Huelva

Los principales imputados del crimen de Cartaya prestarán declaración ante el juez el miércoles

  • J.A.M.B. y J.M.P.P., investigados por el doble homicidio de Samuel Vizcaya y Manuel Granado en abril de 2019, testificarán desde prisión por videoconferencia

El pozo de la finca del camino de Los Bayos, en Cartaya, donde fueron localizados los cuerpos de las víctimas. El pozo de la finca del camino de Los Bayos, en Cartaya, donde fueron localizados los cuerpos de las víctimas.

El pozo de la finca del camino de Los Bayos, en Cartaya, donde fueron localizados los cuerpos de las víctimas. / M.G. (Cartaya)

Los dos principales investigados por el doble crimen de Cartaya, en el que perdieron la vida de forma violenta el joven onubense Samuel Vizcaya y el sevillano Miguel Granado El Gitano, prestarán declaración ante el titular del Juzgado de Instrucción 5 de Ayamonte el próximo miércoles, 19 de agosto.

Los cartayeros J.A.M.B. y J.M.P.P. testificarán (si es que acceden a ello) desde el Centro Penitenciario de Huelva y por videoconferencia, tal y como avanzan a Huelva Información fuentes del caso.

Cuando se ordenó su ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza en abril de 2019 los dos se acogieron a su derecho a no declarar. Entonces lo hicieron ante la titular del Juzgado de Instrucción 1 de Ayamonte, que finalmente se acabó inhibiendo en favor del Instrucción 5.

Ahora el juez Rafael Pascual, que lleva las riendas de este órgano y de la investigación, quiere escuchar la declaración de los dos principales imputados por dos delitos de homicidio consumado (inicialmente, aunque podría tornarse en asesinato con los avances de las pesquisas).

La mujer de uno de los investigados continúa en la causa como posible encubridora

Hay que recordar que además de J.M.P.P. y J.A.M.B., hay una tercera imputada en la causa del crimen del camino de Los Bayos. Se trata de la mujer del segundo, sobre la que se pone el foco por presunto encubrimiento. Por el momento no se prevé que ella vuelva a testificar durante la instrucción del asunto, que será juzgado por un jurado popular.

La comparecencia de los dos principales encausados estaba prevista para el pasado 30 de julio, pero acabó aplazándose a la semana que viene. La plataforma de Facebook Samuel buscamos justicia pidió entonces "a todos la colaboración de estar ese día junto a la familia de Samuel, siempre llamando a la concordia y sin formar escándalo ni violencia", si bien tuvo que desconvocar la cita.

El onubense tenía 27 años y una niña pequeña. Se le perdió la pista el Domingo de Ramos del pasado año, 14 de abril, cuando se levantó para ir a trabajar a una finca de arándanos de Palos de la Frontera. Su cuerpo sin vida fue localizado por la Policía Nacional dos días después en el fondo del pozo de una parcela del camino cartayero de Los Bayos. Presentaba un disparo, una ejecución que sesgó su vida en el acto. Antes la Policía Nacional localizó en Huelva el coche que llevaba el día de autos, parcialmente calcinado.

Samuel Vizcaya, el onubense víctima del doble crimen de Cartaya. Samuel Vizcaya, el onubense víctima del doble crimen de Cartaya.

Samuel Vizcaya, el onubense víctima del doble crimen de Cartaya. / M.G.

La otra víctima hallada en el pozo respondía al nombre de Manuel Granado, conocido por los alias de El Gitano o El Sevillano. Tenía 37 años y era natural de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), pero estaba afincado en Huelva y se sospecha que tuviera un estrecho vínculo con el narcotráfico. Él presentaba múltiples fracturas craneales, por lo que se estima que era el principal objetivo de los asesinos, mientras que a Vizcaya se le considera una "víctima circunstancial".

El móvil del doble homicidio se fija a priori en un posible ajuste de cuentas relacionado con el tráfico de psicotrópicos. Las fuentes de Huelva Información indican que todo venía de años atrás y apuntaban a distintos sucesos violentos como caldo de cultivo para la comisión de un crimen que parece tener la venganza como telón de fondo.

De hecho, el 30 de julio de 2017, una vecina de Cartaya de avanzada edad fue ingresada en el hospital Infanta Elena de Huelva a consecuencia de las heridas que sufrió tras recibir una brutal paliza en su propio domicilio. Es la madre de J.M.P.P, uno de los tres investigados por el doble crimen. Él mismo denunció los hechos ante este periódico y se fotografió junto a la cama ensangrentada donde fue abordada la mujer, que presentaba, según sus propias palabras, "dos brechas en la cabeza, la nariz rota y moratones en los ojos".

El 31 de mayo de 2018 el mismo imputado padeció otro ataque, esta vez contra su coche. El todoterreno Toyota Land Cruiser estaba estacionado en la puerta de su garaje cuando le prendieron fuego. Eran entre las 3:00 y las 3:30. Presentó denuncia ante la Guardia Civil de Cartaya y dos días más tarde narró el suceso a este diario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios