Huelva

Las primeras instalaciones del CEUS estarán operativas para el año 2023

  • La intención de Defensa es dividir todo el proyecto en distintas fases para no perder fondos europeos ni dejar caducar la Declaración de Impacto Ambiental el próximo mes de octubre

El hangar principal es una de las instalaciones que estaría operativa en el año 2023. El hangar principal es una de las instalaciones que estaría operativa en el año 2023.

El hangar principal es una de las instalaciones que estaría operativa en el año 2023. / M. G. (Huelva)

El proyecto de instalar un centro de aviones no tripulados en la provincia de Huelva, conocido como CEUS, tiene ya su primera fecha operativa. Según ha podido conocer Huelva Información, las estimaciones del Ministerio de Defensa es que las infraestructuras más básicas de esas instalaciones puedan estar operativas para comienzos del año 2023.

Será una consecuencia de la intención de los responsables del Ejecutivo central por dividir en fases la puesta en marcha del proyecto, es decir, acometer de manera inmediata la construcción de los servicios más básicos, en especial la pista de aterrizaje y el hangar principal, para con posterioridad afrontar las inversiones tecnológicas que las acompañarán.

Se esta manera se solventaría el problema más evidente al que se enfrenta el proyecto, como es la caducidad de la Declaración de Impacto Ambiental el próximo mes de octubre. Fuentes conocedoras del estado en el que se encuentra el proyecto, aseguraron ayer a Huelva Información que una vez concretada la compra de los terrenos donde iría ubicadas las instalaciones al Ayuntamiento de Moguer por parte del Ministerio de Defensa, “la situación se ha vuelto completamente irreversible” y se da por seguro el inicio de las primeras obras para antes incluso del próximo verano, lo que salvaría la fecha límite.

La inversión tecnológica entraría en un convenio marco para el periodo desde 2021 a 2027

Lo que quedaría por concretar es la manera de llevarlas a cabo, bien sea con medios propios, o mediante la licitación del proyecto y la posterior adjudicación del mismo, mecanismo que dilataría la puesta en marcha del mismo. Previamente a esa licitación, el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, deberá presentar el proyecto detallado del CEUS algo que, según ha podido conocer este periódico, tiene más que avanzado después de los constantes cambios producidos en la pista de aterrizaje para salvar el entorno en el que se encuentra, próximo al Parque Nacional de Doñana, aunque fuera de sus límites.

La pista de aterrizaje sería, con toda probabilidad, la primera de las obras en estar operativa. La pista de aterrizaje sería, con toda probabilidad, la primera de las obras en estar operativa.

La pista de aterrizaje sería, con toda probabilidad, la primera de las obras en estar operativa. / M. G. (Huelva)

La fecha de 2023, sería también clave a la hora de solicitar la financiación europea para hacer más sostenible el coste del proyecto global. En este sentido, la financiación es otro de los escollos a los que se enfrenta y que deberá ser concretado antes del comienzo efectivo de las obras. Así, mientras que en un principio se barajó una participación autonómica de 6 millones de euros y los restantes 24 para el Gobierno central, el alcalde de Moguer dejó dichas cifras en 9 para la Junta de Andalucía y 21 millones correspondientes a un Ministerio de Defensa que, además de los 600.000 euros por la compra de los terrenos, “cuenta con fondos suficientes” según el primer edil.

No obstante, la ausencia de Presupuestos Generales del Estado (están prorrogados los del Ejecutivo de Mariano Rajoy) y la carencia de partida alguna en los de la Junta amén del medio millón de euros contemplados para este año (la Proposición No de Ley aprobada la semana pasada con los votos de Vox, PSOE y Podemos para contar con 2 millones no obliga a nada), dejan en el aire una cuestión que deberá estar sobre la mesa en el encuentro que mantendrá el consejero Rogelio Velasco con el secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares.

Quedaría, una vez puestas en marcha las infraestructuras básicas, el equipamiento tecnológico de todo el complejo, para lo que Defensa tiene previsto acudir al próximo convenio marco previsto para tal fin y que estaría en vigor entre los años 2021 y 2027. Será en este periodo de tiempo cuando el CEUS se convertirá en una realidad completamente operativa y cuando se acometan los proyectos que determinarán su desarrollo como uno de los polos aeronáuticos más importantes de todo el país, con unas condiciones únicas en todo el continente europeo.

En cualquier caso, el tiempo es el principal inconveniente en todo este proceso y es a partir de ahora cuando la farragosidad de los trámites administrativos pueden dar al traste con todo el proyecto de surgir cualquier tipo de inconveniente y de no mediar una colaboración efectiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios