la ilumine en su paseo por El Rocío.

Está previsto que el paso de la Virgen recorra el itinerario habitual de la romería, si bien, al no haber simpecados de las hermandades filiales ante los que pararse, el recorrido será más rápido que la procesión anual. Otro elemento que está en el aire es el cierre de las puertas del Santuario. Normalmente, la ermita se cierra a diario, salvo la noche de Pentecostés. En este caso, desde la Hermandad Matriz no aseguran que vaya a cerrarse, aunque les gustaría que se hiciera para preparar con mayor tranquilidad el paso para la procesión y por razones de seguridad. Aun así, el grado de ocupación de la ermita por devotos y fieles será decisivo para el cierre o no de la puerta.

Cuando la Virgen esté en la calle, uno de los momentos más emotivos será la llegada al monumento de El Real, donde el párroco rezará la salve y el grupo de tamborileros de la Hermandad Matriz entonará con sus flautas y al son de los tambores conocidas letras en honor a la Blanca Paloma, como las seguidillas de Muñoz y Pabón. Se espera que almonteños y rocieros participen del rezo de la Salve, en unos instantes que quedarán en los corazones de todos los presentes y que pasará a engrosar la lista de momentos memorables de la tradición y fe rocieras.

Habrá más escenas que quedarán grabadas en la memoria de almonteños y foráneos, como los rezos de la salve que hasta dentro de cien años no volverá a producirse en una procesión igual.

En la jornada de mañana se vivirán horas de tristeza, cuando haya concluido la procesión y la Virgen ya esté de vuelta en su ermita. Aunque prevalecerá la alegría y la gratitud por haber disfrutado de un acto tan significativo y único. A las 21:00 de mañana se celebrará en el santuario una misa de acción de gracias, ofrecida por el párroco de Almonte y director espiritual de la Hermandad Matriz. La Coral Polifónica de Isla Cristina será la que ponga la nota musical en una ermita llena de gratitud por los deseos cumplidos y por las promesas hechas y, especialmente, por haber visto a la Blanca Paloma de una forma única, que pasará a la historia.

La misa pone punto y final a los actos litúrgicos que comenzaron el pasado martes con la celebración de un triduo preparatorio, el cual terminó ayer. La misa preparatoria estuvo presidida por José Antonio Millán Calvo, vicario parroquial de Nuestra Señora de la Asunción de Almonte, y fue el coro de la Hermandad Nuestra Señora de Rocío de Algeciras el que puso las notas musicales.

El reloj ya va restando horas en una aldea rociera que luce las mejores galas para recibir a su Reina, a su Rocío.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios