Sustracciones de recién nacidos

SOS Bebés Robados presenta ante el Supremo un recurso trascendental

  • La casación se basa en la vulneración de la tutela judicial y la infracción de ley

  • Un dictamen favorable del Alto Tribunal podría reabrir la vía judicial a los más de 180 casos onubenses

Gabriel Cruz reunido con Esperanza Ornedo, ayer en el Ayuntamiento de Huelva. Gabriel Cruz reunido con Esperanza Ornedo, ayer en el Ayuntamiento de Huelva.

Gabriel Cruz reunido con Esperanza Ornedo, ayer en el Ayuntamiento de Huelva. / H. Información (Huelva)

SOS Bebés Robados ha formalizado ante el Tribunal Supremo el recurso de casación con el que pretende combatir el archivo sistemático de los asuntos judiciales sobre las sustracciones de recién nacidos de la provincia de Huelva. En concreto, las alegaciones del colectivo que representa a más de 180 familias afectadas en territorio onubense ante el Alto Tribunal se centra en la denuncia de la desaparición de un neonato alumbrado en el hospital Manuel Lois en 1992.

El recurso puede ser trascendental para los casos de bebés sustraídos en Huelva, después de que la Audiencia Provincial onubense unificara su criterio hace seis años –en noviembre de 2012– y declarara prescritos todos aquellos procedimientos en los que hubieran transcurrido más de 15 años desde el nacimiento del menor, lo que condenaba a los expedientes a una muerte segura.

El bloqueo judicial a estos temas en Huelva tocó a su fin el pasado julio, después de que el presidente de la Sección Tercera de Huelva, José María Méndez Burguillo, asumiera un voto particular en el que discrepaba con la opinión de sus colegas de cónclave, que este verano volvieron a ratificarse en su idea de que no existe el delito de detención ilegal en los casos de Huelva y que, de existir, está prescrito.

De hecho, para Méndez Burguillo “el delito de detención ilegal es un delito permanente” y, por lo tanto, por el momento no ha caducado. Entiende que el plazo de prescripción se debe mantener con el cronómetro a cero hasta que la víctima tenga conciencia de que lo es, como siempre ha defendido la asociación que representa a los familiares de los niños sustraídos.

El recurso de casación de SOS Bebés Robados Huelva se apoya en dos motivos principales: de un lado, en la vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva y a un proceso con todas las garantías; y del otro, en la infracción de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

La asociación señala en relación al primer motivo que el derecho a la tutela judicial efectiva está presente en la Constitución y que no debemos olvidar que “nuestros casos se archivan sin llevar a cabo ningún trámite legal, ni tan siquiera citar al denunciado, investigar los hechos, sin diligencias policiales... nada”. Sobre el segundo de los motivos afirma que en él se incluye la discrepancia con la prescripción de los delitos.

La relevancia del voto particular de Méndez Burguillo

Hasta ahora los asuntos de Huelva se habían topado siempre con el muro impenetrable de la Audiencia Provincial. El órgano colegiado onubense es independiente y puede discrepar con otras Audiencias sobre un mismo asunto, como es el caso. Corresponde al Tribunal Supremo unificar estos criterios para establecer una doctrina única.

Sin embargo, hasta ahora no existía la posibilidad de acudir al Alto Tribunal para solicitarle que marcara unos principios para toda España. ¿Y por qué? Pues porque la Ley de Enjuiciamiento Criminal no permite el recurso en casación de un auto de archivo de la Audiencia Provincial.

Es decir, que si la Audiencia en cuestión aboca al sobreseimiento a todos los casos, no existe posibilidad alguna de que estos pongan rumbo a Madrid para que los magistrados del Supremo sean los que decidan.Ahora, tras el voto particular de Méndez Burguillo, que diverge de la doctrina de la prescripción del resto de la Audiencia, el camino ha quedado despejado.

La patata caliente está ahora en manos del Supremo y se podrá pulsar, por fin, su opinión sobre el cómputo de la prescripción del delito de detención ilegal.

El abogado de SOS Bebés Robados Huelva, José Luis Orta, destaca que la corriente del Tribunal Supremo en esta materia ha venido a decir que “hasta ahora la incapacidad de acudir en estos casos al Supremo era considerado un error técnico del legislador que confundía apelación con casación”. Sin embargo, desde 2013 el Alto Tribunal “admite la casación como instrumento más apropiado para recurrir el auto que nos ocupa y que afecta además a cientos de familias en España por el asunto de los bebés robados; y si el camino es la casación, la base es la infracción de Ley, que es el eje donde se apoya este recurso que hoy planteamos”, concreta.

La presidenta del colectivo, Esperanza Ornedo, remarca a Huelva Información que el recurso de casación que acaban de presentar “significará un antes y un después para la causa de bebés robados en Huelva”. A ello le suma que “con suerte de ser admitido y resuelto a favor, podría llegar a convertirse en la solución definitiva para la investigación de los bebés robados de España”.Para ella y para sus asociados es “un momento bastante importante el que atravesamos en nuestra lucha, ya que será determinante la decisión que tome el Alto Tribunal”.

Ornedo agrega que ahora “solo cabe esperar que dicte sentencia a favor de quien busca verdad, justicia y reparación; estos delitos no deben prescribir y, mucho menos, cuando el niño robado no ha sido conocedor de los hechos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios