Universidad

La nueva residencia universitaria de El Carmen abrirá en el curso 2024/25

  • Las instalaciones tendrán 400 plazas en un edificio que dispondrá de 240 individuales

  • El estudio de viabilidad sale a información pública y en un año deben empezar las obras

Parcela donde se ubicará la Residencia Universitaria, en uno de los vértices del campus de El carmen. Parcela donde se ubicará la Residencia Universitaria, en uno de los vértices del campus de El carmen.

Parcela donde se ubicará la Residencia Universitaria, en uno de los vértices del campus de El carmen. / G.M.

La residencia universitaria del campus de El Carmen avanza un poco más hacia su construcción, que no comenzará antes de abril de 2022. El estudio de viabilidad se acaba de presentar a información pública con un cronograma definido que contempla la apertura del nuevo centro para el curso 2024/25. Faltan aún más de tres años para que pueda ser una realidad el nuevo complejo que se ubicará junto a la Avenida de las Fuerzas Armadas, pero al menos ya ha salido de la parálisis que tenía la tramitación tras la adjudicación a RYA Residencias debido a la irrupción de la pandemia.

El último trámite administrativo ha puesto también sobre la mesa el anteproyecto, en el que se definen unas instalaciones dentro de los parámetros especificados en el estudio de detalle aprobado por el Ayuntamiento de Huelva a finales de 2019 y que contempla un gran edificio con 400 plazas para el hospedaje de estudiantes de grado y posgrado e investigadores con una inversión de 16.540.136,27 euros, en costes del proyecto.

En estos momentos se termina la elaboración de los pliegos previa al concurso para la realización del proyecto definitivo de ejecución, que se espera esté listo en octubre. Tras este paso, y si no hay nuevos contratiempos, en noviembre se solicitará la licencia de obras municipal, de forma que en el primer trimestre de 2022 estará disponible el documento que habilite a la empresa constructora a iniciar sus trabajos en abril del próximo año.

La empresa que proyecta la residencia prevé que la ejecución de las obras se lleve 20 meses, para que pueda estar finalizada en torno al mes de noviembre de 2023. A esto se sumarán dos meses más para el equipamiento de todas las instalaciones, para que en febrero de 2024, justo dentro de tres años, se tramite la solicitud de la licencia de actividad. La idea es realizar una preapertura a partir de mayo de ese año con la vista puesta en el mes de septiembre, en el que comenzaría la explotación propiamente, con el inicio del nuevo curso académico 2024/25.

Las instalaciones contarán con salas de estudio, gimnasio y piscina para residentes

La parcela en la que se va a levantar el edificio es de forma rectangular con una superficie de 3.454,40 metros cuadrados, en el extremo del campus junto a la Avenida de las Fuerzas Armadas y el Palacio de Deportes Carolina Marín. El terreno tiene un desnivel con pendiente de 2,40 metros de caída norte a sur, que será corregida en la planta baja, donde se ubicarán las zonas comunes y de servicios, y a la que se añadirán cinco niveles más en altura para las habitaciones, según el anteproyecto firmado por los arquitectos Francisco Rodríguez-Pantoja, Cristóbal J. Beltrán e Ignacio Cartes, todos del COAH.

La edificación está proyectada en forma de peine, con un eje principal y cuatro brazos ortogonales a él, dejando el transversal y uno de los apéndices, a oeste y sur, como fachadas a la ciudad, y el resto orientados al interior del campus. En la intersección de cada uno van las cajas de escaleras y ascensores.

Plano de las cinco plantas destinadas en altura a los alojamientos, con la distribución en estancias individuales con baño propio y compartidas. Plano de las cinco plantas destinadas en altura a los alojamientos, con la distribución en estancias individuales con baño propio y compartidas.

Plano de las cinco plantas destinadas en altura a los alojamientos, con la distribución en estancias individuales con baño propio y compartidas. / H.I.

La distribución en cada planta tipo es de pasillo en el eje principal con 25 habitaciones individuales a un solo lado y orientación suroeste, una de ellas para personas con movilidad reducida, al que se le conectan los cuatro brazos ortogonales, cada uno con pasillo central para seis habitaciones individuales con orientación sureste, más ocho habitaciones dobles con orientación noroeste. De esta forma se consiguen 80 habitaciones por planta (48 individuales con aseo, y otras 32 dobles con aseo compartido) y 400 plazas en total, en un mercado onubense con 3.000 potenciales usuarios de residencias y colegios mayores, según el estudio de viabilidad.

Este mismo documento establece unas tarifas mensuales para habitaciones individuales de 775 euros más IVA, y de 725 euros en las estancias dobles con baño y cocina común.

Los espacios comunes se reparten en la planta baja entre el eje principal y los cuatro brazos de la edificación. En el bloque vertebrador se situará la entrada principal del edificio por su fachada suroeste, con un vestíbulo que dará acceso a bar-cafetería, sala de estar, aseos comunes, área de cocina y almacenes, por un lado, y a la portería, oficinas de administración y dirección, lavandería y vestuarios y aseos para el personal propio de la residencia.

La planta baja en los brazos ortogonales dispondrán de comedor, sala de juegos, gimnasio y salas de estudios, éstas últimas con formas orgánicas y situados entre los jardines, más la zona de servicios, que se situará en semisótano con los almacenes y cuartos técnicos de mantenimiento.

En la cubierta, plana y transitable, además de las castilletas propias para cuartos de ascensores y escaleras, las unidades de climatización y las placas fotovoltaicas para el autoabastecimiento energético, se ubicará en el brazo más meridional un área de esparcimiento para los residentes con piscina, solarium y aseos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios