Huelva

Huelva es la primera capital de España que se prepara para hacer frente a la gran ola

  • El Ayuntamiento y BUSF impulsan el diseño del Plan de Contingencia Municipal contra Tsunamis

Imagen aérea de la capital onubense, con el río Odiel en primer término. Imagen aérea de la capital onubense, con el río Odiel en primer término.

Imagen aérea de la capital onubense, con el río Odiel en primer término. / H. Información (Huelva)

Huelva se prepara para hacer frente a la gran ola, el maremoto que llegará tarde o temprano a nuestra costa. Es la primera capital de provincia de España que ha iniciado el diseño de su Plan de Contingencia Municipal contra Tsunamis, como avanzaron ayer el concejal de Seguridad Ciudadana, Luis Albillo, y el presidente de Bomberos Unidos Sin Fronteras (BUSF) Huelva, Antonio Nogales.

Que la fuerza del maremoto arrasará algún día (de nuevo) la franja litoral onubense "no es ser alarmista", sino realista: al Golfo de Cádiz lo atraviesa una falla con gran actividad sísmica y los tsunamis son fenómenos cíclicos. Desde hace siglos vienen haciendo acto de presencia, el último en 1755.

Así que para no lamentar daños y pérdidas de vidas sin parangón, más vale ser precavidos. "No debemos tener miedo ni sensación de inseguridad; esto es como cuando para prevenir un accidente de tráfico usamos el cinturón de seguridad", indicó Nogales.

El Plan de Contingencia Municipal contra Tsunamis será una herramienta útil que establecerá las pautas de prevención y actuación para evacuar la ciudad en caso de que se produzca el maremoto. Para ello se hará necesario contar con la participación de todos los agentes necesarios para no dejar ni un solo fleco suelto.

Con esta intención se convocará el mes que viene la primera mesa de trabajo del plan, en la que estarán presentes policías y bomberos, sanitarios, técnicos municipales, geólogos de la Universidad de Huelva, el Colegio de Arquitectos o los medios de comunicación, "parte fundamental cuando se produzca una situación de este tipo", ha precisado el presidente de BUSF Huelva.

Esta iniciativa "se incluirá en el Plan de Emergencias Municipal, que debe actualizarse a la realidad de hoy", teniendo en cuenta que data de 2001, apuntó Luis Albillo. El punto de partida de la estrategia antitsunamis fue el I Congreso Internacional de Catástrofes, celebrado el pasado octubre en Huelva. "La ONG es punta de lanza y gran conocedora de los daños y pérdidas humanas" que generan los maremotos por todo el mundo.

Albillo y Nogales, ayer durante la presentación del plan contra tsunamis de Huelva. Albillo y Nogales, ayer durante la presentación del plan contra tsunamis de Huelva.

Albillo y Nogales, ayer durante la presentación del plan contra tsunamis de Huelva. / Alberto Domínguez (Huelva)

Las conclusiones del reciente congreso (que se publicarán próximamente) serán la base del Plan de Contingencia contra Tsunamis de Huelva, pero además los expertos de BUSF pondrán sobre la mesa los informes elaborados por investigadores de la Universidad de Huelva, "de fama internacional, así que esos planes de evacuación y los estudios de zonas inundables ya están hechos", precisó Nogales.

También se tomarán como referencia los planes con los que cuentan localidades portuguesas y países de América del Sur, como Chile, Ecuador o Perú, "con mucha experiencia en esto y de los que estamos recopilando ya información".

La implicación de las administraciones y del ámbito docente será fundamental para implementar una estrategia de estas características. Albillo señaló que "se deben aunar la alerta temprana y la información a la ciudadanía", que debe saber ya desde el colegio cómo comportarse y actuar ante la gran ola.

Antonio Nogales detalló que si en este momento se produjera un maremoto, lo fundamental sería "mantener la calma". Los daños dependerían de la magnitud del terremoto y de la profundidad a la que se produzca. "Podemos disponer de entre 25 y 45 minutos" desde que tiene lugar el sismo hasta que llega la ola.

En caso de que sintamos el temblor, lo más sensato es "actuar autoprotegiéndonos". Con serenidad, debemos proceder a la llamada "evacuación vertical, buscar un sitio elevado y eso en Huelva es fácil", explicó el experto.

Este plan modelo de la capital, del que no se puede aventurar una fecha para el fin de su desarrollo y su puesta en marcha, se pretende exportar a la provincia.

Nogales señaló que "la Diputación de Huelva también está interesada y tenemos que tener en cuenta que Punta Umbría, Ayamonte e Isla Cristina están en gran riesgo". Pero por ahora el Plan de Contingencia Municipal contra Tsunamis es específico para Huelva.

La existencia del polo químico onubense incrementa los riesgos. Por eso se pretende incorporar a las próximas mesas de trabajo a la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas de Huelva (Aiqbe) o al Ayuntamiento de Palos de la Frontera. El presidente de Bomberos Unidos Sin Fronteras destacó que "las empresas del polo están muy interesadas en participar y en tener sus propios planes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios