Tráfico de drogas

Los narcos de Cádiz se asocian con los onubenses

  • La Policía Nacional y la Guardia Civil han intervenido más de cinco toneladas de hachís en el litoral onubense en lo que va de febrero

Imagen del alijo interceptado por la Policía Nacional en Ayamonte. Imagen del alijo interceptado por la Policía Nacional en Ayamonte.

Imagen del alijo interceptado por la Policía Nacional en Ayamonte. / M. G. (Ayamonte)

"Con estas dos operaciones" –Tardo y Freno– "se ponen al descubierto las conexiones delictivas existentes entre organizaciones criminales asentadas en el Campo de Gibraltar, con otras situadas en el río Guadalquivir y en la costa de Huelva". Con esta contundencia afirmaba ayer la Guardia Civil en un comunicado lo que ya se veía venir, que los narcos gaditanos se verían obligados "a abrirse" a otros territorios aledaños para poner mantener a flote el negocio.

Febrero ha venido a constatar el incremento de la actividad de los narcotraficantes en la provincia de Huelva. Las fuentes consultadas por Huelva Información hablan de organizaciones criminales onubenses que trabajan de forma coordinada con las gaditanas: unos ponen la droga y los otros, la infraestructura. "Se asocian con gente que conoce el terreno y que no los van a boicotear", señalan.

Ante este panorama, además de los efectivos especializados de la Comandancia de Huelva, se ha incorporado como refuerzo el Organismo de Coordinación del Narcotráfico (OCON) de la Guardia Civil, con personal muy experimentado en materia de tráfico de estupefacientes.

El resultado de las asociaciones ilícitas y del trabajo policial es evidente. En las algo más de dos semanas que han transcurrido desde el inicio de este mes hemos asistido a un auténtico carnaval de registros, detenciones y alijos que pocas veces se ha visto en nuestro territorio. Al menos no con esta intensidad.

El 3 de febrero conocimos que la Guardia Civil y la Policía Portuguesa interceptaron en Isla Cristina un alijo de tres toneladas de hachís que fue introducido por la playa de Urbasur. Aquella operación se produjo de madrugada, cuando los narcotraficantes desembarcaron en una semirrígida un cargamento de 3.000 kilos de droga que fue rápidamente introducido en tres todoterrenos y de nuevo descargado en una casa de campo próxima, donde se intervinieron los fardos y se detuvo a dos de los participantes, enviados a prisión por el juez de guardia de Ayamonte por delitos de pertenencia a organización criminal, receptación de vehículos, falsedad documental y contra la salud pública.

El 13 de febrero la Guardia Civil detuvo a seis hombres como presuntos autores de un delito contra la salud pública en el marco del operativo que se llevó a cabo aquella misma madrugada en la playa del Caño de la Culata, en Nuevo Portil (Cartaya), logrando frustrar la descarga de un alijo de 875 kilos de hachís.

Un día antes, otra neumática fue perseguida por el helicóptero de la Guardia Civil en Punta Umbría, pero se le perdió el rastro cuando se adentró en el mar.

Este sábado otro cuerpo, la Policía Nacional, se incautaba de casi dos toneladas de hachís en el núcleo costero ayamontino de Punta del Moral. Los agentes detectaron que se estaba descargando una cantidad sospechosa de paquetes en la playa de Ayamonte.

Cuando la patrulla policial llegó al lugar del alijo, la droga ya había sido descargada sin que fuese detenido ningún narcotraficante, ya que huyeron mar adentro rápidamente en una goma. No obstante, las pesquisas policiales continúan abiertas y no se descarta que se puedan producir detenciones relacionadas con el alijo de hachís en estos días.

En lo que va de febrero, por tanto, Policía y Guardia Civil han intervenido más de 5.000 kilos de hachís en la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios