Huelva

El manifiesto consagra el reclamo de Huelva a las administraciones

  • El exfutbolista Jesús Vázquez y la estudiante de la UHU Iliana Díaz son los encargados de leer el documento reivindicativo en la Plaza de las Monjas tras el recorrido de la manifestación

El exfutbolista del Recreativo de Huelva, Jesús Vázquez, durante la lectura del manifiesto. El exfutbolista del Recreativo de Huelva, Jesús Vázquez, durante la lectura del manifiesto.

El exfutbolista del Recreativo de Huelva, Jesús Vázquez, durante la lectura del manifiesto. / Josué Correa

Sobre un escenario en la Plaza de las Monjas que miraba a La Gran Vía se desarrolló la parte central de la manifestación por las infraestructuras: la propia reivindicación. La lectura de un manifiesto concentró en apenas tres páginas todo lo que Huelva tiene, es y necesita para ser una provincia competitiva en el futuro. Los encargados de leer el documento fueron, por un lado, Jesús Vázquez, el exfutbolista del Recreativo que ha sido portador de la bandera de Huelva por toda España; y por otro, Iliana Díaz, una alumna de primero de Filología Hispánica en la Universidad de Huelva, en representación de los estudiantes, que son el futuro de la sociedad. Ambos fueron presentados por Adolfo Zarandieta.

El manifiesto fue la piedra angular de la preparación y movilización del 15-M desde un primer momento. A partir de un borrador realizado por el presidente del Consejo Económico y Social, Juan José García del Hoyo, los organizadores de la manifestación adaptaron y reflejaron todas las reivindicaciones y necesidades que tiene la provincia de Huelva con el objetivo de que las administraciones tengan en cuenta al territorio onubense para invertir en infraestructuras.

La lectura del manifiesto –aunque ya se dio a conocer en las semanas previas– se inició con una carta de presentación de la provincia. Un espacio que está estratégicamente situado con unas condiciones naturales de las que pocos territorios “pueden presumir”. Las 3.000 horas de sol de media, los 120 kilómetros de playas, el Parque Nacional de Doñana, El Rocío, los frutos rojos –Huelva es “la mayor productora del mundo”–, el jamón, el flamenco y “sin olvidar que también se nos debe agradecer que el fútbol se introdujera precisamente a través del Huelva Recreation Club”, son algunas de las riquezas que tiene Huelva por bandera. Además de toda la historia que rodea a la navegación de Cristóbal Colón. “Pocas provincias, muy pocas, comparables en dimensión y población han aportado tanto como la nuestra económica, cultural o históricamente a España”, se leyó en el manifiesto.

La estudiante Iliana Díaz durante su intervención. La estudiante Iliana Díaz durante su intervención.

La estudiante Iliana Díaz durante su intervención. / Josué Correa

Por estas razones se pidió a viva voz que Huelva crezca y “levante el vuelo con sus grandes alas, sin que le sigan poniendo freno”. “Es de justicia que nuestra Huelva despierte, por fin”. El documento expone una “alarmante carencia” de infraestructuras y que a día de hoy la dotación general está “por debajo de la media comunitaria y nacional”. La aportación de Huelva “tanto en cantidad como en calidad” es la reclamación del manifiesto bajo la bandera del futuro. Y por ello “es irrenunciable contar con una moderna y eficaz red de infraestructuras y mejores comunicaciones para posibilitar el progreso, tanto social como económico”.

En definitiva, mejores herramientas para el “despegue definitivo” de sectores como el turismo, la minería, la agricultura, la industria o los servicios. Y alejados de ideologías, edades o condiciones, la Huelva que salió ayer a la calle es la “que busca el bien común por encima de particularismos que no llevan nunca a ningún sitio”.

“Nos duele nuestra tierra y queremos soluciones”. Sin pedir utopías ni privilegios, Huelva pidió ayer a través del manifiesto que “se nos trate de una vez por todas como a las demás provincias”. Y así se exigió a las administraciones que la provincia “sea objetivo preferente de sus inversiones, dotándonos de los presupuestos adecuados para acometer, al menos, las obras de infraestructuras más urgentes y planificar el resto de las actuaciones que nos permitan despejar nuestro horizonte con garantías”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios