Huelva

Una mirada aérea sobre el entorno del Manuel Lois

  • La fotografía muestra toda la nueva zona de barriada y los espacios aún vacíos en los cabezos, a la espera de un mayor crecimiento urbano por los Maristas

La fotografía ofrece una batida aérea de todo el entorno del antiguo Hospital Manuel Lois García. Es la nueva Huelva que sube a los cabezos, ampliándose la zona urbana a toda la parte de la Esperanza y la Horca hacia la Huerta Mena.

Un nuevo espacio sobre el eje de la alameda Sundehim, que es lo más cercano a estos cabezos. Aquí se puede ver en un primer término el extremo del Barrio Obrero que se asoma al pabellón de viviendas para jefes y oficiales del Ejército del Cuartel del Carmen, que estaba concluido en 1956.

Se puede apreciar, en esta imagen cenital, junto a los pabellones militares la antigua Clínica de los Ingleses, que estuvo en funcionamiento desde 1931 a 1975.

En este eje que parece que lo delimita todo por la avenida Federico Mayo, se observa también la gasolinera de Alejandro Herrero, de 1955, declara Bien de Interés Cultural.

A ambos lados se encuentra la línea de nuevas viviendas de la Huerta Mena, construidas en el periodo de 1948 a 1958. Lo que tenemos delante y mirando a la gasolinera es la nueva barriada, que surge en esta zona como expansión de la ciudad y que llegará hasta el Estadio Municipal, en la Isla Chica.

Lo que viene a destacar en este trazado de la ciudad que vemos a vista de pájaro es el desaparecido hospital Manuel Lois García. Una de las obras más importantes de la ingeniería y desarrollo de la ciudad. Se inició la construcción en la posguerra, a menos de diez años de finalizada la Guerra Civil. Inaugurado en 1952, se dotó así a la ciudad de una gran infraestructura sanitaria como nunca había tenido, superada en el tiempo por el hospital Juan Ramón Jiménez, inaugurado en 1993.

Hay que destacar también la presencia de la nueva parroquia de San Sebastián, bendecida en 1959, y el centro de formación profesional femenino.

Este es el entramado de edificios y barriadas, pero lo que no puede pasar desapercibido son los cabezos y el trazado de caminos, que se pueden ver como lineas en blanco por donde discurría la gente. Se ve como hay un gran cruce de caminos entre el hospital Manuel Lois y la Clínica de los Ingleses. Trazado que continúa descendiendo hacia la alameda Sundheim.

Mientras, delante del hospital se ve la gran explanada que se une a la Vía Paisajista, aun era un espacio baldía de tierra. Todo estaba aún por urbanizar en cuanto a calles.

Llegando a los cabezos

la ciudad avanza y lo hace también desde la zona del callejón de Montrocal hacia El Polvorín, es el eje de la calle Mackay y Macdonald y la avenida Federico Mayo. A ambos lados se pueden ver los cabezos, como el de la Esperanza que se convertirá en parque mientras que todavía se está a la espera del avance urbano por la actual calle del doctor Cantero Cuadrado hacia el Polígono de San Sebastián.

La nueva zona de pistas

El barrio nuevo quedó compacto y se incardinó como uno de los espacios de más vitalidad de la ciudad. Una nueva Huelva iba creciendo, la que nacía en el mismo hospital Manuel Lois. Hoy de aquel hito arquitectónico solo queda un solar. El derribo fue la única solución que encontraron las cortas miras de quienes gobernaban Huelva en 2006. Ahora a lo más que se ha podido aspirar es a una zona ajardinada y de pistas deportivas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios