Pleno Municipal

El Pleno da un impulso al Plan de Emergencias por siniestros químicos

  • La Corporación, unánime, pide que se informe a la población de cómo actuar y que se hagan simulacros

La mesa presidencial durante el pleno ordinario de enero.

La mesa presidencial durante el pleno ordinario de enero. / Alberto Domínguez

El Pleno municipal de Huelva ha unido fuerzas para impulsar la aplicación del Plan de Emergencias ante el riesgo de accidente químico, aprobado en 2017 pero pendiente de su correspondiente revisión este año y, sobre todo, de la implicación de toda la población onubense para que sea efectivo en caso de necesidad.

El Grupo de Mesa de la Ría presentó la moción, aún al calor del siniestro de Tarragona, y todos los grupos la secundaron. Por unanimidad. “Esto no genera alarmismo, es cuestión de seguridad, que la población esté informada y que se eviten bulos”, dejó claro el edil proponente, Francisco Romero. “Y nadie duda –añadió– de la seguridad de las industrias ni de sus planes de seguridad interiores”. Son las propias industrias, convinieron varias intervenciones, las que agradecerán también que se aplique este plan de emergencias.

En principio, explicaron, más allá de que se realice la revisión trianual correspondiente en este 2020, para la que Mesa de la Ría pide la ampliación a todas las factorías implantadas en la avenida Francisco Montenegro, se pretende reclamar a la Junta de Andalucía, administración potestataria, la aplicación del plan en los términos ya recogidos en 2017.

Esto pasaría, de entrada, por la instalación de un sistema de aviso a la población, a través de sirenas en toda la ciudad, y de promover la comunicación directa a todos los onubenses a través de mensajes SMS a sus móviles.

Más necesario, incluso, creen que es la información a todos los vecinos de Huelva sobre el protocolo de actuación según el tipo de incidente que se produzca. “Ahora nadie sabe si debe recluirse en casa, salir a buscar a sus hijos al colegio o alejarse hasta el Parque Moret”, ejemplificó Romero.

El paso siguiente, pero considerado también imprescindible, es la realización periódica de simulacros con la participación de toda la población, para que se ensaye el procedimiento con el que desenvolverse en cada caso.

“Esto va a tranquilizar a la población porque va a saber cómo actuar”, aseguró el concejal Francisco Romero. “Porque un Plan de Emergencias no está para evitar accidentes pero sí para tomar medidas preventivas, para saber cómo actuar y avisarles cuando tengan que hacerlo”.

No faltaron referencias a las denuncias de guardias civiles que prestan servicio en la zona sobre su desconocimiento también de los planes de emergencia vigentes y los protocolos a activar.

Luis Albillo, por parte del equipo de gobierno, se comprometió a instar a la Junta a que ponga en marcha todo lo necesario y “a revisar también nuestras competencias, que algunas tenemos, y lo haremos, como el plan por el riesgo de tsunamis”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios