Infraestructuras

El proyecto del AVE de Huelva fija su próxima parada a finales de este año

  • La evaluación ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica debería estar lista el 30 de diciembre como fecha máxima, salvo que la tramitación exija la ampliación del expediente

Trabajos en agosto de 2017 para la construcción de la estación de Huelva. Trabajos en agosto de 2017 para la construcción de la estación de Huelva.

Trabajos en agosto de 2017 para la construcción de la estación de Huelva. / Canterla

El proyecto de la línea de alta velocidad (LAV) entre Huelva y Sevilla sigue vivo. La tramitación del documento base no ha parado en los últimos meses. Lo último que se supo, y que avanzó este periódico, es que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana cumplió, dentro de las prórrogas del plazo, con la remisión de todo el expediente al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Y éste ya ha informado públicamente de su recepción oficial –tras el paréntesis por el estado de alarma– con fecha del 30 de junio, por lo que se abre un plazo, en principio, de hasta seis meses en el que debería estar lista la Declaración de Impacto Ambiental (DIA). Aunque si hubiera necesidad de ampliar la información incluida en el expediente, los plazos se alargarían aún más, ya entrado 2021. Todo sea por cumplir con un paso imprescindible para que la infraestructura ferroviaria pueda seguir avanzando hasta ejecutarse.

La Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, aplicable en este caso, contempla como plazo de ejecución de la DIA para este supuesto cuatro meses desde la recepción del expediente. Atendiendo a la fecha ya oficial, el tiempo concedido expiraría el próximo 30 de octubre, ya que se indica textualmente que “el análisis técnico del expediente de impacto ambiental y la formulación de la declaración de impacto ambiental se realizarán en el plazo de cuatro meses, contados desde la recepción completa del expediente de impacto ambiental”. Sería el mejor escenario posible: el visado ambiental se obtendría antes de alcanzar noviembre.

No obstante, el mismo articulado recoge que este plazo inicial podría prorrogarse por dos meses adicionales “debido a razones justificadas, debidamente motivadas”. Si llegara a concretarse este extremo, el 30 de diciembre sería la fecha señalada en el horizonte para que la DIA se conceda. Aun en ese caso, pues, sin más contratiempos, antes de que acabara 2020 habría cubierto una etapa decisiva el proyecto de la línea de alta velocidad de Huelva.

Pero la concesión de la Declaración de Impacto Ambiental no es cualquier cosa. De hecho es uno de los trámites más laboriosos que se dan entre proyectos públicos, e incluso el propio Ministerio para la Transición Ecológica guarda un especial celo en no ofrecer información del proceso por la gran complejidad del mismo.

En ese recorrido, de hecho, durante el análisis técnico del expediente, se puede reclamar de nuevo al promotor del proyecto nueva documentación que complemente el expediente recibido, lo que conlleva una parada del cómputo de los plazos establecidos, que se vuelven a retomar cuando los técnicos cuentan con toda la información requerida. Eso puede dilatar este paso durante meses, hasta bien entrado 2021. No habría fecha determinada.

Por eso, una de las mejores noticias que podría tener la provincia de Huelva en la entrada de 2021 es la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del documento de la Declaración de Impacto Ambiental. En éste se debe incluir, entre otros aspectos a tener en cuenta en el proyecto final, la definición del trazado de la nueva línea ferroviaria entre Huelva y Sevilla, entre las distintas variantes observadas en la tramitación del Ministerio de Transportes, seis, según se recogía en el documento inicial realizado.

Por el momento, los técnicos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) ya están trabajando sobre el estudio informativo de la línea de alta velocidad remitido por la Subdirección General de Planificación Ferroviaria, perteneciente a la Secretaría General de Infraestructuras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Esta Subdirección es la promotora del proyecto y, al mismo tiempo, figura como órgano sustantivo a efectos de la tramitación para la obtención de la DIA, de la que aún no se conocen nuevos pasos.

Pero todo hace indicar que el proyecto de la LAV Huelva-Sevilla sigue su curso ministerial y que podría cubrir una nueva etapa antes de que acabe el año en Transición Ecológica, ajeno, al menos por el momento, a los efectos que pueda tener en él la crisis actual.

Aunque el Gobierno de Pedro Sánchez ya se ha fijado como prioridad la reactivación económica para hacer frente a la recesión generada por la pandemia, en Huelva se mantiene la conexión ferroviaria de alta velocidad como una de las infraestructuras imprescindibles para sacar la provincia de su propia crisis estructural, vital, además, para que los efectos derivados del coronavirus no agraven el atraso histórico que sufre.

Para ello, una vez que el estudio de detalle vuelva con la DIA adjunta al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que dirige José Luis Ábalos, éste tendría que dar los siguientes pasos, primero con la licitación de la redacción del proyecto y, posteriormente, con la licitación de las obras. Pero esa será otra etapa que se ve aún muy lejos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios