Huelva

Nueva concentración vecinal ante el local de okupas de la avenida Costa de la Luz

  • Más de setenta personas participan en esta medida de protesta. Piden que el Ayuntamiento de Huelva ejerza sus competencias en urbanismo, salubridad pública y seguridad ciudadana

Concentración ante el local de okupas. Concentración ante el local de okupas.

Concentración ante el local de okupas. / Rafa del Barrio (Huelva)

Los vecinos y comerciantes de Nuevo Molino continúan con su calendario de movilizaciones para exigir que se desaloje el local tomado por okupas en el número 16 de la avenida Costa de la Luz. Desde la asociación vecinal Costa de la Luz señalaron que es un punto de venta y consumo de drogas y crea una situación de inseguridad en el barrio, que llevan soportando más de dos años.

Más de setenta personas se concentraron ayer por la tarde a las puertas del inmueble, portando pancartas en las que se podía leer: “Queremos vivir en paz”, y carteles con la frase: “No queremos drogas en nuestras calles”. Con fuertes pitadas por parte de las personas concentradas comenzó esta nueva medida de protesta.

Los asistentes alzaron la voz para pedir una solución. “Fuera los okupas y la droga”, “hoy no se vende en esta calle” y “no son okupas son traficantes” fueron algunas de las frases coreadas por los vecinos y comerciantes, que cortaron parte de la calle al tráfico. Asimismo, animaron a aquellos que se asomaron a las ventanas y balcones a que bajaran a la calle y se unieran a la movilización. “No os podéis quedar en casa, también sois afectados”.

Desde la asociación de vecinos solicitan al Ayuntamiento de Huelva que ejerza sus competencias en urbanismo y seguridad ciudadana. Explicaron que en el local, de 54 metros cuadrados, vive más de una docena de personas. Quieren que técnicos municipales se desplacen hasta el lugar y comprueben si el inmueble reúne los requisitos para ser usado como vivienda, así como de dónde obtienen el suministro eléctrico.

Indicaron que los okupas habían realizado “un enganche ilegal en la instalación eléctrica de la comunidad de vecinos” del edificio donde se ubica el local, pero “la compañía de electricidad, tras tener conocimiento de esto, quitó el enganche”. No obstante, según subrayaron desde la asociación vecinal, “ahora vuelven a tener luz y no sabemos de dónde la sacan”.

La asociación denuncia que diariamente los vecinos tienen que presenciar peleas en la calle entre los mismos okupas. Horas antes de la concentración tuvo lugar una de ellas en la avenida Costa de la Luz.

Destacaron desde la asociación que “es impresionante el tránsito de personas que van al local a comprar droga”, a lo que añadieron que la Policía Nacional ha incautado droga en las inmediaciones del inmueble.

Incidieron en que la propietaria del local presentó una denuncia en 2017 y que en 2018 se iba a celebrar el juicio, pero éste se suspendió, por lo cual el pasado mes de enero solicitó como medida cautelar el desalojo del inmueble.

Resaltaron que el Consistorio tiene competencia en materia de urbanismo, salubridad pública y seguridad ciudadana, “no puede escurrir el bulto”. Comentaron que no se trata sólo de reunirse con los vecinos, “hay que pasar de las palabras a los hechos”.

Apuntaron que el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Huelva ha registrado una pregunta para el próximo Pleno sobre el local ocupado y los vecinos quieren estar presente.

Ante la falta de respuesta por parte de las autoridades y las administraciones los vecinos y comerciantes van a seguir con las concentraciones y no descartan endurecer las medidas de protestas con manifestaciones o cortes de tráfico.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios