bajada de la cinta

La Reina del Conquero llega este domingo a la Catedral

  • La imposición de medallas a los nuevos hermanos y el traslado de la Virgen Chiquita a su paso procesional son los actos más relevantes en la víspera mariana

Como preámbulo de la bajada de la Virgen de la Cinta a la Catedral de Huelva, durante esta mañana y como cada tercer domingo de agosto, en el santuario de la Patrona se celebró ayer la tradicional misa de bienvenida e imposición de la medalla a los nuevos hermanos de la Hermandad de la Cinta. Una jornada, además, en la que al término de esta eucaristía se efectuó el traslado de la venerada imagen mariana a su portentoso paso, obra realizada en 1940 en el taller del orfebre Manuel Seco Velasco.

Numerosos devotos acudieron a la cita con la Virgen de la Cinta que se realiza siempre la víspera a su traslado. Con el santuario decorado especialmente para la ocasión, y como acto previo a la eucaristía, se rezó el rosario en su interior. Durante la ceremonia religiosa tuvo lugar la imposición de medallas a los adultos y niños que desde ya forman parte de la hermandad patronal. Una cantera que, sin duda, preservará en el futuro la devoción cintera.

Hace 25 años San Juan Pablo II oró ante la Virgen de la Cinta en la Avenida de Andalucía

En la homilía, a cargo del rector del santuario, Andrés Vázquez, se aludía a la importancia de este momento para los nuevos hermanos: "La medalla es un orgullo que llevamos en nuestro pecho, que lucimos en ocasiones solemnes, pero que nos debe comprometer con la Virgen durante todo el año".

Y, finalmente, a la conclusión de la eucaristía la Virgen Chiquita fue portada hasta su paso procesional, donde quedó entronizada ante la atenta mirada de los fieles congregados en el interior y en el exterior del santuario.

Con todo ello, en la noche de ayer ya todo estaba listo para que esta mañana, con las primeras luces del día, la Patrona de Huelva recorra El Conquero en busca del corazón de la ciudad. A las 06:00 se celebrará una misa y aproximadamente una hora más tarde partirá la comitiva cintera por la avenida Manuel Siurot rumbo a la Catedral, un templo elegido con motivo del 25 aniversario de la visita papal de San Juan Pablo II a Huelva, el 14 de junio de 1993, una histórica fecha en la que la imagen de la Patrona -obra atribuida a Benito Hita del Castillo, de la segunda mitad del siglo XVIII- presidió en su paso la misa, y ante la cual el Santo Padre se arrodilló y oró.

El itinerario que seguirá el cortejo será la avenida Manuel Siurot, plaza Madame Ivonne Cazenave, Ramón Menéndez Pidal, plaza de la Merce y, finalmente, llegada al templo catedralicio en torno a las 10:30.

Centenares de onubenses acompañarán hoy a la Patrona en su descenso a la ciudad, así como el Coro de Campanilleros de la Virgen de la Cinta, que un año más interpretará coplas y melodías alusivas a la imagen mariana, desde el alba hasta la mañana. Además, durante el recorrido se procederá a la lectura de los misterios del santo rosario en cinco lugares: el santuario, el mirador del Conquero, el Colegio Mayor San Pablo, el Obispado de Huelva y en el monumento al siervo de Dios Manuel Siurot.

Tras la novedad del pasado año, con la bendición del relicario de San Manuel González García -el arcipreste de Huelva-, una obra del taller de orfebrería Hermanos Delgado y regalo de la cuadrilla de hermanos costaleros de la Virgen de la Cinta, en el presente no hay nada destacable. Eso sí, como pudo verse ayer, el respiradero frontal de las andas procesionales de la Patrona lucirá la vara de hermano mayor anudada a dos lazos negros, en señal de luto y recuerdo por el fallecimiento este año de dos históricos hermanos mayores de la Hermandad de la Cinta: Julio Buendía y José Luis Gallardo. El primero de ellos, muerto en febrero, fue hermano mayor desde 1986 a 1999, mientras que el segundo, fallecido el pasado 28 de julio, lo fue entre 2000 y 2005.

Una vez la imagen llegue a la Catedral, la novena en su honor dará comienzo del 28 de agosto al 5 de septiembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios