Huelva

Santiago Gómez coloca la primera piedra de la parroquia Cristo Sacerdote

  • El obispo de la Diócesis de Huelva y el alcalde de la ciudad presiden el acto sobre los cimientos en los que se levantará el nuevo templo de la comunidad cristiana en Huerto Paco

El obispo de Huelva coloca la primera piedra de la parroquia Cristo Sacerdote. El obispo de Huelva coloca la primera piedra de la parroquia Cristo Sacerdote.

El obispo de Huelva coloca la primera piedra de la parroquia Cristo Sacerdote. / Alberto Domínguez

Comienza la cuenta atrás para los vecinos de la barriada de Huerto Paco. Serán unos diez meses hasta que vean la culminación de un sueño: la parroquia Cristo Sacerdote. Este martes por la mañana se vivió un momento histórico para toda la comunidad católica, cristiana y cofrade de la capital onubense. El acto de la colocación de la primera piedra se guardará en el recuerdo de todos en un día tan señalado como el de la festividad de la Inmaculada, Patrona de la Diócesis. “La Iglesia es una casa al lado de la casa de los vecinos y, por tanto, que la comunidad cristiana tenga aquí un lugar de encuentro fraterno y de celebración de su fe es muy importante”, expresó el obispo de Huelva, Santiago Gómez, que fue el encargado de colocar la primera piedra y de bendecir los terrenos durante un emotivo acto simbólico.

“Esta parroquia lleva ya décadas desde que se constituyó como tal en un bajo comercial”, recordó Gómez, quien añadió que “la idiosincracia propia del templo ayuda a la comunidad cristiana”.

Durante el acto se hizo lectura de la Palabra; Santiago Gómez realizó una homilía; se firmó el acta por parte del propio obispo, además de por el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, entre otros. Santiago Gómez fue el encargado de colocar la primera piedra de la futura parroquia. Un recipiente –como si fuera una cápsula del tiempo– que, como comentó el párroco de Cristo Sacerdote, Andrés Vázquez, contiene las portadas de la prensa publicada el martes en Huelva, así como los planos de la obra, una cruz, una medalla de Nuestra Señora de la Cinta, una imagen de San Sebastián, una medalla de la Hermandad de la Redención, una insignia de la parroquia Cristo Sacerdote y un pen drive con toda la información de la parroquia sobre sus agentes de pastoral y estadísticas de los últimos años. Además el recipiente contiene monedas de curso legal y el propio acta de la celebración de ayer.

La cita también contó con la presencia de la arquitecta del proyecto, Mercedes Iglesias, miembros de la comunidad parroquial, así como representantes de la Hermandad de la Redención. Asimismo varias personas no quisieron perderse el acto tras las vallas que perimetreaban el espacio donde se construirá la parroquia.

Por su parte, el alcalde de la ciudad, Gabriel Cruz, quiso agradecer “el tesón y la constancia de los vecinos y de la Hermandad de la Redención, para conseguir sacar adelante un proyecto de envergadura”, manifestando su satisfacción en “un día muy importante en el que empieza a levantarse un edificio con un enorme simbolismo, fruto de mucho trabajo, esfuerzo y compromiso. Aquí se refleja la tenacidad, las ganas de superarse y esa esperanza tan importante en los tiempos que corren, para conseguir los objetivos que perseguimos”.

El párroco de Cristo Sacerdote, Andrés Vázquez, señaló que es un día muy importante porque “hemos comenzado con la primera piedra y hemos culminado los sueños de muchas personas de la parroquia”. Así, “con esta primera piedra le damos ya la salida a todo lo que queremos que sea después nuestra comunidad parroquial, en un día en el que hemos tenido presentes también a todas las personas que se han ido a la presencia de Dios con la pena de no tener este edificio y a todas las personas mayores que nos han acompañado, aunque el tiempo no ha estado muy apacible, porque querían ser testigos de este primer momento”.

La parroquia Cristo Sacerdote será una realidad en el otoño del año que viene. El presupuesto para las obras es de 544.500 euros y servirá también, además de para levantar los espacios para el culto, atender las necesidades de la comunidad parroquial, como un salón de usos múltiples, otro para la catequesis, y otros ámbitos de la vida parroquial, como el de la Hermandad de la Redención, según informó la propia Diócesis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios