Huelva

En busca de una voz única y un interlocutor válido cinco meses después del 15M

  • Empresarios y sindicatos aseguran que el movimiento seguirá vivo en la lucha por las infraestructuras, aunque lamentan el efecto de la parálisis del Gobierno

Cabecera de la manifestación que recorrió las calles de Huelva el pasado 15 de marzo. Cabecera de la manifestación que recorrió las calles de Huelva el pasado 15 de marzo.

Cabecera de la manifestación que recorrió las calles de Huelva el pasado 15 de marzo. / Alberto Domínguez (Huelva)

Cinco meses después, el movimiento social y político que reclamó en las calles de Huelva la llegada de las infraestructuras vitales para garantizar el desarrollo de la provincia se mantiene en suspenso, aletargado entre la falta de un interlocutor válido en Madrid por la interinidad del Gobierno y los tímidos gestos realizados desde entonces. Sin continuidad corre el riesgo de convertirse en un recuerdo. Una posibilidad contra la que se rebelan sus promotores, tanto en el ámbito social como de las administraciones, quienes anuncian futuras medidas y reuniones con las que revitalizar el movimiento. Nadie quiere ver el 15M bajo el estigma del tren de Plaza Niña, esa locomotora que todo onubense en su infancia soñó con poner en marcha, pero que ya adulto resignado contempla inmóvil al pasar.

En ese escenario se debaten quienes fueron algunos de sus principales impulsores desde el sector empresarial. Tanto la Federación Onubense de Empresarios como la Cámara de Comercio coinciden en lamentar que desde el 15 de marzo “no se ha hecho nada”. José Luis García-Palacios, presidente de la patronal onubense, recuerda que “la única infraestructura que se ha inaugurado en Huelva es la variante Trigueros-Beas, que es un proyecto antiguo, ya previsto y programado por el Gobierno anterior y reclamado desde hace años y que encima ha sido incompleto”. Su homólogo en la Cámara de Comercio, Antonio Ponce, añade que “la movilización ha dado poco fruto de momento” por lo que reclama a los onubenses que “aprendamos porque las inversiones llegan a todas las provincias menos a la nuestra. Cada día vemos como se desvían los proyectos a Málaga, Almería o Granada y siempre se olvidan de Huelva. No lo podemos consentir más”.

Cinco meses después, “todo se encuentra absolutamente en el mismo estado en el que estábamos, aunque es cierto que parte esa situación es por la falta de Gobierno”, asume García-Palacios, para quien la parálisis no significa que la reivindicación caiga en el olvido porque “cuando nos movilizamos en marzo dijimos que era la primera vez que la sociedad civil tomaba el liderazgo. Dijimos que íbamos a crear una comisión de seguimiento y está creada por los miembros de la Plataforma Huelva se mueve en la que es lógico que no estén las administraciones para que no haya adscripción a ninguna ideología, pero ante la falta de un Gobierno en Madrid estamos sin interlocutor al que dirigirnos”. Por ello, confía en que una vez se despeje el horizonte en La Moncloa con un nuevo ejecutivo “solicitaremos de nuevo reunirnos para mantener nuestra presión y las reclamaciones justas para que Huelva reciba las infraestructuras que necesita para su desarrollo”.

La falta de inversión en infraestructuras condena a la provincia onubense. Ponce reclama a la sociedad un paso al frente para “abandonar tanta pasividad” porque “sin infraestructuras no hay inversión y así una provincia con tanto potencial no podrá desarrollarse. Las empresas actuales lo necesitan para expandirse como las minas o el Puerto que es maravilloso pero no a seguir invirtiendo siempre por sí mismo y las que puedan llegar dudan de hacerlo”. Las carencias son “evidentes cada día”, añade García-Palacios. El presidente de la FOE recuerda que para el futuro de Huelva “el desdoble del Túnel de San Silvestre es imprescindible así el aeropuerto es de enorme interés y ahora con todo su capital en manos privadas no hay ningún impedimento, sin olvidarnos por supuesto de la alta velocidad o unas carreteras acordes”. En el caso del aeropuerto defiende que “es una infraestructura multiplicadora y la más sencilla de construir porque todo el proyecto está preparado y listo a falta de los permisos que se cumplen para su inicio. La pista de despegue es llana, aunque haya quien no lo quiera ver así”.

Los sindicatos insisten en la necesidad de desbloquear la situación política en Madrid como paso clave. Sebastián Donaire (UGT) asume que “hemos avanzado poco”, si bien“tenemos el hándicap de la falta de Gobierno y unos presupuestos arrastramos desde 2018 prorrogados”. Sin embargo, “eso no debe impedirnos mantener viva la llama del 15 de marzo y seguir en la lucha por las infraestructuras que Huelva necesita”. Para ello reclama “el movimiento que nació siga vivo para poner la voz de Huelva en los oídos de los gobernantes con esa fuerza que demostraron los onubenses en el recordado 3 de marzo por la universidad”. La provincia arrastra “un déficit de más de 1.500 millones de euros en inversiones”. Para resolverlo “todos los políticos que están en Madrid deben olvidar sus colores para que hablen con una única voz por Huelva”.

Emilio Fernández (CCOO) lamenta que “prácticamente no se ha hecho nada para seguir presionando en Madrid y en Sevilla al Gobierno y la Junta en la medida que corresponda a cada uno”. Denuncia que “mientras tanto vemos como alcaldes de todos los signos políticos se movilizan en el Campo de Gibraltar para que Renfe les de una solución”.

La rectora de la Universidad de Huelva, María Antonia Peña, valora la iniciativa del 15M por las infraestructuras en Huelva. Considera “imprescindible” la mejora de las infraestructuras de la provincia para “garantizar un presente y un futuro mejor para Huelva”. En este sentido, expresa que desde la Universidad de Huelva “estamos abiertos para estudiar, investigar y apoyar un futuro mejor para Huelva. No dejamos de trabajar en ello”.

Respecto a la manifestación del 15M por la mejora de las infraestructuras, la rectora de la Onubense manifiesta que la lucha por sus objetivos “es un trabajo que nos corresponde a todos, como ya se hizo con el 3 de marzo en el que Huelva se echó a la calle para pedir un hecho que consideraba imprescindible para su futuro como era tener su propia Universidad”.

Juan Manuel Quilón, presidente del sindicato CSIF, considera que el 15 de marzo marcó “una senda”, indicó “el camino a seguir, evidenció una realidad de la que todos somos conscientes pero que no habíamos trasladado antes con esa contundencia”. Mostró que “somos capaces de aunar esfuerzos y voluntades por un mismo objetivo cuando se trata de mejorar la sostenibilidad de la provincia de Huelva, de modernizarla, de adaptar sus comunicaciones y, en definitiva, de dotarla de las infraestructuras que necesita de forma urgente para potenciarla y que despegue de forma definitiva tanto en el plano laboral como turístico y de desarrollo”. Igualmente lamentó que “nos dejó una reflexión: las pugnas partidistas y los enfrentamientos entre administraciones provocan el desapego social”. Por ello, “no valen promesas ni proyectos construidos a base de presentaciones que quedan en el olvido; los onubenses tienen esto muy presente y, quizás por ese motivo, la participación en aquella manifestación, aun siendo positiva, no fue mayor. En cualquier caso, el objetivo principal fue mostrar unidad de instituciones, administraciones, entidad, asociaciones y agentes sociales como promotores e impulsores de un proyecto sólido y real de infraestructuras para Huelva. Y eso se cumplió con creces”.

Así, Quilón insiste en que Huelva necesita “aquella unidad, aquellos objetivos y la filosofía que inició el movimiento por las infraestructuras se mantengan vivos y retomar el grupo de trabajo que creamos para ese fin con nuevas actividades e iniciativas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios