Huelva

El Puerto de Huelva busca empresas para que se instalen en el centro logístico del frío

  • El plazo para solicitar las concesiones termina el próximo 30 de agosto

  • Las empresas cárnicas y hortofrutícolas son los principales destinatarios

  • El ahorro energético podrá ser hasta del 50%

Imagen de los terrenos donde irá instalado el hub logístico del frío. Imagen de los terrenos donde irá instalado el hub logístico del frío.

Imagen de los terrenos donde irá instalado el hub logístico del frío. / Alberto Domínguez (Huelva)

El Puerto de Huelva abre el concurso para la concesión de almacenes frigoríficos en el Muelle Sur. Se trata de la primera actuación práctica que forma parte de la estrategia de la Autoridad Portuaria para convertir a las instalaciones onubenses en un hub logístico de mercancía refrigerada, un Puerto de referencia en este tipo de transportes. Las naves tendrán acceso a la energía frigorífica de bajo coste que será suministrada desde la planta de Gas Natural Licuado de Enagás que está instalada en terrenos portuarios y que permitirá ahorros del 50 % en los costes energéticos.

El Boletín Oficial del Estado publicaba el pasado lunes la “resolución de la Autoridad Portuaria por la que se anuncia la convocatoria de concurso público para el otorgamiento de una o varias concesiones administrativas con destino a la construcción, explotación de almacenes frigoríficos en el Puerto Exterior de la zona de servicio del Puerto de Huelva”. Las empresas interesadas por instalarse en dicha superficie, tienen hasta el día 30 de agosto a las 14:00 para presentar sus ofertas.

La superficie de unos 45.000 metros cuadrados está situada en el espacio que va desde las vías del ferrocarril que llega hasta el Muelle Sur y las recientemente equipadas instalaciones del Puesto de Inspección Fronteriza, lindantes con la terminal de contenedores del operador turco Yilport.

Ignacio Álvarez-Ossorio presenta los planes de ampliación del Muelle Sur. Ignacio Álvarez-Ossorio presenta los planes de ampliación del Muelle Sur.

Ignacio Álvarez-Ossorio presenta los planes de ampliación del Muelle Sur. / O. L. (Huelva)

El del pasado lunes fue el primero de los pasos dados por la Autoridad Portuaria desde que su Consejo de Administración celebrado el pasado 21 de marzo, aprobara su pliego de condiciones, en lo que se entendió como el pistoletazo de salida para la puesta en marcha de un proyecto que se presentó en sociedad el 8 de mayo del año pasado, cuando los responsables de Enagás, presentaron el proyecto del aprovechamiento del frío fruto del proceso de regasificación del GNL que llega a las instalaciones de la energética.

Enagás pretende junto al Puerto de Huelva, la creación de lo que ha comenzado a denominarse como Ciudad del Frío, un punto estratégico de este tipo de energía, cuyas instalaciones serían ubicadas en una parcela de 8 hectáreas en el Muelle Sur del Puerto de Huelva. Se trata de un proyecto pionero en todo el mundo, ya que sólo en Japón se pueden ver instalaciones parecidas en Tokio y Osaka, con una experiencia de más de tres décadas, aunque en dichas infraestructuras, se utilizan gases que están prohibidos por la legislación comunitaria, como el freón.

Presentación del proyecto de Ciudad del Frío el pasado mes de mayo. Presentación del proyecto de Ciudad del Frío el pasado mes de mayo.

Presentación del proyecto de Ciudad del Frío el pasado mes de mayo. / O. L. (Huelva)

La idea, que partió de Javier Ruesga, un ingeniero de Enagás que a través del programa de “emprendimiento corporativo” (fomentar ideas en la propia plantilla que mejoren el rendimiento de sus procesos) puso en marcha una idea que puede suponer una mejora más que considerable y un ahorro de costes espectacular para las empresas que dependan del frío para el almacenamiento de sus productos.Las potencialidades de la energía utilizada en esas instalaciones (el frío) la hace más que adecuada para las empresas especializadas tanto en productos hortofrutícolas como cárnicos, así como aquellas que comercializan productos pesqueros.

Se trata, básicamente de un intercambio del frío al que se almacena el GNL y que llega a temperaturas de 160 grados bajo cero, a una salmuera (agua con una alta concentración de sal para que no se congele) que es la que a través de unas conducciones no superiores a los 5 kilómetros de distancia de la planta, pueden llevar el frío hasta donde sea requerido a una temperatura que ronda los 36 grados bajo cero, más que suficiente para las demandas de todos los sectores interesados en el mismo.

Los beneficios económicos pueden llegar hasta un 50% en la generación de frío, un 80% en mantenimiento y materiales (ya que no se necesitan instalaciones de ningún tipo) y una reducción de la huella de Carbono hasta un 90%. Valga como ejemplo las estadísticas de la Autoridad Portuaria que en el primer trimestre del año movieron más de 660.000 toneladas de Gas Natural, con unas perspectivas de crecimiento al tener previsto albergar buques con ese combustible que llegarán de Estados Unidos a lo largo del año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios