El reto de Huelva en el turismo

La falta de conexiones desploma al turista internacional y frena al sector turístico

  • Tras dos años de crecimientos y con balances por encima del millón de turistas, se rebaja el cómputo global a los 985.269

  • Los extranjeros descienden un 14,94% y los nacionales un 2,34%

  • Es la primera vez en cinco años que cae el número de visitantes de otros países

Un grupo de turistas extranjeros, en el entorno del monumento a Colón. Un grupo de turistas extranjeros, en el entorno del monumento a Colón.

Un grupo de turistas extranjeros, en el entorno del monumento a Colón. / Alberto Domínguez

Comentarios 2

Las previsiones que adelantó Huelva Información a comienzos de este año se ratifican: el número turistas que llegó a la provincia a lo largo de 2018 se queda por debajo del millón de personas después de dos años en los que se ha superado esa barrera gracias a incrementos significativos en el cómputo total de los viajeros que eligen Huelva como destino. El Instituto Nacional de Estadística publicó ayer la coyuntura turística del mes de diciembre que pone el registro anual en 985.265 turistas, un 5,62% menos que un año antes.

Huelva es un destino que ha demostrado que brilla con luz propia y desde ayer muestra todos sus encantos en la Feria Internacional del Turismo (Fitur). Pero los datos demuestran que tras dos años de crecimientos y después de haber superado en ellos el millón de turistas, se dibuja un cambio de ciclo en el que la competitividad es básica para seguir en la ruta de los touroperadores.

Como el resto de destinos nacionales, la provincia onubense se ha beneficiado en este tiempo de la cesión de visitantes que dejó la inestabilidad de Túnez, Egipto y Turquía. Huelva ganó parte de los turistas que ellos dejaron de recibir y ahora ha llegado el momento de comenzar a devolvérselos. Sobre todo porque “no hemos sabido fidelizarlos” y una vez de regreso a sus destinos naturales “es imposible competir en precio con ellos”, según el secretario general del Círculo Empresarial de Turismo, Rafael Barba.

Evolución de los viajeros Evolución de los viajeros

Evolución de los viajeros / Dpto. Infografía

Durante este tiempo han sido como “clientes falsos” y por eso no se han podido fidelizar como sí ocurre con el turista nacional. De hecho, la estadística recoge que de los más de 985.000 viajeros que se desplazaron a Huelva, el 76,5% procede de nuestro país frente a un 23,5% internacional. Los primeros muestran una evolución prácticamente estable, con pequeñas variaciones que no hacen sino constatar su firmeza. El balance anual se sella con 11.912 visitantes menos que se transcriben en una caída del 2,34%.

De ahí el empeño en apostar por el turista extranjero, único que puede desestacionalizar el destino (el onubense depende rotundamente de los meses de sol y playa) y abrir el camino a su crecimiento y mayor competitividad. Pero este año se ha demostrado que el destino, a pesar de ser de primera calidad tanto en sus instalaciones como en sus características naturales y oferta gastronómica, está lejos. Y cuando se habla de turismo, cada minuto que se suma a un desplazamiento resta en la llegada de clientes y viceversa.

El año que se ha cerrado es el primero desde 2014 en el que cae el número de visitantes internacionales y lo hace precisamente tras un alza histórica que llegó en diciembre de 2017, cuando se registró un incremento del 16,54%. Este año, sin embargo, se han quedado en el camino 40.668 clientes de fuera de nuestras fronteras que son más de los que pueden llegar en el mejor mes de agosto (el de 2017 tiene los mejores registros y congregó a 34.143 extranjeros) o los que se suman en cuatro meses de temporada baja, y eso se traduce en un descenso del 14,95%.

Evolución de las pernoctaciones Evolución de las pernoctaciones

Evolución de las pernoctaciones / Dpto. Infografía

La rebaja en las visitas tiene su reflejo en el número de pernoctaciones, esas noches de hotel que los turistas contratan durante su estancia en destino. Como es de esperar, bajan, pero en menor medida de lo que lo hacen los viajeros y eso es porque la estancia media no cae en la misma media, es más sube aunque muy ligeramente (se 3,67 días de media de 2017 se pasa a los 3,69 día de 2018).

El recuento anual deja más de 4 millones de pernoctaciones en los diferentes establecimientos hoteleros, un 1,66% menos de las que hubo doce meses atrás. Mas de dos terceras partes del total (67,94%) corresponden a las reservas de los clientes nacionales, que han bajado un 5,20%, frente al fuerte descenso (-11,90%) de las que han impulsado los internacionales.

La radiografía es clara y se ensombrece aún más si se pone en paralelo a la evolución andaluza que cierra el año con ascensos tanto en el número de viajeros (llegaron 18.776.683 viajeros, un 2,4% más que en 2017) como en el de pernoctaciones (se alcanzan las 53.201.407, lo que supone un 1,4% más que en el año anterior).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios