Huelva

WWF constata la alta regeneración de especies un año después del fuego

  • El Fondo Mundial para la Naturaleza propone siete medidas de recuperación y de prevención en el Espacio Natural

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) ha constatado la alta regeneración natural de especies adaptadas al fuego como palmitos, brezos o romeros un año después del incendio de Las Peñuelas, en Moguer, que afectó a 8.500 hectáreas del entorno de Doñana, al tiempo que propone medidas para la recuperación de los bosques.

La organización ha remarcado que en la zona afectada por el fuego, aunque tardará años en recuperarse por completo, "la vida ha brotado con fuerza en los bosques y las dunas del Espacio Natural empujada por las excepcionales lluvias de esta primavera".

La organización señala que la "vida ha brotado con fuerza" gracias a las lluvias primaverales

Sobre el terreno, WWF ha comprobado que las actuaciones de emergencia realizadas hasta el momento por la Junta de Andalucía y el Gobierno de España han sido "adecuadas" y han "evitado impactos mayores" tras el incendio, reduciendo la erosión de las dunas o protegiendo los cauces de arroyos.

WWF recuerda que en la restauración ecológica hay que respetar los tiempos de la naturaleza y ahora es el momento de "plantear" las acciones a medio y largo plazo para restaurar la zona quemada por el incendio.

Un año después del suceso, WWF plantea un paquete de siete medidas para recuperar los bosques de Doñana y que no vuelva a suceder un desastre como el de 2017, entre ellas favorecer la recuperación del bosque mediterráneo autóctono, con un paisaje más diverso y menos vulnerable al paso del fuego que el que existía antes del incendio.

Además, propone actuar también para recuperar el bosque autóctono y diverso en las zonas de pinar del Espacio Natural no afectadas por el fuego, con medidas de gestión y de restauración para reducir el riesgo de futuros grandes incendios y promover una extracción selectiva de la madera quemada en función del riesgo real de plagas, no como medida general para toda la zona quemada.

A esto se suma respetar la regeneración natural de la vegetación en todas las actuaciones, como durante la saca de madera, y sólo plantar en aquellos casos en los que la probabilidad de regeneración sea muy baja o muy lenta; eliminar las especies exóticas invasoras como eucaliptos o chumberas y contar con la participación de todos los sectores implicados.

WWF considera que hay que elaborar un plan de mantenimiento y seguimiento de las actuaciones de restauración a medio y largo plazo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios